jueves, 16 de octubre de 2014

Información para el buen uso de las urgencias



Por un lado se brinda un servicio sanitario, abierto y accesible, continuo y permanente; y por otro está el uso que se le da, racional o abusivo. Evidentemente, la respuesta no puede ser la misma en un caso u otro. La cantidad choca con la calidad. Y no nos olvidemos de que el abuso de uno implica perjuicio de otro. Por eso se ha pensado en una "regulación monetaria de las urgencias" que, siendo indeseable (pagan justos por pecadores), podría hacerse necesaria.

A un ciudadano de mediana inteligencia no haría falta hacerle entender lo que el sentido común le dicta como algo que no admite demora: un dolor agudo, un malestar intenso, una alteración de la conciencia… A otros habría que explicarles que otros motivos de consulta (tos, catarro, picor localizado, un granito…) pueden ser citados de manera normal con su médico de cabecera, o darles información más precisa mediante folletos o guías aclaratorias.

Afortunadamente, ahora hay un sistema de triaje en los hospitales que prioriza lo grave. Sin embargo, los mensajes oficiales promoviendo el buen uso de los servicios de urgencia hospitalaria han tenido escaso o nulo éxito. Y para el nivel primario se envían mensajes equívocos, que en general incitan a acudir a un centro de salud ante cualquier mínima dolencia, en cualquier momento y al médico que sea.

Convendría explicar los servicios de urgencia que se brindan. Se suele carecer de servicios de urgencia extrahospitalarios (PACs) en el tramo de 08:00 a 15:00 en días laborales, y este hecho habría que dejarlo claro. Lo ideal sería solucionar este inconveniente, que perjudica la atención ordinaria (se fuerzan citas que “roban” la atención de otros), y mientras tanto habría que evitar mensajes sin conocimiento de la realidad.

Como complemento de esta reseña urgente, dejo enlaces a entradas relacionadas en el blog, que a su vez contienen interesantes enlaces externos sobre el tema.



Entradas relacionadas:


Debemos hacer un buen uso de los servicios de urgencia. ¿No les parece? Mediten sobre ello...

"Meditación" de Thäis, de Jules Massenet

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada