domingo, 31 de marzo de 2013

Su mirada

Cristo Salvador, El Greco (c. 1600)


Pude ver en su mirada
la sinceridad más franca.
Reflejaba inmensa paz
la más infinita calma.
Y sin embargo sufría
–pues motivos le sobraban–
mas su profunda aflicción
no aparecía en su cara.
Con su mirar tan alegre
enjugaba toda lágrima.
Con su dulzura al hablar
a los demás serenaba.
¿Dónde estás? ¡Ya no te veo!
Quizás fue un sueño del alma
o tal vez el despertar
de una conciencia cristiana.

Pude ver en su mirada
la bondad más soberana.
Sus ojos tiernos –profundos–
plenos de belleza y gracia
daban a quien los miraba
lo que se tenía en falta:
al que sufría consuelo
al exaltado templanza
al temeroso valor
para el sediento era agua.
Había Amor en sus ojos
y a todos daba esperanza.
¿Dónde estás? ¡Ya no te veo!
Quizás fue un sueño del alma
o tal vez el despertar
de una conciencia cristiana.

Pude ver en su mirada
el perdón y la bonanza.
Pude ver lo que es preciso
para vivir en su Gracia.
Por un instante yo vi
en sus ojos la llamada
silenciosa a la Verdad
a esa que tanto buscaba.
Por un momento escuché
profundísimas palabras
que con dulce entonación 
a mi corazón llegaban.
¿Dónde estás? ¡Ya no te veo!
Quizás fue un sueño del alma
o tal vez el despertar
de una conciencia cristiana.

¡Quisiera avivar la Fe
que me encamine al mañana!
¡Quisiera tener la fuerza
de su faz iluminada!
Es mi deseo tenerla
en mi siempre reflejada
para no perder la senda
de su Vida y su Palabra.


Final de la Sinfonía nº 2 "Resurrección" de Mahler

martes, 26 de marzo de 2013

Lo que importa es el resultado


En cuestión de salud, es evidente que la gente busca el resultado, y cuanto más rápido mejor. Hemos de aceptarlo. Recuerdo que cuanto aspiraba a una certificación de lengua gallega, el profesor al comprobar que había un alto porcentaje de médicos declaró el primer día de clase: "A mí me da igual que me curen en gallego o en castellano, lo importante es que me curen". Confieso que se me derrumbó el ideario de gallego hablante por convicción frente al de conveniencia. Después me convencí de que lo que importaba eran los puntos que computaban. No dudo que la comunicación sea la base del acto terapéutico, pero la sociedad de la prisa -o la ansiedad- lo quiere todo ahorita mismo (lo vemos a diario en la demanda "urgente"). Es el triste mudar de los tiempos: la incomunicación en la era de la comunicación.

At last (Al fin)

lunes, 25 de marzo de 2013

Comunicación médica 2.0

Medicine 2.0, 2012


El escabroso tema de la comunicación médica en la Red, en particular de la comunicación 2.0, suscita preguntas sobre cómo valoran los pacientes este asunto, y me lleva a extraer las siguientes conclusiones:
  1. La fiabilidad de la información es la cuestión esencial.
  2. Debemos pensar en usuarios/pacientes individuales.
  3. Es una minoría la atraída por temas trascendentes (los frívolos tienen + seguimiento)
  4. El paciente espera mayormente que le aporten esperanza.
  5. El éxito de un debate dependerá de su dinamización.
  6. El exceso de información provoca cansancio/hartazgo.
  7. No olvidemos que muchos mensajes son interesados.
  8. Los informadores deben evitar una actitud paternalista y dogmática.
  9. Los informadores tampoco han de caer en tremendismos.
  10. El paciente es mudable… y el médico también.

Comunicación retro: "Comunicando"

viernes, 22 de marzo de 2013

Hasta siempre, Bebo

Bebo Valdés

Hemos recibido la noticia del fallecimiento en Estocolmo, Suecia, del gran pianista cubano Bebo Valdés (9 de octubre de 1918 - 22 de marzo de 2013), y no quiero dejar pasar la ocasión para rendirle aquí mi pequeño homenaje a este músico que he admirado desde que tuve conocimiento por la película Calle 54, de Fernando Trueba, y a quien pude ver tocar en una actuación en mi ciudad, el 27 de julio de 2004, en el festival “Para Vigo me Voy”, acompañado por la All Star Latin Jazz Big Band, pleno de energía, buen gusto, calidez y simpatía. Fue una auténtica gozada.

Veamos una muestra del arte musical de Bebo Valdés, junto al contrabajista Israel Cachao (1918-2008), otra gloria de la música cubana. ¡Descanse en paz!

Lágrimas negras - Bebo Valdés e Israel Cachao
***
Anexo: El piano y sus partes

jueves, 21 de marzo de 2013

Sobre ecografía en Atención Primaria


La ilusión de un curso de iniciación a la ecografía orientado a médicos de Primaria y de Urgencias (“En pocos años, el ecógrafo será un elemento más de la consulta como el tensiómetro o el glucómetro…”), dio lugar a muchas respuestas en el “blog de un médico quemado”, de las que extraigo estas conclusiones: (adaptadas)
  • Si uno aprende a hacer algo más complejo, deja de hacer algo de lo que hacía antes, sino dará en la ineficacia. Así si en Primaria se empiezan a hacer ecografías (y otras técnicas), habrá lista de espera diagnóstica como en especializada. Recordad el teorema de los orinales: Si llueve y pones un orinal bajo la lluvia, se llena. Pero si pones cinco, también.
  • La solución no es la súper-especialización. Ése es EL GRAN ERROR. La solución es que la parte mecánica la haga un técnico. En USA, la parte mecánica, la obtención de imágenes, la hace un técnico, quien no interpreta las imágenes. Las imágenes son interpretadas por un radiólogo… El médico no ha de perder tiempo en el proceso de obtención de imágenes, que puede hacer perfectamente (mejor, porque no hace otra cosa) un técnico, y el radiólogo puede interpretar las imágenes con mucha más experiencia y menor probabilidad de error… La especialización sería un error mayúsculo, como lo sería especializarse en HTA ó en diabetes.
  • Una cuestión a tener en cuenta es el problema legal. Si no tienes mucha experiencia, que solo puedes adquirir dedicándote casi en exclusiva a ello, es muy fácil equivocarse en la interpretación de las imágenes. Si te equivocas y no ves un tumor hepático o renal, o una colecistitis, por ejemplo las consecuencias pueden ser desastrosas para el paciente, pero también para el médico.
  • Los radiólogos se quejan de intrusismo porque en Primaria se realizan ecografías. Curiosamente en su tiempo los radiólogos también se quejaron cuando los ginecólogos comenzaron a realizar las ecografías ginecológicas, y ahora están encantados. Creo que el ecógrafo es una herramienta diagnóstica, que se puede usar por más gente que la inicialmente la usaba, con adiestramiento que uno debe controlar, y con responsabilidad que uno debe ir asumiendo, pero sin olvidar lo que somos, a mucha honra médicos de primaria.

Ecografía, una técnica diagnóstica



Coco y el Eco

miércoles, 20 de marzo de 2013

El viento y la locura


Ya hemos hablado de la importancia que algunos dan al meteorotropismo (sensibilidad al tiempo) y la particular implicación del viento como desencadenante de suicidio en: “El suicidio, un acto impactante”. Pues este hecho se recoge en el Hamlet de Shakespeare:
HAMLET.- Yo sólo estoy loco cuando sopla el viento del Noroeste. Pero cuando corre hacia el Sur, distingo muy bien un halcón de un serrucho.

Hamlet, Acto II, Escena Segunda – William Shakespeare.
 


Obertura Hamlet, de Tchaikovsky
1ª parte

2ª parte

lunes, 18 de marzo de 2013

La dualidad hispana


Soplar y sorber, no puede ser. 
Refrán

La dualidad parece una característica connatural hispana: ferrocarril de vía normal/vía estrecha, horario peninsular/insular-canario, policía/guardia civil, proyecto ideológico/técnico, público/privado, todo/nada… Así que, ¿quién niega la dualidad nacional?: dos Españas en una, para helarnos el corazón.

En el sector sanitario se presenta la dualidad público/privado, a través de convenios y conciertos, que entrañan dudas, confusión y conflictos en la gestión sanitaria, pudiendo desembocar de modo preocupante en problemas de seguridad de los pacientes descontrol del gasto. Y por encima, se presenta la dualidad en el propio sistema sanitario público.  


So What

viernes, 15 de marzo de 2013

La dureza de los cambios


En todo cambio hay un pequeño duelo, una pérdida y un comienzo. Leí esta consideración en un foro médico, ligada a la conveniencia de enfocar adecuadamente los cambios, ya sea de situación vital (profesional, laboral, afectiva, familiar) o de lugar (residencial, geográfico). Es duro muchas veces aceptar los cambios y afrontar las despedidas. La vida en sí no es fácil; alguien la definió como un continuo dolor de cabeza y posiblemente así lo sea para gran parte de los humanos. Pero, por nuestro propio equilibrio emocional, debemos adoptar una actitud de fortaleza en todo momento, quedarnos con lo bueno ya vivido, trabajado o aportado, sin lamentarnos de lo que no tiene remedio. Es la única forma de que nuestro ánimo no se vaya por un precipicio inescrutable; ya sabemos aquello de que "a mal tiempo, buena cara". Así que, aceptemos el pasado, vivamos el presente y sonriámosle al futuro.

La vie en rose (La vida en rosa) - Edith Piaf
Cantada en francés y español

miércoles, 13 de marzo de 2013

Amor por Brahms



Reconozco que Johannes Brahms (1833-1897) es un músico que tardó en penetrarme. Al principio de mi clásica pasión llegué a evitar su música; me parecía insulsa y fría, poco atractiva. Ahora el hamburgués es uno de mis compositores preferidos. Creo haber llegado a comprender la equilibrada belleza de su sonoridad, su variada armonía, su magistral dominio de las formas sonoras, donde la música escénica no tiene cabida (para él, "ni ópera ni matrimonio"). Su romanticismo es contenido, pero no frío; es como si quisiera reservarse parte de su yo más íntimo (parece el reverso de Tchaikovsky, Mahler o Rachmaninov, que se desnudan sin pudor). 

De su inmenso catálogo compositivo, tengo especial predilección por la Primera Sinfonía (¡vaya final!), el Doble Concierto, las Variaciones sobre un tema de Haydn, el Segundo Concierto para Piano, el Réquiem Alemán y el Quinteto para Clarinete y Cuerdas, sin olvidar sus lieder. Hoy, podría decir que no puedo vivir sin Brahms.

Y como de muestra vale un botón, escuchemos el inicio del tercer movimiento del Segundo Concierto para Piano. Pura magia…

Barenboim, Philh. Munich, Celibidache

PD. Me hago este regalo de cumpleaños.

lunes, 11 de marzo de 2013

Exploraciones radiológicas innecesarias



“Hablamos como innecesarias de todas aquellas pruebas cuyo resultado, positivo o negativo, o contribuye a modificar la conducta diagnóstico-terapéutica del médico, o no ayuda a confirmar el diagnóstico”.

“En algunos casos, la situación llega, incluso, a niveles extremos, como en el caso de las resonancias magnéticas de columna lumbar, que no están justificadas en el 60% de los casos. Y esta es una prueba muy cara que puede conllevar complicaciones para el paciente”.

“La población debería saber que no porque a alguien le hagan muchas pruebas eso signifique que está mejor atendido”.

La Sociedad Española de Radiología Médica (Seram) ratifica este dato, que supone un gasto superfluo  y un potencial peligro –por radiación, técnicas y uso de contrastes– para los pacientes. Una mala consecuencia que obedece a varias causas: la presión asistencial de determinados servicios, las exigencias de algunos pacientes a sus médicos e incluso la decisión de algunos radiólogos de desechar pruebas simples a favor de pruebas más complejas. Como en todo, lo ideal es encontrar el punto medio, o justo, de modo que se realicen las pruebas radiológicas que se necesiten para alcanzar un diagnóstico y aplicar un tratamiento.

No se deben pedir pruebas sin fin, a perpetuidad...


 "Perpetuum mobile", de Johann Strauss

jueves, 7 de marzo de 2013

La gente compra esperanza

Vendedor de humo


Antes la gente tenía miedo a lo desconocido, ahora a lo conocido. Creo haber cogido esta certera frase al vuelo. No cuesta imaginar la intranquilidad que uno puede sentir en medio de la noche en un bosque extraño, en un viejo caserón deshabitado, al explorar un territorio incierto… Lo mismo que un niño al descubrir por primera vez en la gran pantalla a gigantescos dinosaurios, al ser amenazado con el desconocido hombre del saco, el sacauntos o sacamantecas, o al figurarse el cuarto de los ratones con que lo atemorizan o atemorizaban en otras épocas no lejanas. En cualquiera de estas situaciones intrigantes, los humanos experimentaban temor en otro tiempo. Hoy la angustia se genera más por lo sabido, por la predicción de un fenómeno natural que vaticina un desastre, por el anuncio de un crac financiero que nos afecta, por la certeza de una enfermedad de mal pronóstico…

Y por el miedo nos dejamos engañar con falsas expectativas, o con productos milagrosos de los vendedores de humo. De otro modo: la gente compra esperanza. Un argumento que también he escuchado, no sé dónde, y que me parece igualmente acertado. Compramos esperanza y pagamos lo que sea por ella, por cualquier cuento que venga a mitigar nuestro temor o a consolarnos de algún modo. La gente compra esperanza, mientras puede, claro. ¡Qué buen negocio para quienes desprecian la ética! ¡Y qué mala inversión para los incautos! 


Verde que te quiero verde

martes, 5 de marzo de 2013

Sobre las olas

La ola (1896), por Adolphe Bouguereau 

El nombre del compositor y violinista mexicano Juventino Rosas (1868-1894) seguramente sea poco conocido fuera de su país natal. Y sin embargo, mucha gente reconocerá su famosísimo vals Sobre las olas, aunque ignore al autor de esta pieza musical que tuvo, ¡cómo no!, una inspiración femenina. Falleció prematuramente en Cuba, con sólo 26 años, tras una exitosa gira por la isla con una orquesta italo-mexicana, a causa de las complicaciones de la mielitis transversa que padecía ("La última enfermedad de Juventino Rosas"). Pero nos queda su música, y sobre todo este celebrado vals.

domingo, 3 de marzo de 2013

La eterna cruz hispana


En una antología de fragmentos de Galdós titulada "La fe nacional y otros escritos sobre España", de la editorial Rey Lear, aparece el siguiente texto, fechado en 1912:

"Los dos partidos que se han concordado para turnarse pacíficamente en el Poder son dos manadas de hombres que no aspiran más que a pastar en el presupuesto. Carecen de ideales, ningún fin elevado los mueve; no mejorarán en lo más mínimo las condiciones de vida de esta infeliz raza, paupérrima y analfabeta. Pasarán unos tras otros dejando todo como hoy se halla, y llevarán a España a un estado de consunción que, de fijo, ha de acabar en muerte. No acometerán ni el problema religioso, ni el económico, ni el educativo; no harán más que burocracia pura, caciquismo, estéril trabajo de recomendaciones, favores a los amigotes, legislar sin ninguna eficacia práctica, y adelante con los farolitos... Si nada se puede esperar de las turbas monárquicas, tampoco debemos tener fe en la grey revolucionaria (...) No creo ni en los revolucionarios de nuevo cuño ni en los antediluvianos (...) La España que aspira a un cambio radical y violento de la política se está quedando, a mi entender, tan anémica como la otra. Han de pasar años, tal vez lustros, antes de que este Régimen, atacado de tuberculosis étnica, sea sustituido por otro que traiga nueva sangre y nuevos focos de lumbre mental."
Es significativo lo de “pastar en el presupuesto”, viendo cómo aún hoy los partidos se nutren de dinero público y sus miembros se ponen sueldos y dietas a su antojo, mientras a los ciudadanos se les imponen sacrificios. La ausencia de ideales de los gobernantes nos lleva al descreimiento, el favoritismo y otros males nacionales nos abocan a la desgana. ¿Hasta cuándo? ¿Quién puede asegurar que algún día nos desprenderemos de esta eterna cruz hispana, que nos aplasta e impide avanzar?


The meaning (El significado) - Roger Hodgson-Supertramp

viernes, 1 de marzo de 2013

Jueces vs. médicos



Los jueces mantienen 12 moscosos porque se llevan trabajo a casa y protestaron. Los médicos sólo 3: se llevan trabajo, pero no protestaron. 

Este tweet se me ocurrió tras hablar con una juez y preguntarle qué habían hecho los jueces para conseguir mantener 12 días de libre disposición (de los 18 que disfrutaban). Su respuesta no me deja de sorprender: "porque aparte de trabajar en el juzgado, también analizamos los casos en casa; y sobre todo, porque protestamos y dimos una respuesta contundente." Ciertamente, jueces de toda condición e ideología supieron hacer una piña y defender sus derechos. Los médicos, con diferentes situaciones y mayor heterogeneidad, no reaccionaron del mismo modo y se quedaron sólo con 3 días. Lamentable. 

Si de los sindicatos hay poco o nada que esperar, de los colegios médicos podría decirse otro tanto en vista de los hechos. Son 9 días laborales de diferencia con los jueces, con tanta o mayor responsabilidad y carga mental. Una gran diferencia de trato, a pesar del artículo 14 de la Constitución que teóricamente iguala en derechos. Es lo que hay. Es lo que tenemos y, quizás, nos merecemos.


It's Impossible