miércoles, 21 de marzo de 2012

Esa energía curativa…

Marañón dixit:
“Los médicos nos damos cuenta de que hay un margen en torno de cada trastorno, incluso del más orgánico, que solo se deja atacar por la brecha ideal y misteriosa de la sugestión; y que cada médico, aun sabiendo las mismas cosas y empleando las mismas recetas que los demás, lleva consigo una cantidad específica de energía curativa de la que él mismo no se da cuenta y de la que, en definitiva, depende su eficacia, tanto como de su experiencia y de su ilustración.

Y esta fuerza, que no creo deba llamarse extracientífica, depende, en último término, de una sola cosa: del entusiasmo del médico, de su deseo ferviente de aliviar a sus semejantes; en suma, del rigor y de la emoción con que sienta su deber.”
Gregorio Marañón. La medicina y los médicos. Espasa Calpe, Madrid, 1962.
Es incuestionable el poder de la comunicación médica...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada