martes, 5 de junio de 2012

Desfalcos vulgares y engaños




Esta noticia, en principio, solamente nos dice que se trata de una estafa como otras tantas a las que estamos acostumbrados en este peculiar país en que nos tocó vivir.

Pero aparte del vulgar delito de desfalco, me centro en lo esencial: para solucionar un problema buco-dental, necesario para la salud, hay que recurrir obligatoriamente a la asistencia privada, porque el sistema público no la cubre.

El anexo de la noticia es revelador: “la madre tuvo que pedir un crédito de casi 3.000 euros para la atención de su hijo, y después otro similar para acudir a otra clínica”. En otras palabras, en Hispania quienes presumen de tener un sistema ejemplar considera que los problemas odontológicos son secundarios, por eso en la “cartera de servicios sanitarios”  (lo que ofrece el sistema a los ciudadanos) no se incluye la atención buco-dental en toda su amplitud”.

Esta cuestión, reiterativa en este blog, me parece trascendental porque se niega algo básico, que otros sistemas sanitarios europeos así ven, y porque tanto recorte indiscriminado debiera llevar contraprestaciones como ésta. Y como otras que me dejo para otra ocasión.

The Sting (El golpe), música de Scott Joplin con arreglo de Marvin Hamlisch

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada