domingo, 26 de diciembre de 2010

Amor pleno


No hay nadie más feliz en el mundo
que un hombre que comparte sus sueños
que ríe cuando ríen los otros
que llora cuando hay que llorar.

La vida gira en torno a nosotros
mostrando sus diversos colores
y brota la ternura en los ojos
que antes no sabían mirar.

Yo nunca supe ver en el alma
lo bueno como parte de mí
y ahora que el vacío me abruma
no puedo sin amor ya vivir.

Difícil el descanso en la tierra
es para los comunes mortales
que luchan entre sí inútilmente
e ignoran el mensaje de paz.

Consuelo han de tener los que creen
que todo al final no se acaba
y aguardan el reencuentro algún día
con seres que han querido y no están.

Yo nunca supe ver en el alma
lo bueno como parte de mí
y ahora que el vacío me abruma
no puedo sin amor ya vivir.

(Canción. Febrero de 1998)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada