sábado, 12 de mayo de 2012

Sobre Don Quijote


Como a los músicos, también a los médicos les ha gustado siempre el ingenioso hidalgo. Cuentan que una vez le preguntaron a Thomas Sydenham (1624-1689), al que llamaban "el Hipócrates inglés", y que sentó las bases de nuestra medicina actual: "¿Qué libro tenemos que leer para aprender Medicina?". Y Sydenham respondió: "¡Leed el Quijote!". Esto, dicho por un inglés del siglo XVII nos debe hacer reflexionar... 


AFORISMOS DE "DON QUIJOTE", DE MIGUEL DE CERVANTES (Selección)
Nota: resaltados los médicos (verde) y melódicos (rosa), y otros de este libro inagotable.
Ver también: "Farmacopea en El Quijote" y "Frases célebres del Quijote" (orden abc).

DE LA PRIMERA PARTE (Capítulos)
  • Una golondrina sola no hace verano. (XIII)
  • Bien dicen que es menester mucho tiempo para venir a conocer las personas, y que no hay cosa segura en esta vida. (XV)
  • No hay memoria a quien el tiempo no acabe, ni dolor que muerte no le consuma.
  • Uno de los efectos del miedo es turbar los sentidos y hacer que las cosas no parezcan lo que son. (XVIII)
  • La boca sin muelas es como molino sin piedra, y en mucho más se ha de estimar un diente que un diamante.
  • Quien busca el peligro perece en él. (XX)
  • La codicia rompe el saco.
  • Ese te quiere bien, que te hace llorar.
  • Donde una puerta se cierra, otra se abre. (XXI)
  • Quien canta, sus males espanta. (XXII)
  • ¡Oh memoria, enemiga mortal de mi descanso! (XXVII)
  • La música compone los ánimos descompuestos y alivia los trabajos que nacen del espíritu. (XXVIII)
  • Más vale pájaro en mano que buitre volando. (XXXI)
  • El que luego da, da dos veces.
  • Lo que cuesta poco se estima en menos.
  • Donde reina la envidia no puede vivir la virtud, ni donde hay escasez la libertad. (XLVII)
  • Cada uno es hijo de sus obras.
  • Es mejor ser loado de los pocos sabios que burlado de los muchos necios. (XLVIII)
El bálsamo de Fierabrás
(ver reseña por Antonio Castillo)
DE LA SEGUNDA PARTE (Capítulos)
  • No se escribe con las canas, sino con el entendimiento, el cual suele mejorarse con los años. (Prólogo)
  • La abundancia de las cosas, aunque sean buenas, hace que no se estimen, y la carestía de las malas, se estima en algo.
  • El poeta puede contar o cantar las cosas no como fueron, sino como debían ser; y el historiador las ha de escribir no como debía ser, sino como fueron.
  • Al poseedor de las riquezas no le hace dichoso el tenerlas, sino el gastarlas. (VI)
  • La senda de la virtud es muy estrecha, y el camino del vicio ancho y espacioso.
  • Todos estamos sujetos a la muerte, y hoy somos y mañana no. (VII)
  • Todos los vicios traen un no sé qué de deleite consigo, pero el de la envidia no trae sino disgustos, rencores y rabias. (VIII)
  • Todas las cosas tienen remedio, si no es la muerte.
  • Dime con quién andas, decirte he quién eres.
  • En este mal mundo que tenemos apenas se halla cosa que esté sin mezcla de maldad, embuste y bellaquería. (XI)
  • No hay camino tan llano que no tenga algún tropezón o barranco. (XIII)
  • Si el ciego guía al ciego, ambos van en peligro de caer en el hoyo.
  • No es deshonra llamar hijo de puta a nadie, cuando cae debajo del entendimiento de alabarte.
  • Ni gusto de murmurar, ni consiento que delante de mí se murmure; no escudriño vidas ajenas, ni soy lince de los hechos de los otros. (XVI)
  • Letras sin virtud son perlas en el muladar.
  • Los hijos son pedazos de las entrañas de sus padres, y así se han de querer, o buenos o malos que sean.
  • La valentía es una virtud que está puesta entre dos extremos viciosos, como son la cobardía y la temeridad. (XVII)
  • No hay poeta que no sea arrogante y piense de sí que es el mayor poeta del mundo.
  • No hay regla sin excepción.
  • Procure llevar el segundo premio, que el primero siempre se lleva el favor o la gran calidad de la persona.
