viernes, 18 de diciembre de 2015

Haikus optimistas



No quisiera que mis intentos de haiku se quedasen sin su canto de optimismo, por eso ahora echo a volar otros siete micropoemas, todos ellos cargados de ilusión, de jovialidad, de alegría, de entusiasmo. Y es que en la inmensa brevedad también puede haber una chispa inacabable de felicidad.


Quiero reír / siempre a tu lado, amor. / Ríe conmigo. 

Es una suerte / estar vivo y sentir. / Vive sin miedo. 

Otro ya dio / su “gracias a la vida”. / Libre me sumo. 

Estoy alegre / y canto una canción. / Alegre lloro. 

Mi ojos brillan, / pues sé que nada muere. / ¡Viva la vida!


¿A dónde va / mi canto de optimismo? / Hacia el amor. 

Bella la noche. / Sonríen las estrellas… / Y ya amanece.


Pasodoble de La alegría de la huerta, de Federico Chueca

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada