jueves, 3 de febrero de 2011

Sobre la crisis de la medicina de familia


Mucho se ha hablado en los últimos tiempos de la crisis de la medicina de familia en Hispania. Se palpa un creciente desencanto. Se enturbia el futuro de la especialidad. Y se plantea el cambio de modelo.

El quid de la cuestión parece estar en los orígenes. Así que después de leer un análisis sobre las posibles causas del problema, emití algunas reflexiones al respecto:
  1. La condición de médico de familia (MF) como mero portero del sistema sanitario equivale a nuevo celador y, evidentemente, para un licenciado universitario es frustrante, de ahí que no atraiga nada.
  2. Quizás estamos negando la evidencia de un nuevo tiempo que pronostica la desaparición del MF, que paradójicamente ha ido perdiendo relevancia conforme ha pretendido expandir su campo de acción; de modo que seguramente no faltan médicos generales/de familia, sino que sobran.
  3. El desempeño profesional del MF hispano no parece parangonable con el de otros sistemas sanitarios. Aquí sus funciones son particularmente funcionariales/papeleriles en un desordenamiento asistencial que solapa atención ordinaria y urgente.
  4. El poco –o nulo– interés de los poderes públicos en la Atención Primaria de Salud, y por tanto en dinamizar las funciones propias que entraña la filosofía de la Medicina de Familia, no dejan ninguna puerta a la esperanza: habrá de permanecer como portero u ordenanza del sistema.
  5. No es bueno el enfrentamiento entre los niveles asistenciales primario y especializado, porque el paciente y el sistema sanitario saldrán perdiendo.
  6. Siendo realistas, tal vez sólo quepa esperar la desaparición del MF… o la reconversión (¿utópica?) a médico de cabecera, recuperar su lugar como sanitario integrador y orientador, próximo, humano y relevante.
  7. En un diseño sanitario meramente político, los profesionales no han hecho lo suficiente para reivindicar su papel. Y llorar sin actuar, para que algo mejore, no sirve de nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada