jueves, 15 de agosto de 2013

Maravilloso mundo

Foto de JM Brea

Contemplar la belleza del mundo natural, de la mano del gran naturalista David Attenborough, nos sirve para olvidar los sinsabores cotidianos y abrir los ojos con asombro a lo que en la tierra hay de bueno. La Naturaleza crea las mayores obras, con la espontaneidad de un niño sin prejuicios. Veámoslas y asombrémonos de lo que no nace por la mano del hombre, pero que puede favorecer o destruir. Favorezcamos la vida y no la destruyamos. La vida es más de lo que algunos quieren hacernos creer, para manipularnos y hundirnos en la infelicidad. No les hagamos caso. Vivamos, disfrutemos y procuremos ser menos infelices en este maravilloso mundo...  


Wonderful World - David Attenborough

lunes, 12 de agosto de 2013

Prescripción privada, asunción pública

public private sewer graphic.jpg 

–Vengo para que me pase estas medicinas –dice el paciente o su representante. 
–Vamos a ver… –se centra el médico general en una hoja de papel en la que, probablemente sin dictamen clínico, figura una relación de fármacos prescritos en el ámbito privado.

Aquí se le plantea al médico de familia un dilema ético muy frecuente en nuestro medio. Algo con lo que a diario ha de lidiar, en busca de la mejor salida, o de la menos mala.

¿Qué hacer entonces? Si uno se atiene a la normativa, negar la mayor. Pero atendiendo a la ética, obrar según la propia razón en interés del paciente: asumiendo o negando.

Veamos dos situaciones posibles, que podrán tener sus variantes:

Situación A. Por demora excesiva de cita especializada, paciente acude a consulta privada, viene con dictamen clínico y prescripción adecuada. Es razonable asumirla.

Situación B. Por el mismo u otro motivo, acude a consulta privada, pero viene sin dictamen clínico y/o la prescripción es inadecuada (*). Lo correcto es rechazar la petición.

(*) similar a otra ya establecida, improcedente o de mera complacencia (por desgracia, no es infrecuente que se supedite la ética profesional al beneficio).

Pero esta simplificación se ve dificultada por complejidades de la práctica:

En situación A, el médico de familia podría negarse a asumir el tratamiento por serle demandado de un modo exigente (“¡Tiene que pasarme esto…!”).

En situación B, podría ceder para no complicarse frente a usuarios exigentes o amenazantes, o para evitar el final de una feliz relación médico-paciente.

No es ésta una cuestión baladí. Refleja una realidad de la atención primaria, envuelta en equívocos y derechos mal entendidos, que precisa convincente tacto en la comunicación. 

La prescripción privada con asunción pública es una causa de sinsabores que los gestores parecen obviar, pero que se debiera afrontar. Hay demasiada confusión...

Confusion

sábado, 10 de agosto de 2013

Pensamientos en torno a la muerte


Varios tragos es la vida y un solo trago es la muerte.
"Sentado sobre los muertos", Miguel Hernández

Parafraseando a Epicuro, de nada vale atormentarse con la muerte, pues el temor de morir hace más daño que ella misma. Pero ¿quién puede substraerse de la inquietud que significa el fin de la existencia, con todo el significado que uno quiera darle en función de principios o creencias?, aunque uno piense que son los demás los que se mueren. Con fría crueldad, sentencia el refrán que “el muerto al hoyo y el vivo al bollo”, anunciando el futuro olvido (aunque acaso entonces se hable mejor de quienes estuvieron vivos: “¡Qué diferente lenguaje es el de las ausencias!”, B. Gracián dixit) y alentando a vivir la vida presente, pero filósofos, pensadores y poetas han ahondado en su significado, buscando respuestas o consuelo. Veamos una docena de pensamientos en torno a la muerte, una pequeña antología que me parece significativa. Y no nos olvidemos de vivir...

File:Death of Marat by David.jpg
La muerte de Marat, de Jacques-Louis David (1793)

  • La muerte es una quimera: porque mientras yo existo, no existe la muerte; y cuando existe la muerte, ya no existo yo. (Epicuro de Samos)
  • La muerte es una vida vivida. La vida es una muerte que viene. (J.L. Borges)
  • La muerte sólo tiene importancia en la medida en que nos hace reflexionar sobre el valor de la vida. (A. Malraux)
  • La muerte es el remedio de todos los males; pero no debemos echar mano de éste hasta última hora. (Molière)
  • La fuente de todas las miserias para el hombre no es la muerte, sino el miedo a la muerte. (Epicteto de Frigia)
  • La muerte de los jóvenes es un naufragio, la de los viejos un arribo a puerto. (Plutarco)
  • La muerte no llega más que una vez, pero se hace sentir en todos los momentos de la vida. (J. de la Bruyère)
  • Con el dolor de la muerte se jerarquizan las cosas. (D. Fernández Magdaleno)
  • ¿Miedo a la muerte? Uno debe temerle a la vida, no a la muerte. (M. Dietrich)
  • Lo más incomprensible de los humanos es que sabiéndose mortales vivan como si no lo fueran. (“Mahabharata”)
  • Incierto es el lugar en donde la muerte te espera; espérela, pues, en todo lugar. (Séneca)
  • La vida de los muertos perdura en la memoria de los vivos. (Cicerón)
  • La muerte es la cura de la vida. (Sócrates)
***
Y para "sonorizar" esta entrada, algunas composiciones relevantes, en general canciones o lieder, que tratan sobre la muerte...

Der Tod und das Mädchen (La muerte y la doncella), lied de Franz Schubert
(Texto en alemán y expañol AQUÍ)
Christa Ludwig & Gerald Moore

Cantos y danzas de la muerte, de Modest Mussorgsky 
Ciclo de canciones (cuatro) para voz y piano
(Texto traducido del ruso al inglés AQUÍ)

Im Abendrot (En el ocaso), de Cuatro últimas canciones de Richard Strauss
(Texto en alemán y traducciones AQUÍ)

The Isle of the Dead, de Sergei Rachmaninov 
Un poema sinfónico inspirado en el cuadro homónimo del pintor Arnold Böcklin

Sinfonía nº 14 de Dmitri Shostakovich
Una sinfonía atípica, en realidad un ciclo de once canciones para solistas y orquesta de cámara sobre poesías de Apollinaire, García Lorca, Küchelbecker y Rilke (textos traducidos AQUÍen torno a la muerte, en la línea de las Canciones y danzas de la muerte de Mussorgsky.
(Información más amplia en versión en inglés de Wikipedia*)

*Nota. Traducimos de este artículo lo que dejó escrito Shostakovich en respuesta a las críticas a este sinfonía en su libro de memorias Testimonio:
La muerte es todopoderosa. Querían que el final fuera reconfortante, decir que la muerte es sólo el comienzo. Pero no es un comienzo, es el final real, no habrá nada después, nada. Siento que debes mirar la verdad en los ojos... Negar la muerte y su poder es inútil. Lo niegues o no, morirás de todos modos... Es estúpido protestar contra la muerte como tal, pero puedes y debes protestar contra la muerte violenta. Es malo cuando la gente muere antes de su tiempo, a causa de la enfermedad o la pobreza, pero es peor cuando un hombre es asesinado por otro hombre.

jueves, 8 de agosto de 2013

Superación de traumas sin ansiolíticos



En una nueva recomendación, la OMS (Organización Mundial de la Salud) desaconseja la administración automática de ansiolíticos* tras un evento traumático o para superar el duelo, después de un estudio publicado en la revista JAMA (Journal of the American Medical Association) que concluye que no hay datos que demuestren el beneficio de las benzodiacepinas, habitualmente prescritas, y en el marco de un específico protocolo de actuación

Esto supone una preocupación por el sobretratamiento y la posibilidad de dependencia a las benzodiacepinas, pero además es la ratificación de un principio en medicina: "no hay enfermedades, sino enfermos". Y siendo cada individuo diferente, no todas las personas precisan pastillas para superar sus traumas. Habrá quien, por sus particularidades, haya de beneficiarse de un ansiolítico durante un periodo corto, y quien se beneficie de medidas no farmacológicas para afrontar la situación, en concreto de un apoyo psicosocial básico y de la enseñanza de métodos para la “gestión del estrés”.

*particularmente benzodiacepinas.
***
Enlaces a noticias de prensa

Las 5 etapas del duelo
(1-Negación, 2-Ira, 3-Pacto o Negociación, 4-Depresión, 5-Aceptación)

martes, 6 de agosto de 2013

Inmutable sociedad hispana

Image
Trompo, por Jorge Gallego García
Sorprende al leer esta novela el comprender que la sociedad española no ha avanzado nada, más de un siglo después desde la época que la obra describe: el mismo desprecio por la educación y por la investigación científica, la misma pleitesía al dinero, el mismo culto a las apariencias, el mismo espíritu de sumisión que agacha la cabeza en vez de erguirse ante la injusticia social. 

Y pensar que la briosa jota es nuestra danza más representativa...

"Danza final: Jota" de El sombrero de tres picos, de Manuel de Falla

viernes, 2 de agosto de 2013

Desmayos en la sala de espera


No son raros los casos de pérdida de conocimiento de un apaciente que aguarda en la sala de espera. Lo obstáculos a la atención de estas situaciones –y de otras, de mayor o menor relevancia–, solemos encontrarlos en la mala disposición de muchas salas de espera (algunas sofocantes en verano), que además pueden actuar como factores causales o coadyuvantes, ya por el agobio del hacinamiento, ya por una deficiente climatización, pero también en la disminución de efectivos humanos (consecuencia de irracionales recortes que persiguen un ahorro despiadado, no de una aplicación sensata de la economía de la salud): un profesional sanitario puede quedarse solo en una zona del centro de salud, de modo que no dispone de nadie que pueda echarle una mano.

Generalmente estos eventos son desmayos o síncopes pasajeros; raramente se prolongan hasta el estado de coma, que hará pensar primeramente un trastorno del metabolismo de la glucosa (hipo o hiperglucemia), en un problema cardiaco (arritmia, infarto) o neurológico (accidente cerebrovascular), o en efectos secundarios de medicamentos. El síncope puede ser desencadenado por esfuerzos (p.ej. tos repetida), dolor intenso, aumento de la temperatura ambiental u otras causas que inducen hipotensión o disminuyen la oxigenación cerebral (p.ej. anemia), pero la mayoría de las veces se producen por un sufrimiento emocional, es decir, por un estado de ansiedad que desemboca en una crisis de pánico o angustia.


Entonces, prevalece el factor psicógeno; en el fondo casi siempre subyace un estrés emocional sustentado en el temor, en el miedo a algo. Por lo tanto el episodio sincopal suele ser autolimitado y el paciente se recuperará completamente. Bastarán medidas generales, posicionales y de ventilación del ambiente, para que se recupere, y después unas recomendaciones básicas para evitar que los desmayos se repitan. Y todo esto me impulsa a traer unos párrafos iniciales del libro Viva en paz con sus nervios, del Dr. W.C. Álvarez, que recalcan la importancia de las emociones como origen de muchas alteraciones orgánicas:
Aun después de cincuenta y tres años de ejercicio de la Medicina, sigo maravillándome al ver que tantísimas personas cuyas dolencias tienen un origen nervioso, hayan dejado de comprender que existiese la menor relación entre sus enfermedades orgánicas y las severas crisis emocionales que han atravesado. (Pág. 13) 
Da pena pensar que existen miles de personas que van de un médico a otro, de una clínica a otra, en busca de un medicamento o de una operación, cuando todo lo que necesitan es que las ayuden a resolver un problema emocional. (Pág. 14)  
Bastante malo es cuando una persona no sabe reconocer la relación existente entre sus dolencias orgánicas y sus tensiones emocionales; pero es peor cuando, por vergüenza o reticencia, esconde a su médico el conflicto mental que sufre, y se obstina en negar que tenga motivo alguno de inquietud. (Pág. 17)

Vence tus miedos