miércoles, 24 de diciembre de 2014

Un villancico y algo más


Este bello villancico gallego, Falade baixiño, cuya traducción es “Hablad bajito”, lleva un mensaje bienintencionado para no despertar al Niño. Es un ruego divino.

Otro mensaje no celestial, proveniente de quienes mandan en una parcelita del planeta, también nos invita a cerrar el pico, pero de otro modo. Ya es una exigencia: “¡Callaos!, no habléis, no digáis (no nos contradigáis)”. O lo que es lo mismo: “¡No penséis!, seguid mis instrucciones, obedeced lo que os mando”.

Leyendo un breve artículo de prensa pensé en los neologismos corruptolandia y corruptocracia, y casi deseé la llegada de un nuevo Mesías. Puede que haya remedio terreno para el abuso de poder y la desigualdad de trato, en la antidemocracia que padecemos. Pero creo que necesitamos un milagro divino.


Y mientras no llega, quiero olvidarme de mentiras, falsas promesas y latrocinios institucionalizados, para abrazar la sinceridad, la paz y el amor fraterno.



Bo Nadal
Feliz Navidad
Merry Christmas
Joyeux Noël
Froehliche Weihnachten
Buon Natale
Boas Festas

8 comentarios:

  1. Tienes razón, José Manuel; unos cuantos milagritos no nos vendrían nada mal...
    Te deseo unas felicísimas fiestas, amigo mío,

    PD: ¡el villancico es una preciosidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más bien necesitamos un milagrazo, querida Lola. Pero bueno, a malos tiempos, buenas caras. Y ahora, alegrémonos con más razón.
      El villancico está extraído de entre tanta bazofia como hay en YouTube. Es difícil encontrar grabaciones de villancicos (o panxoliñas) que merezcan la pena. En fin...
      ¡Felices Fiestas!

      Eliminar
  2. Hola, José Manuel, he pasado expresamente para felicitarte las Navidades y me he encontrado con el regalo de este precioso villancico.
    Bueno... a lo que venía "FELICES PASCUAS Y PRÓSPERO AÑO NUEVO".
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo Antonio.
      Y Felices Fiestas también para ti y los tuyos.
      Unha forte aperta.

      Eliminar
  3. Pepe, felices fiestas, y sin necesidad de que el suegro invite a percebes. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si por aquí los percebes son más baratos que los cacahuetes ;)
      Un abrazo, Pablo, y Felices Fiestas.

      Eliminar
  4. Querido Jose, muchísimas felicidades. Deseo una Feliz Navidad a ti y a todos tus lectores, amigos y familiares. Siempre con salud e ilusión. Igual un día de estos se hace realidad ese milagrito. Mientras que no se acabe la ilusión y el amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El deseo es mutuo, amigo Julio. Y sí, habrá que confiar en los milagros.
      Un médico-melódico abrazo.

      Eliminar