jueves, 13 de octubre de 2011

Tics del pensamiento fugitivo 9


Atendiendo a lo dicho en la presentación de los tics del pensamiento fugitivo, os presento aquí la novena docena.

  • El enojo es el peor enemigo del entendimiento.
  • Aun nublado luce el cielo estrellado con el contento.
  • Pasó ante mí veloz un pájaro mecánico y lenta una gaviota; pensé entonces: la vida rauda, la muerte dolorosa.
  • Las palabras sencillas se transcriben al incomprensible lenguaje legal para que la justicia sea escabrosa o imposible.
  • Dijo el marxista: todos somos iguales. El jurista: sí, ante la ley. El religioso: ante Dios. Y el realista: todos iguales en la tumba.
  • Para hacer emerger los propios elementos creativos es bueno inspirarse en los ajenos.
  • El hambre es agresiva.
  • Verdaderamente soy contradictorio: mi color es el blanco, pero lo veo todo negro.
  • De nada vale la información si no se quiere recibir el mensaje.
  • El atrevimiento puede ser una forma para vivir del cuento.
  • Hacerse mala sangre desangra lentamente.
  • La bondad aflora natural y se aparta de análisis profundos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada