lunes, 16 de noviembre de 2015

Una entrada refrescante


El último verano se ha ido, en espera de que otro vuelva en su lugar. Y así habrá de repetirse una y otra vez, mientras el mundo gire. La estación estival nos evoca sol, calor y mar. Acaso río o lago en las montañas. O a lo mejor piscina. En cualquier caso, agua refrescante. También amor y música se conjugan con el verano, como con cualquier otra estación. Pero el estío tiene su particular ritmo y su peculiar sonoridad. Pensando en el verano nos imaginamos nadando o practicando deportes náuticos. O nos vemos descansando en la arena de la playa, mientras la brisa nos acaricia, tal vez soñando lo imposible, quizás amando.

Y como sonoridad estival, una de las melodías cinematográficas que desde que la escuché por primera vez en la radio, hace muchísimos años, y que siempre ha sonado en mis adentros: A Summer Place. El tema principal de la película del mismo título: A Summer Place (traducida aquí como "En una tranquila isla del sur") del gran Max Steiner (1888-1971), creador de grandes composiciones para el cine, entre ellas las partituras de King-Kong, Lo que el viento se llevó, Casablanca y Centauros del desierto. Disfruten ahora con esta música y, a pesar del dolor que a nadie deja, soñemos con nuestro favorito lugar de verano.


A Summer Place - Max Steiner

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Querido José Manuel, ¡qué delicia! El verano es mi estación favorita. No se qué me gusta más, si el c@lor del cuadro de Hockney o la nostálgica música de Steiner. Por suerte podemos quedarnos con ambos, jejeje.
    ¡Moitos bicos!

    PD: eliminé el comentario sin querer y lo he repetido. Perdón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que pintura y música no son incompatibles, querida Lola. Y si miras el cuadro escuchando la gran melodía de Steiner, verás que no le va mal. Además, es tan hermosa, tierna y relajante, que invita a sonreír (aun con su carga de nostalgia) y sirve para evadirnos, aunque solo sea unos momentos, de atentados y desastres.
      Melódicos bicos.

      Eliminar