miércoles, 26 de septiembre de 2012

Las difíciles reuniones de equipo

Fuente: Usuarios y papeles

Las reuniones de equipo profesional, de cualquiera, se convocan inicialmente para entablar el diálogo y el intercambio de ideas. Se realizan con la frecuencia acordada, según las necesidades. Teóricamente con la finalidad de conseguir determinados objetivos. Si el equipo significa trabajar en conjunto, aun con actividades diferentes, mantener su cohesión para alcanzar las metas no es tarea fácil. Entonces, tienen su importancia las reuniones, aunque lo difícil es lograr realmente el diálogo y no una ristra de soliloquios. De ahí la importancia de que se establezcan previamente los puntos a debatir, que se motive a la gente, que se establezcan turnos con tiempos límite y la figura del moderador de la sesión, que puede solaparse con la del jefe de equipo, coordinador o director. De estas premisas habrá de depende el éxito o el fracaso de la reunión de equipo, de cualquiera, y particularmente de profesionales de atención primaria de salud (sobre organización asistencial interna), en las que uno, con el tiempo y las malas experiencias, llega a preguntarse para qué sirven.

En cualquier caso, la tarea del coordinador o director necesita de ensayo…

***

2 comentarios:

  1. Muchos pensamos , querido compañero, que tales reuniones ( no las de sesiones clinicas) son el momento, el lugar y el medio mas adecuado para -a traves de la presión del grupo- "colarnos todos los goles" y manipularnos mejor.
    Si las salas de espera suponen, para los pacientes, el momento mas idoneo para convertirse en masa, las reuniones de equipo lo son para los miembros del idem.

    Bien es verdad que esto no es nada nuevo, ya estaba inventado, porque es a imitación del modelo cubano.

    Aqui coincido con tu preocupación:
    http://humanismomedico.blogspot.com.es/2011/07/para-que-sirven-las-reuniones-de-equipo.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Juan. Lo inteligente es no dejarse meter goles ni manipular, con propio criterio, eludiendo incluso las reuniones que no interesan o que se consideran contraproducentes. Pero, por desgracia, la mayoría traga y comulga con ruedas de molino. Hay muy poca actitud crítica, en gente supuestamente pensante.

      PD.-Puedes comprobar que ya te tenía enlazado ("para qué sirven").

      Eliminar