jueves, 6 de agosto de 2015

Error de bulto





«Hoy los galenos necesitan un abogado a su lado», alarmaba una jurista penalista en aquel Congreso Sobre Errores Médicos. Su tremendismo inquietaba a quienes probablemente no tenían ni auxiliar de consulta. Y yo me contenía... Mi corteza cerebral estaba atiborrada de derecho sanitario y normativa médico-legal. «Ojalá los jueces supiesen de Medicina la mitad de lo que yo sé de Derecho», me decía; su desconocimiento del arte médico suele ser supino. Salí del congreso confundido y, para airearme, en vez de ir directo a casa decidí dar un rodeo. Pero ni deambulando cesaba mi pensamiento: «Si médicamente hablando dos y dos no son cuatro, la jurisprudencia tampoco es ciencia exacta». Y al día siguiente lo comprobé en una carta certificada. Se me citaba judicialmente por un presunto error médico reciente. ¡A mí, que llevaba diez años sin ejercer la Medicina!
***
Valga este microrrelato a modo de complemento narrativo a una larga entrada sobre errores médicos inspirada en un congreso internacional: "Errores médicos, realidad y prevención". Ojalá no cometamos demasiados errores y que cuando no podamos evitarlos sepamos reconocerlos. Muchas veces son consecuencia de la falta de confianza...


Trust In Me

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada