miércoles, 21 de noviembre de 2012

Intoxicaciones por setas

Setas tóxicas

En tiempo de setas, hemos de recordar la posibilidad de intoxicación por el consumo de ejemplares tóxicos o venenosos, partiendo de la base de que la mayor parte de las especies de setas que podemos encontrar no son ni tóxicas ni comestibles. Para evitar las intoxicaciones por setas, o micetismos (gr. mykées, hongo + ismós, doctrina), habrá entonces que restringir nuestra ingesta a las que son excelentes comestibles, con el debido conocimiento micológico, y rechazando las que son venenosas, algunas de ellas potencialmente mortales.

Tres de las setas más más letales son del género amanita: Amanita phalloides (Cicuta u Oronja verde), Amanita virosa (Amanita maloliente) y Amanita verna (Cicuta blanca). De otros géneros, hemos de tener presentes: Galerina marginata, Cortinarius orellanus y algunas lepiotas.

Veamos en un cuadro las setas tóxicas, resaltando las más peligrosas.


La causa fundamental de los envenenamientos es la ignorancia, el desconocimiento de las especies venenosas, o el error en la recolección (por similitudes morfológicas con especies comestibles). Las setas venenosas contienen toxinas (amatoxinas, phalotoxinas, virotoxinas, orellanina, muscarina, psilocybina…), que provocan desde cuadros gastrointestinales (náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal…) hasta intoxicaciones graves, que pueden producir la muerte por fracaso hepático agudo o insuficiencia renal agudos. Los cuadros clínicos pueden ser de latencia breve (la mayoría no graves) o prolongada (más graves).

Partes de una seta típica
(en este caso una amanita)
CLÍNICA

A) SÍNDROMES DE LATENCIA LEVE (entre 30 minutos y 6 horas tras ingesta):
  1. Gastroenteritis aguda. Nauseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea.
  2. Síndrome delirante (micoatropínico o anticolinérgico; "borrachera por setas"). Estado delirante, con agitación psicomotriz, alucinaciones visuales, ataxia, espasmos musculares y convulsiones, más efectos atropínicos (anticolinérgicos): sequedad de mucosas, enrojecimiento cutáneo, taquicardia, midriasis e hipertermia; muy rara evolución a estupor y coma. Ej. Amanita muscaria, Amanita pantherina.
  3. Síndrome muscarínico (micolinérgico o sudoriano). La estimulación colinérgica produce sudoración profusa, salivación, lagrimeo (síndrome SSL), bradicardia, hipotensión y miosis. Ej. Amanita muscaria, Amanita pantherina.
  4. Síndrome alucinatorio (psicotrópico o narcótico). Cuadro psicótico con alucinaciones, euforia, desorientación temporo-espacial, gran hiperquinesia y debilidad muscular, que suele desaparecer al cabo de 6-24 horas. Ej. Inocybe, Pylocibe.
  5. Síndrome coprínico (de efecto Antabús). Intensa vasodilatación con rubor facial ("flushing"), náuseas, vómitos, sudoración, parestesias, gusto metálico, taquicardia e hipotensión. Ej. Clitocybe, Coprinus atramentarius.
  6. Síndrome hemolítico. Hemólisis masiva que puede conducir a la muerte. Ej. Paxillus involutus.
B) SÍNDROMES DE LATENCIA PROLONGADA (entre 6 y 24 horas tras ingesta):
  1. Síndrome faloidiano, ciclopetídeo o hepatotóxico. El más grave, por toxinas (amatoxinas, falotoxinas y falolisinas) de setas hepatotóxicas: Amanita faloides, Amanita virosaAmanita verna, Galerina marginata y algunas lepiotas. Cuadro gastroenterítico severo que desemboca en un cuadro de deshidratación e insuficiencia renal aguda, y hepatitis tóxica en casos más graves.
  2. Síndrome giromítrico. Muy raro en nuestro medio. Intoxicación por toxina giromitrina de setas hidracínicas: Gyromitra esculenta. Cuadro de dolor abdominal con náuseas, vómitos y diarreas, vértigo y cefalea severa. En casos graves: hemólisis y fallo renal, hepatitis, convulsiones, coma y muerte
  3. Síndrome orellánico, cortinárico o nefrotóxico. Intoxicación por toxina orellanina de setas nefrotóxicas: Cortinarus orellanus y otros cortinarius. Aparición tardía, después de 3 días (incluso 17 días) de ingesta. Cuadro de sed intensa y poliuria, que evoluciona a grave insuficiencia renal (puede haber afectación inespecífica del estado general, debilidad y dolores erráticos). 
Amanita phalloides

Para evitar intoxicaciones, la recomendación más importante sería (*):
  • Nunca consumir setas que no se hayan identificado perfectamente y en caso de duda: ABSTENERSE.
Por otro lado, téngase también en cuenta estas otras advertencias (*):
  • Consumir las setas silvestres comestibles con moderación y no en crudo, como un alimento de temporada para disfrutar en algunas ocasiones.
  • Diversas especies son alergénicas e indigestas para algunas personas o pueden contener contaminantes no deseables.

TRATAMIENTO

El tratamiento de las intoxicaciones por setas pasa por:
  • Reposición hidroelectrolítica.
  • Lavado gástrico; administración de carbón activado (agente adsorbente: previene absorción de veneno en estómago).
  • Tratamiento de agitación psicomotriz: sedación con diazepan o clorpromacina, vía parenteral.
  • Tratamiento de signos anticolinérgicos [síndrome delirante o micoatropínico] con fisostigmina, vía endovenosa.
  • Tratamiento de signos colinérgicos [síndrome muscarínico o micolinérgico] con atropina, vía endovenosa.
  • Otros tratamientos: vitamina C (factor "redox"), vía endovenosa, y evitación de alcohol [síndrome coprínico]; tratamiento sintomático y de soporte, con atención a función renal; tratamientos específicos de síndromes de latencia prolongada.
***
Enlaces

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada