martes, 4 de diciembre de 2012

La importancia de la salud



En la prensa diaria siempre hay noticias sobre la salud. En radio y televisión se tocan todos los días asuntos sobre la salud. Las conversaciones en la calle tratan mayormente sobre la salud. “Salud, dinero y amor”, dice la popular canción, yendo por delante la salud. En la correspondencia tradicional por carta, se solía comenzar con un “esperamos que estéis bien de salud”. Si una persona le manifiesta su mejor deseo a otra, le desea mucha salud. Al precavernos de un daño, nos estamos curando en salud. Al brindar, lo hacemos con la expresión “¡a tu salud!" Incluso si el vecino estornuda le decimos "¡salud!" Diferentes organismos apelan habitualmente al estado de salud. Cuando alguien se ausenta de un deber social, trata de escudarse en un problema de salud. Se requieren continuamente, y abusivamente, certificados de salud. Se cacarea sobre el derecho a la salud. Es evidente que lo que más importa es la salud (antes que nada, la salud). Todo parece girar en torno a la salud. Y se demandan continuamente servicios de salud. Por ello, no parece cuestionable la importancia de los profesionales que velan por la salud... Entonces, queridos amigos, ¡a vuestra salud!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada