viernes, 30 de noviembre de 2012

Música para las vacas

Fuente

No sé si las vacas darán más leche escuchando música, y en especial la de Mozart ("Efecto Mozart"), pero a tenor de las imágenes del vídeo parece que les gustan los sonidos melodiosos y el ritmo del jazz. Se diría que escuchan con gran atención y que disfrutan enormemente, porque mueven complacidas las orejas y el rabo.

Jazz para las vacas

jueves, 29 de noviembre de 2012

Por la libre expresión del pensamiento crítico


La libre expresión del pensamiento crítico no es un lujo, es una necesidad

A nadie se le escapa que vivimos momentos grises. No solo porque la coyuntura económica es del todo desfavorable, sino porque los mediocres triunfan y la libre expansión del pensamiento es cada vez más difícil. Todo atisbo de crítica es vivida como un ataque a la necesaria unidad para superar la crisis y toda representación irónica de la realidad es tachada inmediatamente de ofensiva.

El uso de las redes sociales, y especialmente de los blogs, se propagó en nuestro país con la promesa explícita de constituir un paraíso para la divulgación abierta del conocimiento y las opiniones libres. Sin embargo, en los últimos años parece que esta idea está perdiendo fuelle. Cada vez resulta más difícil encontrar tribunas verdaderamente independientes y críticas donde fluyan e intercambien sin barreras pareceres y discursos variopintos sin que ésto suponga agravios o se alimenten recelos.

El blog Saludyotrascosasdecomer nació hace 4 años, en el otoño de 2008. Han pasado por él 11 plumas (¿o podríamos decir más bien “teclados”?) diferentes, de 4 países distintos, y con 1317 entradas es uno de los blogs con más solera de la blogosfera sanitaria española. Uno de sus espacios más emblemáticos, el título de “El empleado del mes”, ha distinguido puntualmente a 31 figuras destacadas del panorama sanitario, social y político de todo el planeta, siempre con sorna y sana intención crítica. Entre ellos a ex-ministros como Bernat Soria y Trini Jiménez, expresidentes de CCAA como Esperanza Aguirre y Fernández-Vara, así como a la plana mayor del Servicio Extremeño de Salud (gerentes y varios directores y subdirectores incluídos). No faltó a la cita la mismísima directora de la OMS, el virus de la gripe A ni el propio Papa Ratzinger. Todos han acogido los premios con deportividad, o al menos no tenemos constancia de lo contrario... Sin embargo, el gris y desalentador panorama han mermado la mordacidad e irreverencia del blog en los últimos meses. Pero ha sido precisamente el último premiado con el distinguido título de empleado del mes el que ha terminado de dar la puntilla al blog que tuvo el honor de glorificar su figura.

Hace ahora justo un año tuvo lugar en Plasencia la representación de una obra de teatro, adaptación de la obra “Knock y el triunfo de la medicina”. La obra fue realizada íntegramente por profesionales sanitarios desde el principio hasta el final, sin un euro de presupuesto y siempre fuera del horario laboral, y fue un rotundo éxito en todos los sentidos. Se trata de una sátira de los procesos de medicalización de la vida aderezado con un fino humor francés. Pero no todos supieron captar la esencia de la obra ni sus sutiles ironías; de hecho, un delegado sindical trató por todos sus medios parar la obra antes de su estreno. Dicha actitud fue merecedora, como no podía ser de otra manera, de un nombramiento unánime de “Empleado del mes”. Pero dicho galardón no ha sido del agrado del agraciado, el cual, un año después, no sólo ha devuelto el título, sino que ha amenazado con tomar acciones legales en caso de no retirar la entrada, rechazando incluso una oferta de réplica pública sin censura. Tales presiones, en un contexto de percepción de ausencia de la suficiente libertad como para seguir por la línea de mordaz humor característica del blog, han desencadenado el cierre de saludyotrascosasdecomer.

Se trata de un hecho puntual que afecta a un solo blog, cierto; la desaparición de un blog libre no es nada, cierto. Muchos pueden pensar que es solo un mal menor, que hay cosas que están pasando que son mucho más importantes y trascendentales. Cierto. Pero no podemos permitirnos que haya quienes consideren que pueden tener la capacidad de corregir, reprobar o  impedir la libre expresión, ya sea ejercida a través de un blog o de una obra de teatro o de un artículo de prensa, y que todos los que le rodeen se lo permitan, o lo jaleen o sencillamente miren para otro lado. No es ningún lujo poder tener independencia para pensar y poder expresarlo, con humor, ironía y sentido crítico. Es una necesidad. Una sociedad moderna que aspire a disponer de un capital social rico debe cuidar, y no perseguir, a los que contribuyen a nutrirla de una sana capacidad de reírse de ella misma y que animen a construir ideas que permitan elevarla intelectualmente. Los que firmamos esta tribuna compartimos esos ideales. Por eso estamos aquí, visibles, y despiertos.

Gracias.

La entrada desencadenante del cierre de saludyotrascosasdecomer: Empleado del mes, Jesús Quijada Hernández.

(Este es un escrito colectivo en pos de la libertad de expresión)

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Toti Soler, el sonido de las entrañas

Fuente

Hijo de la década de los cincuenta, aunque su nacimiento se adelantó seis meses, Jordi Soler i Galí, artísticamente Toti Soler (Vilassar de Dalt, Barcelona; 7 de junio de 1949), no tardó en ambientarse musicalmente en el seno familiar, ya que su padre, Jordi Soler Bachs, era compositor, y le familiarizó con el que habría de ser su instrumento, la guitarra. Pero antes hubo de pasar por el Conservatorio Superior de Música de Barcelona, relacionándose con músicos de prestigio, como el maestro Tarragó o el compositor Joan Guinjoan.

En la década de los sesenta, con el auge de la canción melódica comercial, formó parte del grupo Pic-nic, hecho que habría de quedar como recuerdo anecdótico en la brillante carrera de este músico catalán que hallaría su estilo definitivo como guitarrista. Experimentó con sonidos eléctricos en el grupo OM, paradigma de la llamada música progresiva, donde se revela como un buen músico de rock (el mejor testimonio es el disco Dioptría de Pau Riba, que tuvo a esa formación como acompañamiento), que nos sitúa en los primeros años setenta. Continuó su trayectoria acompañando a voces con nombre propio, como Pi de la Serra, Mª del Mar Bonet y, sobre todo, Ovidi Montllor, ligado a la Nova Cançó.

Entró en la llamada “música laietana”, que surgió en los setenta con grupos como la Orquesta Mirasol o Música Urbana, llegando a ser considerado por la prensa especializada como el líder indiscutible de esa nueva música. Después de realizar estudios en el Spanish Guitar Center de Londres, en 1969, desarrolló un estilo personal basado en una técnica híbrida entre la música clásica, el flamenco y el jazz, a partir de su carrera en solitario iniciada en 1972 con el disco Liebeslied, hasta consagrarse como un maestro de la guitarra. Del mundo del jazz, sintió admiración por Miles Davis, a quien vio actuar en varias ocasiones, y del flamenco aprovechó su relación con Diego el del Gastor. Además, se desplazó a Andalucía para vivir la vitalidad artística de esa música con duende y beber de la fuente de grandes guitarristas flamencos.

Vida secreta

Como músico plenamente desarrollado, acompañó regularmente a Ovidi Montllor desde 1974. Individualmente, alcanzó gran prestigio en Suiza e Italia, en donde se reveló como músico de cine al componer la banda sonora de la película Il viaggiatori della sera, de Ugo Tognazzi. En la década de los ochenta colaboró con el cantor francés Léo Ferré. En 1984 participó en la “Bienal de Arte Flamenco de Sevilla”, y unos meses antes en el “III Ciclo de Guitarra de Xuventudes Musicais de Vigo”, liderando un trío integrado por los también guitarristas Feliu Gasull y Pedro J. González, compartiendo cartel, entre otros virtuosos de la guitarra, con Paco de Lucía.

En 2005 recibió el Premio Nacional de Música de Cataluña por sus discos L'arxiver de Tortosa, Racconto y Guitarra i cançons", y en 2006 fue galardonado con la Creu de Sant Jordi. De su discografía, aparte de los discos referidos, podemos destacar títulos como Laia, Lonely Fire, Epigrama, Supernova, Lydda (un disco excepcional y reconocido por la crítica). Toti Soler es el máximo representante de la guitarra en Cataluña. Ha acompañado, o mejor colaborado, con diferentes cantores, pero debe significarse que también él se expresa vocalmente, poniendo a voz a sus propias composiciones y a las de otros autores, entre ellos su padre.

Em dius que el nostre amor / Petita i blanca



Nota.-Este texto está basado en un artículo sobre Toti Soler y su disco Lydda de Xoan Manuel Estévez, crítico musical, publicado en el Nº 1 de la revista "World Music", de abril-mayo de 1996. Reproducido con permiso del autor.
***
A continuación, una entrevista a Toti Soler en la que  el músico expresa su sentir por música en general y la guitarra en particular.

A Solas con Toti Soler
 …el sonido de las entrañas… la parte popular y la parte culta... la guitarra clásica y el descubrimiento del flamenco… combinación de técnicas clásica y flamenca… tocando con grupos de jazz... la India para aprender más… lo importante de tener un estilo propio… vida independiente, solitaria… la inspiración como un milagro… música para la obra de Chejov... la influencia de todas las músicas que nos rodean… el deseo de ser músico…

domingo, 25 de noviembre de 2012

Antiguo pensamiento de rabiosa actualidad

Fuente: whitehouse.gov/about/presidents/thomasjefferson

"Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecerán en torno a los bancos privarán a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, enseguida por la recesión, hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron."

Thomas Jefferson (1743-1826), 
tercer presidente de Los Estados Unidos, erudito y polímata.

viernes, 23 de noviembre de 2012

Del arte de envejecer

Andropausia, ¿el climaterio masculino?

(Texto extraído de un foro médico, con el título de arriba)
Hace poco leía acerca de la andropausia; y de tantas cosas para medicalizar la vida diaria... 
Por mi parte, he comprobado que soy anciano... y no me importaAl subir a un ómnibus, me ofrecen el asiento, incluso señoritas que sonríen afablemente, y me dicen, “¡siéntese abuelo!”. Repito cosas que dije hace apenas un rato, y ni me doy cuenta. Tengo que planificar mis itinerarios de manera de contar con algún baño en un radio temporal de no más de dos horas. No tengo problemas con la "letra chica" de contratos, avisos de riesgo, detalle de contenidos de alimentos y otras. De entrada nomás, solicito que me las lean (aclaro que no traje los anteojos). En el Banco, me hacen pasar primero (en realidad, me envían a la fila de jubilados). Repito cosas que dije hace apenas un rato, y ni me doy cuenta. En lo sexual, se me amplió el rango de preferencias (ahora abarca mujeres de 18 a 65 años); aunque el contacto se limite a una sola (mi esposa). El resto, como mirar los autos de un catálogo. Eso, en la práctica, me evita tensiones, y la necesidad de pastillitas azules. Por las mañanas, no tengo nada que hacer realmente, pero me despierto y me levanto a la salida del sol. No me importan más los protocolos; ni la moda; y puedo vestirme con lo que mejor se adapte a la temperatura ambiente, y al uso en exteriores o interiores. 
Debo haber pasado por la andropausia en algún momento... o no. No me he hecho estudios; ni he sentido sintomatología preocupante. Ta vez sea como mi codo fracturado, que en las radiografías de control se ve artrodesado; pero que la única molestia real (aparte de algún dolor por sobrecarga) es que me cuesta manipular las tostadas con dulce (no así por ejemplo galletitas, maníes, vasos y cubiertos). Referencia al Kamasutra y otras fuentes: hay algunas cosas que no puedo hacer ahora... pero tampoco hace 20 años. Para encuadres filosóficos, sugiero a Lin Yu Tang. Para el cotidiano devenir, recomendaría no acercarse a las consultas por internet... Todos los sitios me redirigen a instituciones que "se dedican con profesionalidad a solucionar los problemas". Y a los médicos, solo visitarlos para compartir un café o una cerveza... ya se sabe que si los visito en consultorio me lo prohibirían.
Una visión sonriente de la entrada a la vejez en el hombre, y de la andropausia. Veamos un vídeo al respecto…

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Intoxicaciones por setas

Setas tóxicas

En tiempo de setas, hemos de recordar la posibilidad de intoxicación por el consumo de ejemplares tóxicos o venenosos, partiendo de la base de que la mayor parte de las especies de setas que podemos encontrar no son ni tóxicas ni comestibles. Para evitar las intoxicaciones por setas, o micetismos (gr. mykées, hongo + ismós, doctrina), habrá entonces que restringir nuestra ingesta a las que son excelentes comestibles, con el debido conocimiento micológico, y rechazando las que son venenosas, algunas de ellas potencialmente mortales.

Tres de las setas más más letales son del género amanita: Amanita phalloides (Cicuta u Oronja verde), Amanita virosa (Amanita maloliente) y Amanita verna (Cicuta blanca). De otros géneros, hemos de tener presentes: Galerina marginata, Cortinarius orellanus y algunas lepiotas.

Veamos en un cuadro las setas tóxicas, resaltando las más peligrosas.


La causa fundamental de los envenenamientos es la ignorancia, el desconocimiento de las especies venenosas, o el error en la recolección (por similitudes morfológicas con especies comestibles). Las setas venenosas contienen toxinas (amatoxinas, phalotoxinas, virotoxinas, orellanina, muscarina, psilocybina…), que provocan desde cuadros gastrointestinales (náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal…) hasta intoxicaciones graves, que pueden producir la muerte por fracaso hepático agudo o insuficiencia renal agudos. Los cuadros clínicos pueden ser de latencia breve (la mayoría no graves) o prolongada (más graves).

Partes de una seta típica
(en este caso una amanita)
CLÍNICA

A) SÍNDROMES DE LATENCIA LEVE (entre 30 minutos y 6 horas tras ingesta):
  1. Gastroenteritis aguda. Nauseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea.
  2. Síndrome delirante (micoatropínico o anticolinérgico; "borrachera por setas"). Estado delirante, con agitación psicomotriz, alucinaciones visuales, ataxia, espasmos musculares y convulsiones, más efectos atropínicos (anticolinérgicos): sequedad de mucosas, enrojecimiento cutáneo, taquicardia, midriasis e hipertermia; muy rara evolución a estupor y coma. Ej. Amanita muscaria, Amanita pantherina.
  3. Síndrome muscarínico (micolinérgico o sudoriano). La estimulación colinérgica produce sudoración profusa, salivación, lagrimeo (síndrome SSL), bradicardia, hipotensión y miosis. Ej. Amanita muscaria, Amanita pantherina.
  4. Síndrome alucinatorio (psicotrópico o narcótico). Cuadro psicótico con alucinaciones, euforia, desorientación temporo-espacial, gran hiperquinesia y debilidad muscular, que suele desaparecer al cabo de 6-24 horas. Ej. Inocybe, Pylocibe.
  5. Síndrome coprínico (de efecto Antabús). Intensa vasodilatación con rubor facial ("flushing"), náuseas, vómitos, sudoración, parestesias, gusto metálico, taquicardia e hipotensión. Ej. Clitocybe, Coprinus atramentarius.
  6. Síndrome hemolítico. Hemólisis masiva que puede conducir a la muerte. Ej. Paxillus involutus.
B) SÍNDROMES DE LATENCIA PROLONGADA (entre 6 y 24 horas tras ingesta):
  1. Síndrome faloidiano, ciclopetídeo o hepatotóxico. El más grave, por toxinas (amatoxinas, falotoxinas y falolisinas) de setas hepatotóxicas: Amanita faloides, Amanita virosaAmanita verna, Galerina marginata y algunas lepiotas. Cuadro gastroenterítico severo que desemboca en un cuadro de deshidratación e insuficiencia renal aguda, y hepatitis tóxica en casos más graves.
  2. Síndrome giromítrico. Muy raro en nuestro medio. Intoxicación por toxina giromitrina de setas hidracínicas: Gyromitra esculenta. Cuadro de dolor abdominal con náuseas, vómitos y diarreas, vértigo y cefalea severa. En casos graves: hemólisis y fallo renal, hepatitis, convulsiones, coma y muerte
  3. Síndrome orellánico, cortinárico o nefrotóxico. Intoxicación por toxina orellanina de setas nefrotóxicas: Cortinarus orellanus y otros cortinarius. Aparición tardía, después de 3 días (incluso 17 días) de ingesta. Cuadro de sed intensa y poliuria, que evoluciona a grave insuficiencia renal (puede haber afectación inespecífica del estado general, debilidad y dolores erráticos). 
Amanita phalloides

Para evitar intoxicaciones, la recomendación más importante sería (*):
  • Nunca consumir setas que no se hayan identificado perfectamente y en caso de duda: ABSTENERSE.
Por otro lado, téngase también en cuenta estas otras advertencias (*):
  • Consumir las setas silvestres comestibles con moderación y no en crudo, como un alimento de temporada para disfrutar en algunas ocasiones.
  • Diversas especies son alergénicas e indigestas para algunas personas o pueden contener contaminantes no deseables.

TRATAMIENTO

El tratamiento de las intoxicaciones por setas pasa por:
  • Reposición hidroelectrolítica.
  • Lavado gástrico; administración de carbón activado (agente adsorbente: previene absorción de veneno en estómago).
  • Tratamiento de agitación psicomotriz: sedación con diazepan o clorpromacina, vía parenteral.
  • Tratamiento de signos anticolinérgicos [síndrome delirante o micoatropínico] con fisostigmina, vía endovenosa.
  • Tratamiento de signos colinérgicos [síndrome muscarínico o micolinérgico] con atropina, vía endovenosa.
  • Otros tratamientos: vitamina C (factor "redox"), vía endovenosa, y evitación de alcohol [síndrome coprínico]; tratamiento sintomático y de soporte, con atención a función renal; tratamientos específicos de síndromes de latencia prolongada.
***
Enlaces

martes, 20 de noviembre de 2012

Sobre la libertad


Sobre la libertad, a la que ya hemos proclamado nuestro canto, la historia ha hecho correr ríos de tinta, dejando frases lapidarias que la ensalzan como el mayor don de los hombres, que la consideran gran quimera, que la hacen dependiente de los otros o de las circunstancias, que la tienen por fruto de nuestra propia esencia… Valgan algunos dichos que revelan las mil caras de la libertad.



  • La libertad está en ser dueños de la propia vida. (Platón)
  • ¿Quién es libre? Sólo el que sabe dominar sus pasiones. (Quinto Horacio Flaco)
  • Para ser libres hay que ser esclavos de la ley. (M. T. Cicerón)
  • Nadie puede ser perfectamente libre hasta que todos lo sean. (San Agustín)
  • La libertad es, en la filosofía, la razón; en el arte, la inspiración; en la política, el derecho. (Víctor Hugo)
  • La libertad consiste en poder hacer lo que se debe hacer. (Montesquieu)
  • La libertad no puede ser concedida, tiene que ser conquistada. (M. Stirner)
  • Si el siglo XVIII proclama la libertad de pensar, el XIX proclama la libertad de sentir: he ahí el significado del Romanticismo. Las dos componen la libertad del hombre. (?)
  • El hombre ha nacido libre y por doquier se encuentra sujeto con cadenas. (Rousseau)
  • La libertad es un lujo que no todos pueden permitirse. (O. von Bismark)
  • Dando libertad a los esclavos la aseguramos a los libres. (A. Lincoln)
  • Mi libertad se termina donde empieza la de los demás. (J. P. Sartre)
  • No existe la libertad, sino la búsqueda de la libertad, y esa búsqueda es la que nos hace libres. (C. Fuentes)
  • La libertad abstracta, al igual que otras simples abstracciones, no puede ser encontrada. (E. Burke)
  • Nadie es libre si no es dueño de sí mismo. (Epicteto)

"Born Free" (Nacida libre), del film del mismo nombre
por Matt Monro

viernes, 16 de noviembre de 2012

Comunicación médica en la Red

Fuente

(Resumen adaptado de entrevista al doctor Salvador Casado)

La Red parece hoy en día un cajón de sastre donde se vuelcan todo tipo de contenidos, sin que los motores de búsqueda del principal buscador, Google, sean capaces de discriminar entre la información de salud de calidad y la que no la tiene [peligro: "Cibercondria"]. Por esta razón, los profesionales sanitarios deberían aprender a utilizar los "social media", es decir, las redes sociales y los blogs, entre otras herramientas, para informar y comunicarse con sus pacientes. Los "social media" son herramientas cuyo trasfondo es convertir Internet en una red social, lo que implica una nueva filosofía y un nuevo concepto de comunicación.

La comunicación digital en salud todavía está empezando. Aún hay médicos y profesionales muy reacios al cambio. Este paso genera resistencia entre la comunidad médica porque implica tener una exposición pública que supone más riesgo personal. Hay dos grandes tipos de aplicaciones, de un lado, para la relación entre los propios profesionales, a los que hasta ahora les ha costado comunicarse entre sí: los cardiólogos no hablaban con los endocrinos ni con los médicos de familia, ni estos con otros especialistas. La comunicación estaba muy atomizada. El primer eslabón ha sido Twitter que, por primera vez, ha permitido tender puentes entre los profesionales (especialistas, enfermeros, etc.) e impulsar proyectos colaborativos. Y, de otro lado, para el usuario son vitales, pues también han posibilitado la creación de puentes.

En la consulta no se dispone de demasiado tiempo… Todo lo que sean fotos o vídeos llega más fácilmente. Estamos aprendiendo a transmitir mensajes sencillos y asequibles. Los pacientes con una mayor sensibilidad hacia Internet son los que tienen problemas importantes o que los viven con mucha angustia, ya sea esta una enfermedad crónica o aguda, y buscan mucha información y la reclaman a su médico personal, de familia. Proporcionarle información de calidad disminuirá la angustia de un paciente preocupado y de su cuidador. Los profesionales sanitarios informamos y debemos ser cada vez más gestores de la información en salud, ya que los motores de búsqueda no son capaces de discriminar bien entre la de calidad y la que no lo es: intoxica por exceso de información. Esta "infoxicación" produce un gran dolor y agobio.

Las redes sociales nos llevarán hacia una mejor comunicación entre los profesionales y entre estos y los pacientes. No son la panacea, no arreglarán la sanidad ni sus problemas estructurales pero, como herramienta, permiten llegar más lejos. Son una filosofía más que una herramienta y los que trabajamos con ellas vemos que podemos ayudar a los pacientes.

jueves, 15 de noviembre de 2012

Sobre la fiebre


Continuando con la educación sanitaria (educación para la salud) mediante la intervención directa de los folletos informativos, nos centramos hoy en la fiebre, siguiendo el orden establecido de significado, importancia, actuación, medidas improcedentes, uso de servicios de salud y otras consideraciones. Espero que les sea de utilidad a los lectores de este blog.


Fuentes diversas
(pinchar para ampliar imágenes)

*** 
Enlaces

Los beneficios de la fiebre, Dr. Giordano Pérez Gaxiola
El termómetro maldito y la madre que lo parió, Dr. Jesús Martínez Álvarez
"Hemos desarrollado un pánico a la temperatura elevada, como si la fiebre matara o algo parecido. La fiebre es nuestro mecanismo de defensa, la fiebre mata gérmenes (…)"
¿Vale de algo bajar la fiebre?, blog del doctor Salvador Casado
"Fiebre menor de 39º en niños sanos generalmente no requiere tratamiento. La terapia antipirética no cambia el curso de las enfermedades infecciosas."

martes, 13 de noviembre de 2012

Cunqueiro, mago de la palabra

Fuente: Wikimedia

Mil primaveras máis para a lingua galega 
(Mil primaveras más para la legua gallega / 
A thousand springs more for the Galician language). 
A. Cunqueiro.

El escritor gallego Álvaro Cunqueiro (1911-1981) fue un mago de la palabra, un delicadísimo poeta y narrador, neotrovodar y vanguardista, profundamente imaginativo y verdadero creador del realismo mágico, además de periodista, gozador de la vida y experto gastrónomo, a quien a juicio de Gabriel García Márquez habría que haberle otorgado el Premio Nobel de Literatura. Su obra poética y narrativa tiene una frontera marcada por la Guerra Civil. Es autor en lengua gallega de poemarios en un estilo vanguardista, como Mar ao norde (Mar al norte) y Poemas do si e do non (Poemas del sí y del no); de novelas relevantes, como Merlín e familia e outras historias (Merlín y familia y otras historias), As crónicas do sochantre (Las crónicas del sochantre) y Se o vello Simbad volvese ás illas (Cuando el viejo Simbad vuelva a las islas). También de libros de relatos como Xente de aquí e de acolá (Gente de aquí y de allá) y, una obra que nos toca en lo profesional, Escola de menciñeiros (Escuela de curanderos). Y de obras de teatro, destacando O incerto señor don Hamlet, príncipe de Dinamarca. Sus creaciones literarias rezuman ternura y fino humor.
***
Dejo enlaces a artículos sobre su figura:
Álvaro Cunqueiro o la teatralización de lo literario, por Alfredo Rguez López-Vázquez
Cunqueiro, el piel roja de Mondoñedo, por Antonio Paniagua
Cunqueiro: cien años de soledadpor Miguel Somovilla
Álvaro Cunqueiro, del cuco al twitter, por Miguel González Somovilla

Y para ilustrar esta reseña, un poema de Cunqueiro musicado por Amancio Prada.

Díxenlle á rula: pase miña señora

jueves, 8 de noviembre de 2012

Médico de familia y control emocional

Control emocional

En consultas de atención primaria cada vez más complejas (tanto por el envejecimiento poblacional, con las consecuente polipatología, como por las nuevas exigencias), uno se ve a menudo impotente ante los nuevos retos, que exigen respuestas adecuadas en menos tiempo. A veces cuesta controlar las emociones, mantener la calma y no clamar a los cielos, por la imposibilidad de trabajar sin presiones ni premura, sin agobio.

El primer nivel tiene su evidente limitación, por lo que hay que derivar muchos casos al especializado segundo nivel, cada vez menos accesible por las crecientes listas de espera de consulta. Hallamos entonces la paradoja: el médico de familia debe abarcar más y más conocimientos y atenerse a complejos protocolos de derivación, que lo sobrecargan, en tanto el médico hospitalario, del segundo nivel, trata de parapetarse en unidades subespecializadas. O sea, para el primero todo el conocimiento médico, para el segundo otro muy restringido.

De ahí la frustrante sensación del médico de familia, de no tener tiempo para encauzar debidamente casos complejos, en situación más o menos acuciante, que precisan respuestas raudas y precisas. Entonces surge la duda: arriesgarse a decisiones sustentadas en la inseguridad o derivar al nivel especializado/ultraespecializado, ante la habitual incertidumbre y el peso del temor al error.

Si incluso del segundo nivel, hospitalario, se reciben respuestas contradictorias entre los propios miembros de un mismo servicio, ¿qué dudas y contradicciones no puede haber en un discurrir continuo e isocrónico de usuarios/pacientes? Veo compañeros, en derredor, demasiado tensos, inseguros, temerosos, como yo mismo, supongo. Lógica consecuencia de la “cadena de montaje” establecida en el sistema público de salud, que alcanza poca eficacia y escasa eficiencia

Es evidente que algo falla, de modo que debieran reconocerse los defectos y tratar de corregirlos. La solución a este problema largamente establecido no es fácil, pero ha de pasar por un cambio de mentalidad gestora, la autogestión de la agenda médica de primaria y la coordinación o integración asistencial real (con simplificación burocrática). Si pudieran, las víctimas aplicarían las medidas correctoras...

Pero las decisiones de mejora corresponden a otros, al poder político que (no) ve el panorama desde su tranquila posición de mando, mientras en el campo de batalla sanitario, los médicos de familia (y otros profesionales del primer nivel asistencial), tratando de controlar sus emociones, se desangran.
***
Nota.- Dice un médico general al que admiro: "No suele haber falta de tiempo, sino muchas veces de ganas y de saber controlar la incertidumbre y el propio tiempo, aparte de falta de compromiso". Habla incluso de llevar el tiempo más allá de las horas laborales. Y estoy de acuerdo en la necesidad de auto-control personal y de gestión del tiempo. Pero se nos imposibilita gestionarlo, con la rigidez de las agendas médicas, y fuera de las horas laborales nadie garantiza la propia seguridad laboral; ya no sería asumir un compromiso ético, sino un sacerdocio en su sentido más profundo.

Y para no deprimirnos, valga el humor como terapia antisuicida…

Los Luthiers - Los suicidas
  

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Prólogo para una "Guía de Humanidades Médicas"


A modo de prólogo: con Marañón en la mente

En un comentario a una entrada del blog sobre Humanidades Médicas y Música “Medicina y Melodía”, que un impulso médico-melódico me llevó a iniciar en enero de 2009, un amigo y admirado colega coincidía conmigo en señalar la escasa importancia que tienen las Humanidades en el plan formativo de los estudiantes de Medicina. Su ausencia es notoria. Y es curioso que se nos pida una atención integral, biopsicosocial, sin que se nos haya formado para la misma. Por eso, parece conveniente una enseñanza de la Medicina que englobe lo científico y lo humano, en la línea marañoniana que siempre me ha cautivado, tanto en favor de los pacientes como de la propia realización profesional.

Olvidan a menudo los médicos que la esencia humanística de su quehacer ha de prevalecer por encima de las sofisticaciones técnicas. Que la comunicación es fundamental, aportando habitualmente más el lenguaje del enfermo que las exploraciones complementarias. Que las cifras, los gráficos o las imágenes son datos fríos que de nada valen fuera del humano contexto. Que la relación cordial es una parte importantísima de la terapia. Que no deben fomentar la obsesión ni las falsas expectativas. Que, al decir del psiquiatra Thomas Szasz, han ganado en competencia tanto como han perdido en compasión y de ahí la tragedia de la Medicina moderna "científica". Que están para curar y consolar... ¡casi nada! Con frecuencia los médicos olvidan su esencia. A menudo la olvidamos.

Estas consideraciones me han llevado a escribir esta “Guía de Humanidades Médicas”, o mejor dicho a revisar textos previos, añadir otros nuevos y procurar un ordenamiento adecuado para proporcionar una visión panorámica de una temática tan amplia como inabarcable. No pretende ser un tratado, ni mucho menos, sino simplemente una base orientativa. Se ha dicho con razón que “la Medicina es la más humana de las ciencias y la más científica de las humanidades” (Edmund Pellegrino), de ahí la necesidad de conocimiento humanístico en una disciplina que es a la vez ciencia y arte. También se sentenció que “ser buen médico significa poseer conocimientos y 4 h: humildad, honestidad, humanidad y humor” (William Osler), lo que nos conduce hacia el mismo objetivo.

La práctica de una Medicina científica –técnicamente rigurosa– y, al mismo tiempo, humana, me trae la imagen de Gregorio Marañón (1887-1960). La integridad moral del insigne médico, científico y humanista es el mejor ejemplo a seguir. Solía decir que “no hay enfermedades sino enfermos”, si bien esta sentencia de genial clarividencia parece haber sido emitida con anterioridad por el eminente fisiólogo Claude Bernard. Su interés por todo lo que rodea al ser humano con espíritu renacentista, su capacidad de llevar a la práctica sus conocimientos y su buena disposición comunicativa lo han convertido en paradigma del galeno completo. Marañón es una de las mentes más brillantes del siglo XX, un espíritu humanístico singular, una referencia indiscutible e inalcanzable. No es fácil en estos tiempos desmemoriados y frívolos continuar por la luminosa senda que dejó abierta. Sirva de faro orientador esta figura clave de la historia de la Medicina y del Humanismo Médico, especialmente a quienes ignoran o desdeñan el pasado y se pierden en las complejidades del presente.

En general, los médicos humanistas, como Osler o Marañón, tienen muy asumido el sentido ético de la humanización de la medicina.

Digamos para finalizar esta introducción que esta “Guía” está dividida en dos partes principales, comprendiendo la primera artículos –o breves ensayos de diversa estructura– referentes a las “Humanidades Médicas Básicas” y la segunda otros que tratan de las “Complementarias”. Una división un tango artificial pero que me parece práctica. Además hay dos apéndices, uno sobre médicos humanistas hispanos y otro que recoge un léxico sobre las materias médico-humanísticas. Espero que sea de utilidad, e incluso que sirva de acicate para profundizar en el humanístico mundo, a quienes ven en el ejercicio de la Medicina algo más que una actividad científico-técnica.
JMBF
***
Este es el prólogo para un proyecto de libro sobre las Humanidades Médicas, con una introducción derivada del artículo aquí editado como "Humanismo médico" y estructurado en base a otro, también editado en este blog, que daría título a la obra: "Guía de Humanidades médicas". Era una necesidad para paliar una carencia. Ahora sólo queda lo más importante: editarla.

martes, 6 de noviembre de 2012

Hace veinte años…


Hoy hace veinte años de la muerte de mi padre*, cuya imagen sigue, y seguirá, presente en mi recuerdo. No me parece que haya pasado ese tiempo. Y al evocarlo, el espacio se llena de una interminable melodía. Es por ello, que tras el fallecimiento de otro ser querido hace menos de un mes, volví a rememorarlo, e inexplicablemente un impulso me llevó a componer una canción elegíaca, Cuando otra alma se va, cuya letra reproduzco…


Cuando otra alma se va,
cualquier alma bienquerida,
se tiene la sensación
de que es absurda la vida.

Todo parece distante,
en nada hay alegría,
las lágrimas de tristeza
nuestro dolor atestiguan.

Y sin embargo nos queda,
tras la rabia contenida,
lo mejor de su presencia,
el dulzor de su sonrisa.


*Severino “Chicho” Brea Barros (1929-1992)

En su honor, la serenata de “Los millones de Arlequin", de Ricardo Drigo, una música que mucho le gustaba.

viernes, 2 de noviembre de 2012

Médico de familia, resignarse o emigrar


“La culminación del trabajo es un logro en sí mismo, pero lograr la difusión más allá del contexto local, significa un aliciente. La labor del médico debe ir más allá de un estímulo y la satisfacción radica en el mismo hecho de ejercer la medicina, pero tampoco podemos negar que un trabajo arduo que se vea reflejado en la mejoría de un paciente o en un logro académico calma un poco la carga laboral diaria en la que un médico se ve inmerso.” 

Este párrafo de un psiquiatra peruano es propicio para considerar la situación actual de un médico de familia del sistema público hispano. Porque cada vez es más ilusorio el aliciente. Y no hablo, ni muchísimo menos, de un mimado, millonario y, aun así, insatisfecho futbolista de elite. Pero la insatisfacción se expande entre los profesionales de la medicina de manera inequívoca. No es sólo la merma de ingresos. Es también, y sobre todo en el primer nivel asistencial, el trabajo bajo presión, a contrarreloj, entre el suplicio papeleril y la descoordinación, sometidos a criterios absurdos contra los que es difícil oponerse sin aguardar represalias. De modo que en Hispania, tras más de veinte años de proyectos de mejora y bla, bla, bla, incumplidos, ¿qué les queda a los médicos jóvenes? Pues emigrar… o seguir soñando despiertos y resignarse.

por Mónica Lalanda

Bueno, queda una tercera opción: empeñarse en cambiar el status quo. Al modo de otros médicos experimentados que, como apunta el doctor Vicente Baos, muestran su "preocupación por una forma de entender la medicina que parece desvalorizada ante la prisa, la especialización y la deshumanización del mundo moderno". Pero el deseable cambio no habrá de venir sólo por los buenos deseos, sino por el activo empeño en conseguirlo.