viernes, 10 de junio de 2011

Elīna Garanča, nuevamente

Página oficial de Elīna Garanča 
No puedo resistirme a traer más interpretaciones de mi admiradísima mezzosoprano Elīna Garanča, que actuó recientemente en Santiago de Compostela, en el Auditorio de Galicia, junto a la Real Filharmonía de Galicia dirigida por Karel Mark Chichon. Lamento no haber asistido a ese concierto, en el que cantó El Vito, la Canción española de El niño judío, arias de Ponchielli y Donizetti, la “Canción de Paloma” de El barberillo de Lavapiés, “El cant dels ocells” y cuatro piezas de Carmen de Bizet. Lo dicho, con todos ustedes la sorprendente Elīna Garanča en un recital cronológico…

Ave Maria, de William Gomez - Christmas in Vienna 2007

Panis Angelicus, de César Franck - Dresden Adventskonzert '08

Ave Maria, de Cavalleria rusticana, de Pietro Mascagni – Mainz, 2009


Granada, de Agustín Lara - Silvesterkonzert der Berliner Philharmoniker 2010
(Dir. Gustavo Dudamel)


Antología de Carmen, de Georges Bizet – New Year's Concert 2011
(Dir. Gustavo Dudamel)

4 comentarios:

  1. Es un placer, amigo José Manuel, compartir contigo la admiración por la Garanca (perdón por no ser capaz de escribir correctamente el apellido, porque no sé como poner el signo ortográfico que debe llevar encima la "c"). Yo la conocí a través de Anna Netrebko y, desde entonces, soy el más feliz de los "hilariones" acompañando muchos buenos momentos por estas "Casta y Susana" de lujo.

    La selección de piezas que has hecho me encanta. Mascagni es uno de mis compositores favoritos, pero no conocía ni a William Gómez ni a Franck. La interpretación de la "Granada" de Agustín Lara: insuperable. Y Bizet...

    No sé tú, pero cuando yo era pequeño no tenía música entre las materias escolares. Sin embargo, a los doce o trece años, por suerte, uno de los hermanos de la Salle que tuve como maestro, José Luis Arce, que era profesor de Historia, también era un melómano apasionado y pianista. Organizó, por su cuenta, una especie de "actividades extraescolares" dedicadas a la música. Casi toda la clase se apuntó y, no sé como, consiguió instrumentos de percusión para todos. A cada cual le indicó lo que tenía que hacer y empezó a dirigir "la orquesta" con una grabación del Preludio de "Carmen" de fondo... No te puedes imaginar como disfrutamos...

    Antes de terminar, permíteme desear el mayor éxito a tu coro en esa actuación para la que tanto estáis trabajando. Seguro que así será.

    Un fuerte y "garanciano" abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Primero, querido Francisco, agradecerte tu presencia después de tu provechoso y “santo” viaje. ¿Qué decir de Mascagni y su inmortal “Cavalleria rusticana”? Pues que es pura emoción sonora y sobran las palabras. A William Gómez también yo lo acabo de descubrir. El Panis Angelicus de Franck lo canto con el coro (y en solitario) y es una pura delicia. A Bizet, muerto tan joven, hay que agradecerle que nos haya dejado “la ópera” (“Carmen” viene a ser como “Lo que el viento se llevó” para el cine).

    La “Granada" de Lara, otra sorpresa. Si te gusta esta canción, quizás te interese conocer la impresionante de Fritz Wunderlich (¡en alemán!, y me parece que con otro texto: entenderás “…Sierra Nevada”), otro de mis ídolos canoros. Te dejo enlace:

    http://www.youtube.com/watch?v=SNtA3xetpjg

    ¿Y qué más decir de Elīna Garanča? Esta mujer tiene tal indescriptible encanto que me deja maravillado. No sólo por su hermosa presencia, sino por su naturalidad escénica, nada forzada o artificiosa (algo muy raro en el mundo de la ópera, donde tantos cantantes gesticulan en exceso y no saben qué hacer con los brazos), no reñida con su fuerza expresiva. También porque transmite una proximidad afectiva que la aleja del divismo al uso, que rompe el estereotipo de la frialdad nórdica que tradicionalmente nos han vendido (basta decir que ya se la considera la Carmen de este tiempo convulso) y, por supuesto, por su extraordinaria técnica vocal; su voz es tan cálida, está tan bien timbrada y plena de matices…, en fin, no puedo sino elogiar su calidad singular.

    Te diré además que yo tampoco tuve educación musical (¡cuánto lo lamento!); lo mío es de puritito oído, que diría un mexicano, y supongo que por herencia paterna, por más que en los últimos años me haya adentrado en el solfeo como aficionado. ¡Ah!, y sobre los acentos del nombre de nuestra mezzo, muy fácil: “copiar y pegar”.

    Gracias por tus buenos deseos y otro fuerte y "garančiano" abrazo.

    ResponderEliminar
  3. También yo llego tarde a este despliegue de Elīna Garanča, querido José Manuel. Desde luego, es extraordinaria y es un auténtico placer escucharla en cualquiera de los ejemplos que nos has traído. A mí me gusta especialmente en un vídeo que encontré hace tiempo buscando material, en el que se nos muestra en pleno proceso de grabación. Supongo que lo conocerás pero , por si acaso, te dejo el enlace.

    http://www.youtube.com/watch?v=l_O_85-fYYQ

    Moitos bicos.

    ResponderEliminar
  4. Pues no conocía ese vídeo, querida Lola, y te agradezco la información. Este documento pone de manifiesto la profesionalidad de la artista, el trabajo que hay detrás de las actuaciones aparentemente sin esfuerzo. Se refuerza todavía más mi entusiasmo por esta artista, y más al interpretar al divino Mozart.
    Melódicos besos.

    ResponderEliminar