miércoles, 26 de marzo de 2014

Diferencias de valor

Puente de Alcántara
Puente romano de Alcántara

¡Qué diferencias de valor hay en las humanas cosas!... Las pirámides de Egipto son grandes construcciones, fabulosas y hermosas, pero no de utilidad pública, fruto del egocentrismo y destinadas a la morada de un solo hombre en su ambición suprema: la salvación eterna, aún a costa de muertes anónimas, sin valor, sin importancia alguna. Por el contrario, los puentes romanos fueron construcciones útiles para las tropas del Imperio, pero también para los civiles de aquel tiempo y de todo tiempo, menos pretenciosas, más humanas –por lo tanto cercanas– y también hermosas. No dejan de ser estimaciones supeditadas a juicios de valor y, por tanto, subjetivas.

Diferencias de valor puede haber también en el enfoque de una misma cuestión vista de desde diferente ángulo. Por ejemplo, entre una consulta por un mismo motivo en la sanidad pública y en la privada. Independientemente de calidad de atención o resultados, cuántas veces el servicio gratuito (de pago indirecto) queda supeditado en su estimación al que se paga directamente. Una forma diferente de valoración dependiente del coste que, en este caso, nos lleva a recordar aquello de que “el necio confunde valor con precio”.

Lo que no obsta para girarse hacia el humor con autocrítica...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada