lunes, 19 de mayo de 2014

Primero el enfermo, después la enfermedad


La medicina centrada en el paciente (no en la enfermedad) marca la noble finalidad de la atención primaria; cada individuo es único, diferente, especial. Pero este loable objetivo, no contemplado por la economicista frialdad de los gestores sanitarios, choca con la habitual actitud del médico general o de familia, antaño médico de cabecera, que en su privilegiada situación de servicio público -valga el oxímoron- se infravalora a sí mismo, sin ponderar su verdadero poder. Sobre la importancia del enfermo frente a la enfermedad y sobre el verdadero valor del médico de atención primaria valgan las aforísticas frases que siguen.
  • No hay enfermedades, sino enfermos. (Hipócrates)
  • El paciente es la fuente más importante de nuestra experiencia. (Paracelso)
  • El médico debe generalizar la enfermedad e individualizar al enfermo. (Christoph W.F. Hufeland)
  • El secreto de la atención al paciente consiste en interesarse por él. (George Peabody) 
  • Para el médico no hay más que una sola regla, ponerse en el lugar del paciente. (Joseph Lister)
  • Es mucho más importante saber qué tipo de paciente tiene una enfermedad que el tipo de enfermedad que el paciente tiene. (William Osler)
  • La variabilidad es la ley de la vida, no existen dos rostros iguales, dos cuerpos semejantes o dos individuos que reaccionen igual a la enfermedad. (William Osler) 
  • El Médico de la Familia está más comprometido con la persona que con un conjunto particular de conocimientos, un grupo de enfermedades o algunas técnicas especiales. Este compromiso no termina con la curación de la enfermedad, la conclusión del tratamiento o la incurabilidad de una condición. (Ian Mc Whinney)
  • La atención primaria está orientada a la persona, no a la enfermedad. (Barbara Starfield)
  • Es mucho más hermoso saber algo de todo que saberlo todo de una cosa [Aplíquese a la medicina general]. (Blas Pascal)
  • Nuestros autores de referencia [de Atención Primaria] nos hablan de una práctica comprometida, reflexiva, compasiva y empática, centrada en las personas, integral e integrada, con un enfoque contextual y una responsabilidad sobre el conjunto de la población asignada. (José R. Vázquez Díaz)
  • Lo más sorprendente de los médicos generales es que se infravaloran a sí mismos; creen que no tienen poder cuando ven cada día más personas que los especialistas, bastante más que los políticos, incluso que los curas. Los médicos generales están en una posición única; son profesionales admirados y un grupo influyente. (Paraf. Howard Stoate)
***
Fuentes:
Aforismos, proverbios, lemas y consejos

Entrada relacionada en blog:

Contra la deshumanización de la medicina


Medicina centrada en la persona
por Juan Gérvas
***
Nota discordante.- Hay quien discrepa de la atención personalizada (individual), a favor de la atención poblacional, considerándola contraria a la equidad. En este sentido, léase el artículo "¿Equidad o elección? Los peligros de la medicina personalizada."

2 comentarios:

  1. Seguramente conoces, amigo José Manuel, aquel texto que circula en las redes:

    SOLIA SER MEDICO
    Dr Salomon Schachter

    "Solía ser médico. Ahora soy prestador de salud.
    Solía practicar la medicina. Ahora trabajo en un sistema gerenciado de salud.
    Solía tener pacientes. Ahora tengo una lista de clientes.
    Solía diagnosticar. Ahora me aprueban una consulta por vez.
    Solía efectuar tratamientos. Ahora espero autorización para proveer servicios. Solía tener una práctica exitosa colmada de pacientes. Ahora estoy repleto de papeles.
    Solía emplear mi tiempo para escuchar a mis pacientes. Ahora debo utilizarlo para justificarme ante los auditores.
    Solía tener sentimientos. Ahora solo tengo funciones.
    Solía ser médico. Ahora no sé lo que soy."


    http://inclusionsalud.org/2013/09/28/solia-ser-medico/

    Un abrazo desde aquí, y porque no perdamos la esencia de nuestra profesión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía el texto y te agradezco el sustancioso aporte, amigo Lizardo. La "mecanización asistencial" parece ser un mal general, un lamentable retroceso que parece conducirnos a una degradación global de las actividades en el campo de la salud. Va a ser difícil no perder la identidad.
      Un humanístico abrazo.

      Eliminar