sábado, 15 de mayo de 2010

Una limosnita por el amor de Dios

De las maravillosas piezas para guitarra de Agustín Barrios Mangoré (1885-1944), compositor paraguayo de origen guaraní y virtuoso de ese instrumento, escuché en vivo una interpretación de la fascinante "Una limosnita por el amor de Dios" por el gran guitarrista David Russell (que estableció su residencia en el área metropolitana de mi ciudad, Vigo, la del “Para Vigo me voy”, de Ernesto Lecuona), una lectura musical que me llegó hasta la médula.

Buscando en YouTube, hallé esa pieza de increíble trémolo (también conocida como "El gran trémolo") por el mismo intérprete escocés, un poco menorquín y, ahora también, galaico. ¡Que la disfruten!

***
Este breve post tiene su origen en otro de mi apreciado Tony Chávez, editado en su estimulante bitácora De médico a cineasta.

3 comentarios:

  1. Precioso. Siento no haberlo visto antes Jose Manuel. Desde luego la guitarra es maravillosa y David Russel magnífico e impecable.

    ResponderEliminar
  2. Así lo creo, Lola MU. El intérprete ideal y la pieza exquisita.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu mencion estimado amigo, te cuento que a mí tambien me atacó la malaria. Ahora me siento más recuperado. Aqui te dejo otro enlace con una obra de Barrios que también transcribi para el piano.

    http://www.youtube.com/watch?v=KWsd7O-Z2uk

    ResponderEliminar