martes, 24 de mayo de 2011

Tres zarzuelas inspiradas en Galicia


Traigo tres números de otras tantas zarzuelas inspiradas en Galicia y creadas por compositores no gallegos: Maruxa, del catalán Amadeo Vives, La chula de Pontevedra, del aragonés Pablo Luna, y La meiga, del vasco Jesús Guridi. A este trío zarzuelístico de sabor galaico, bien podríamos titularlo "morriña, danza y amor". Tres obras que no merecen caer en el olvido.

Maruxa – Nocturno de Pablo “Aquí n´este sitio” (en lengua gallega)
por Carlo Galeffi (grabación histórica)

La chula de Pontevedra – “Ven a bailar mi rapaza” (una auténtica fusión Galicia-Madrid)
por Gregorio Gil, Toñy Rosado y Gerardo Monreal
 

por Alfredo Kraus
(versos cantados en lengua gallega)

3 comentarios:

  1. Es lo primero que escucho hoy, querido José Manuel; ¡que bonito comienzo, todavía no he entrado en clase pero lo haré de excelente humor! Las romanzas zarzueleras me recuerdan siempre a mi padre - absoluto forofo de la zarzuela - y a sus discos de Marcos Redondo, Pedro Lavirgen...De las tres que propones sólo conocía "Maruxa". La grabación de Galeffi me parece deliciosa desde cualquier punto de vista, "La chula de Pontevedra" una simpática fusión, como bien has dicho y el tandem Guridi - Kraus...una maravilla, ¡auténtica obra de meigas!
    Muchas gracias mi galego Doctor.

    ResponderEliminar
  2. Olvidaba decirte (últimamente estoy muy plasta ¿verdad?)que te copiaré la audición de la Chulapa para mostrar a mis chicos cómo puede cambiar el sentido y el contenido de una obra cuando se produce un cambio de compás (ternario = danza o aire galego y binario = castizo chotis) ¡Es un ejemplo perfecto! Gracias de nuevo y castizos bicos!

    ResponderEliminar
  3. De La chula de Pontevedra quería traer el número Romería gallega “Non che canto por cantare”, pero no lo encontré; inexplicablemente, de esta zarzuela sólo existe la muy antigua grabación de Ataúlfo Argenta (a la que pertenece, claro, el obligadamente elegido). En fin, querida Lola, seguiré trayendo joyitas melódicas como éstas.
    Castizos bicos mi madrileña profesora.

    ResponderEliminar