jueves, 26 de agosto de 2010

Tics del pensamiento fugitivo 3


Atendiendo a lo dicho en la presentación de los tics del pensamiento fugitivo, os presento aquí la tercera docena.

  • Utilizando hipérboles tratamos de disimular nuestra extrema pequeñez.
  • Es preferible despertar hilaridad efímera que animadversión duradera.
  • Sumido en la introspección, escucho un incesante gorgoteo de arrepentimientos. ¿Cómo cerrar el grifo y no ahogarme?
  • Pasar del egoísmo impenitente a la cotidiana inmolación supone una inflexión neuronal, llanamente un cambio de mentalidad.
  • Hablamos y hablamos, siendo la vida inefable.
  • Estamos sobrados de ínfulas, escasos de deseable modestia.
  • De poco vale que el legislador dicte leyes justas si las sentencias son leoninas.
  • Faltan hombres de empresa y sobran logreros.
  • Despojémonos de dogmas, que encorsetan; viva el librepensamiento, que oxigena.
  • La prudencia y el comedimiento dicen a voces que nos apartemos de decisiones y actitudes maniqueas.
  • El misántropo probablemente lo es por timidez extrema, no por odio a los demás.
  • Los poderes mediatizan nuestro comportamiento; por tanto, imposible ser plenamente libres.

4 comentarios:

  1. Hoy nos has dejado "tarea" a tus seguidores, amigo José Manuel. Aquí hay materia para reflexionar un rato...
    Probablemente, tendré que volver más de una vez a esta entrada.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Desde que en 1997 comencé a escribir estos "tics del pensamiento fugitivo", he vuelto a ellos más de una vez; los he revisado, cuestionado, modificado y aprobado. Surgieron inicialmente como un juego verbal, partiendo de palabras clave y siguiendo un orden alfabético. Pero enseguida supedité la estructura a las ideas.
    Gracias, amigo Francisco, por tu estimulante ponderación.

    ResponderEliminar
  3. Encantada de saludarte de nuevo, José Manuel. Creo que Francisco tiene razón; tienen mucha enjundia (como todo lo que escribes).
    Por cierto que tenemos otra cosa en común; mi niña también se llama Laura pero procuro no referirme directamente a ella en el blog (por los alumnos y demás)
    Bicos.

    ResponderEliminar
  4. Saludos Lola, el gusto es mío al verte por este microespacio no tan enjundioso.
    Bicos.

    ResponderEliminar