  • Triunfan ahora, por pecados de las gentes, la pereza, la ociosidad, la gula y el regalo.
  • El caballero andante ha de ser médico y principalmente herbolario… (XVIII)
  • Que cada uno case con su igual, ateniéndose al refrán que dice: Cada oveja con su pareja. (XIX)
  • La discreción es la gramática del buen lenguaje.
  • La fuerza es vencida del arte.
  • Tanto vales cuanto tienes.
  • Dos linajes hay en el mundo, que son el tener y el no tener.
  • Todos los contentos desta vida pasan como sombra y sueño, o se marchitan como la flor del campo.
  • Estamos todos obligados a tener respeto a los ancianos, aunque no sean caballero. (XXIII)
  • Todo es morir, y acabóse la obra.
  • El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho. (XXV)
  • El tiempo, descubridor de todas las cosas.
  • Para sacar una verdad en limpio, menester son muchas pruebas y repruebas. (XXVI)
  • No te encumbres, que toda afección es mala.
  • Donde menos se piensa se levanta la liebre.
  • Coserse la boca o morderse la lengua antes de hablar palabra que no fuese muy a propósito y bien considerada. (XXXI)
    La música en El Quijote
    (sobre composiciones, ver: "El Quijote y la música")
  • No con quien naces, sino con quien paces.
  • Quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija.
  • Dicen que el que larga vida vive, mucho mal ha de pasar.
  • Por muchas experiencias sabemos que no es menester ni mucha habilidad ni muchas letras para ser uno gobernador.
  • Nadie nace enseñado, y de los hombres se hacen los obispos, que no de las piedras.
  • Del dicho al hecho hay un gran trecho. (XXXIV)
  • Donde hay música no puede haber cosa mala.
  • Un buen corazón quebranta mala ventura.
  • El comenzar las cosas es tenerlas medio acabadas. (XLI)
  • Come poco y cena poco; que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago. (XLIII)
  • Sé templado en el beber, considerando que el vino demasiado ni guarda secreto, ni cumple palabra.
  • Las necedades del rico por sentencias pasan en el mundo.
  • Haceos miel y paparos han moscas.
  • Más sabe el necio en su casa que el cuerdo en la ajena.
  • Más vale mancilla en cara que vergüenza en corazón. (XLIV)
  • No es todo oro lo que reluce. (XLVIII)
  • No seas siempre riguroso, ni siempre blando, y escoge el medio entre estos dos extremos; que en esto está el punto de la discreción.
  • Tarde piache. (LIII)
  • Cuando a Roma fueres haz como vieres. (LIV)
  • Nadie diga desta agua no beberé.
  • El niño ceguezuelo, a quien suelen llamar de ordinario Amor… (LVI)
  • El Amor es invisible, y entra y sale por do quiere.
  • La libertad es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida. (LVIII)
  • Hay dos maneras de hermosura: una del alma y otra del cuerpo.
  • Entre los pecados mayores que los hombres cometen, aunque algunos dicen que es la soberbia, yo digo que es el desagradecimiento.
  • Al enemigo que huye, hacerle la puente de plata.
  • No hay libro tan malo que no tenga alguna cosa buena. (LIX)
  • El principio de la salud está en conocer la enfermedad, y en querer tomar el enfermo las medicinas que el médico ordena. (LX)
  • Las obras que se hacen declaran la voluntad que tiene el que las hace.
  • No se ejecutan bien las venganzas a sangre helada.
  • Más vale buena esperanza que ruin posesión. (LV)
  • Por medio del favor y de las dádivas, muchas cosas dificultosas se acaban.
  • Cada uno es artífice de su ventura.
  • Mucha diferencia hay de las obras que se hacen por amor, a las que se hacen por agradecimiento. (LXVII)
  • Solo una cosa tiene mala el sueño, y es que se parece a la muerte.
  • Para los vencidos, el bien se vuelve en mal, y el mal en peor.
  • Nadie se puede obligar a lo imposible.
I Don Quixote " ( Man of La Mancha )

Vencidos - León Felipe-J.M. Serrat

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada