sábado, 5 de abril de 2014

Literatura y Medicina


Partiendo de una propuesta de recomendaciones de libros dirigidos a alumnos de Medicina o médicos en formación –y por supuesto abiertas a todo lector curioso, relacionado o no con el campo sanitario–, comencé a darle vueltas a este asunto y a repasar escritos anteriores. Hemos hablado recientemente sobre la necesidad de leer y con mucha anterioridad dimos una relación de obras literarias, de ficción y no ficción, en una introducción a la Estética Médica. Con estos precedentes y ampliando las miras haremos ahora una enumeración, necesariamente parcial, de aquellas que relacionan Literatura y Medicina, indicando autor y título, diferenciando por tipo de escrito y por orden cronológico.



OBRAS DE FICCIÓN (novelas, relatos, teatro, poemas)

Novelas
Relatos
Teatro
Poemas

OBRAS DE NO FICCIÓN (memorias, diarios, biografías, ensayos)

Memorias y diarios
Biografías/Autobiografías
Ensayos

Nota.- Esta entrada no está cerrada, pues podrá ir ampliándose en cuanto se vaya teniendo conocimiento de más obras merecedoras de formar parte de este acopio de Literatura y Medicina.
***
Enlaces:
Medicina y Literatura (Programa académico)
Medicina y Literatura, por Luis Montiel

7 comentarios:

  1. Mi querido José Manuel, es una lista utilísima la tuya e imprescindible en estos tiempos que corren y cuando se lee poco y mal y nada, esta época colmada de pantallas jibarizantes para nuestra juventud. De lo primero que se me ocurre añadir sería aquél poema de Kipling: "If" (Si...) que sin duda conoces:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Si..._(Kipling)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me llega tu aliento en el momento oportuno, querido Lizardo. Por cierto, qué original y preciso el verbo "jibarizar"...
      Curiosamente había pensado en mencionar el “If” de Kipling en el preámbulo de la "nueva oración de Maimónides" (justo la entrada anterior), pues me parecía muy adecuado; pero al final, no sé por qué, se me olvidó. Es el gran poema que alienta a mantener la entereza y la confianza en uno mismo ante cualquier adversidad, a no desesperar y rechazar la ira, a abrazar la nobleza y la modestia, a controlar la voluntad en todo momento y, en definitiva, procurar la superación personal. Algo a lo que también incita la oración original y, por supuesto, mi variante.
      Un literario abrazo.

      Eliminar
  2. ¡Qué placer reencontrarme con tu magnífico estilo, José Manuel! Tras responder tu comentario en el blog que he convertido en principal, en estos últimos tiempos, he dedicado un buen rato a leer tus últimas publicaciones, todas tan excelentes como es habitual, y esta última -donde comento- especialmente útil e instructiva. La verdad, ha sido un rato excelente el que, una vez más, me has hecho disfrutar.

    Te doy las gracias por el enlace que has tenido la gentileza al añadir "Siguiendo a Letamendi" a tus recomendaciones... que solo por el hecho de ser tuyas ya le otorgan prestigio a los recomendados.

    Quiero aprovechar la ocasión para comunicarte que tengo la intención -ahora que he acabado las entradas sobre el saturnismo en los pintores- de recomendar tu blog en el mío, y para ello le dedicaré la próxima entrada, que quiero publicar el fin de semana que viene (no soy capaz, normalmente, de publicar una entrada con menos de siete dias, o algunos más, después de la anterior).

    Y espero, también, encontrar el modo de venir hasta aquí con la frecuencia que este blog se merece.

    Un cordial saludo bloguero y el más afectuoso de los abrazos,
    Francisco Doña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mío, querido Paco, al verte nuevamente por este espacio médico-melódico del que eres miembro de honor. Te diré que muchas veces no sé ya por dónde tirar y las entradas de tu blog me siguen sirviendo de inspiración (lo has de comprobar próximamente). Y por supuesto que te enlazo, al igual que a Lizardo y otros amigos habituales, cuando es justo y necesario. Agradecido he de estar yo con vosotros por ser permanente fuente de inspiración.
      Otro caluroso abrazo.

      Eliminar
  3. Y, desde luego, gracias por el enlace a mi blog....

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Se agradecen los ánimos blogueros, Pablo. Seguiremos buscando temas de interés. Afectuosos saludos.

      Eliminar