lunes, 24 de febrero de 2014

Centros de Salud inseguros

Centro de Salud Calle Cuba, Vigo

Una noticia de prensa recoge la alerta de carencia de puertas de emergencia en centros de salud. Un hecho ya comunicado hace años, como otros concernientes a la seguridad, sin que haya recibido una respuesta favorable, como suele ser habitual. Es como si te dijeran: “¡Tranquilos, que no pasa nada!”. Ahora se reitera la notificación de tan grave deficiencia tras un foco de fuego en uno de ellos. Y la respuesta de los responsables de la seguridad del centro, de los usuarios y los profesionales (en este caso más de éstos, porque pasan la jornada laboral dentro de la edificación), parece limitarse a que “cumplen con la legalidad exigida”. En definitiva, es de esperar que todo siga igual, hasta que se produzca una desgracia y lleguen los clamores. Entonces, sólo entonces, se lamentará el infortunio y se tomarán las oportunas medidas por la vía de urgencia. Pero con seguridad que nadie, absolutamente nadie, entonará el mea culpa. Porque aquí el que manda parece estar impune ante toda negligencia o error, por grave que sea.

Centro de Salud y PAC Calle Bolivia, Vigo

Del centro que funciona como PAC (Punto de Atención Continuada), antes “Servicio Especial de Urgencias”, que provoca un manifiesto rechazo de los usuarios por ser totalmente obsoleto (y dejando la estética a un lado, que también tiene delito), ya se comunicaron los siguientes problemas:

1) Deficiencias estructurales:
  • Carencia del necesario espacio.
  • Insuficiente luminosidad.
  • Escasísima aireación.
  • Ofrece pocas facilidades para la adecuada limpieza.
2) Problemas de seguridad e higiene:
  • Carencia de salida de emergencia, con el agravante de que los únicos ventanucos de los  dormitorios tienen rejas.
  • Hacinamiento de pacientes, debido a la limitación de espacio.
  • Insuficientes dispositivos antiincendio.
  • Inexistencia de servicio de protección personal o guardias de seguridad.
Desde luego, la normativa es confusa (en el ámbito sanitario como en otros) y se halla muy dispersa, no sé si interesadamente, pero a buen seguro que las normas básicas de seguridad de edificios públicos no se cumplen. Por ello estos centros de salud tendrían que estar cerrados, por el riesgo que corren quienes los utilizan. Pero no hay manera… Seguimos inmersos en la improvisación y la chapuza.
***
Por cierto, no encuentro un apropiado vídeo ilustrativo sobre la seguridad en edificios públicos, ni una canción relacionada con el tema. Aunque estoy seguro de que me disculparán por esta carencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada