viernes, 11 de febrero de 2011

¿Por qué no un sistema sanitario mixto?


Los tiempos mudan, y cada vez estoy más convencido de la necesidad de un sistema sanitario mixto, público-privado. La experiencia me lo demuestra. Preferible una aceptación abierta que encubierta (conciertos). Mejor una limpia clarificación que la habitual confusión (seguros privados que no cubren farmacia).

Una reciente notificación recibida, recordando el Decreto 2.065/1974 (¡Franco aún no había muerto!), concretada en la “prohibición de uso de recetas oficiales y solicitud de pruebas procedentes de la medicina privada”, ratifica mi postura.

La crisis lleva a la búsqueda desesperada de apoyos jurídicos para ahorrar como sea, sin pensar en nuestras excluyentes singularidades: atención odontológica, atención podológica, etc. Por eso creo que convendría en Hispania un sistema sanitario mixto. Pero ¡ojo!: limpio y justo. Los tiempos mudan...

O Fortuna, de Carmina Burana, de Carl Orff
O Fortuna /velut luna / statu variabilis, / semper crescis / aut decrescis...
Oh Fortuna / como la Luna / variable de estado, / siempre creces /o desapareces...

2 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo, José Manuel. Tanto con lo que dices como con la claridad con que lo expresas.
    Un solidario saludo.

    ResponderEliminar
  2. Quiero confiar, con optimismo, en cambios que conduzcan a mejoras. Como introduce el Carmina Burana -un canto a la vida-, todo es variable como la Luna.
    Saludos, amigo Francisco, y venturoso fin de semana.

    ResponderEliminar