lunes, 17 de diciembre de 2012

Coherencia en la privatización


He leído esta opinión en un foro médico...
Coherencia en la privatización, que no se olviden de sí mismos
Los políticos electos son todos funcionarios, pues a la función pública se dedican y cobran de los fondos públicos, del Presupuesto. 
Todos son funcionarios interinos, ya que duran cuatro años. 
Algunos parecen "de carrera" pues de cuatro en cuatro años viven electos la vida entera. 
Otros, incluso, son funcionarios "de verdad" y están en excedencia.
Pues bien, que se apliquen a sí mismos las privatizaciones y recortes que aplican al resto de los funcionarios.
Si tienen sed de privatizar que privaticen el Gobierno y el Parlamento (estatales y autonómicos) y el Senado, y los Ayuntamientos, Diputaciones y demás.
Que saquen a concurso su gestión y que les cambien el salario, el horario, los privilegios  y las condiciones de trabajo a presidentes, ministros-consejeros, diputados, senadores, alcaldes, concejales, etc.
Que no se frenen, que sean consecuentes. 
Que privaticen, además, la Moncloa y demás palacetes de presidentes y otros. 
Que sean coherentes en sus prácticas e ideas.
¿No dicen que la gestión privada es más eficiente y que ahorra? ¡Pues que ahorren, que ahorren!
Nosotros somos el tribunal de oposición que los elige, y luego la gestión es privada.
Eso no cambia el contrato, ¿no?.
... y digo ¡Amén!

4 comentarios:

  1. Amigo José Manuel, cada vez que oigo la palabra privatización ligada a la Seguridad Social y más concretamente a la Sanidad, me echo a temblar.
    Sin embargo hoy me he acercado a tu blog, principalmente, para desearte a ti y a tus lectores unas FELICES FIESTAS en compañía de la Familia.
    Salud(os).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Últimamente no dejamos de temblar... o de crisparnos.
      Mi deseo de Felicidad también para ti y los tuyos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Eduardo Galeano (Uruguay, 1940)
    “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo”.
    Desde Madrid, os deseo suerte y coraje para el próximo año.

    ¡ VAMOS ¡
    ¡ VAMOS VAMOS ¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que vamos a necesitar más que suerte, Concha.
      En este final de año tengo una necesidad febril de editar entradas; creo que el ambiente enrarecido me sirve de acicate.
      Gracias.

      Eliminar