lunes, 9 de agosto de 2010

Servicios sociales



Los servicios sociales son fundamentales para el bienestar social, al igual que los educativos, sanitarios y de prestaciones. Pero a diferencia de estos tres, cuyo cometido es claro (preservar la salud, la formación y la subsistencia de los individuos), las necesidades a las que se dirigen los servicios sociales no siempre están identificadas, si bien su genérico cometido supone proteger o amparar a los individuos que no pueden valerse por sí mismos o carecen de apoyo familiar.

En servicios sociales se está vendiendo más imagen que gestión efectiva, afirman los mismos que critican que la izquierda política practica un socialismo virtual para ricos. Suele ocurrir con los tres pilares básicos de la sociedad –sanidad, educación y justicia–, ensalzados por el mandatario de turno, negando la realidad que reconocía cuando era mero opositor, enarbolando cínicamente la hipócrita bandera de los malos gobernantes.

Con todo, han de reconocerse los avances en la asistencia social, aun lastrada por la imparable burocracia. A pesar de sus deficiencias, los servicios sociales suponen una gran conquista que a través de los tiempos han ido ampliándose en las sociedades avanzadas, desde una beneficencia difusa hasta una asistencia reglada, consecuencia de un derecho de la ciudadanía que contempla el respeto por su dignidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario