martes, 2 de febrero de 2016

Clica aquí y clica allá...


Lo más aterrador del absurdo, a fin de cuentas, es que posea su propia lógica. Ricardo Menéndez Salmón

Cambio mi puesto de médico 
por otro de senador: 
obligaciones absurdas 
por prebendas de señor.


CLICA AQUÍ Y CLICA ALLÁ... hasta treinta veces, o cuarenta quizás, para emitir un parte de baja, o de incapacidad [laboral] transitoria, que es lo mismo. ¡Tiene tela! CLICA AQUÍ Y CLICA ALLÁ... Que tanto cliqueo lo tiene que hacer el médico de familia, no un administrativo, que al parecer lo ideó un sabio gestor para combatir el absentismo laboral fiscalizando al infeliz galeno de atención primariaCLICA AQUÍ Y CLICA ALLÁ... Que en ese tiempo perdido podría hacer de médico (lo que supone que es), entregarse a una labor clínica o realizar una intervención quirúrgica... CLICA AQUÍ Y CLICA ALLÁ... Que ha de indicar si la contingencia es común o un accidente (laboral o no), si es un problema nuevo o repetido, si la fecha es la del día o anterior... CLICA AQUÍ Y CLICA ALLÁ... Que debe verificar el puesto de trabajo, la empresa (o las empresas), la mutua aseguradora de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales... CLICA AQUÍ Y CLICA ALLÁ... Que le toca comprobar la dirección del interesado, su número de teléfono, otros datos de afiliación... CLICA AQUÍ Y CLICA ALLÁ... Que tiene que codificar el proceso (en ocasiones un imposible), calcular la duración de la incapacidad, señalar la fecha del próximo reconocimiento... CLICA AQUÍ Y CLICA ALLÁ... Que se ve obligado a "añadir" a cada paso, y a "aceptar" una y otra vez, y a pulsar para emitir los papeles correspondientes... CLICA AQUÍ Y CLICA ALLÁ... Que a menudo tendrá que llamar a la Inspección Médica para que alguien lo saque del atolladero, porque le han bloqueado la emisión de partes, por faltar un informe o estar incompleto, por cualquier requerimiento... CLICA AQUÍ Y CLICA ALLÁ... Que aunque vaya bien todo el mecánico procedimiento de la IT, y sobre todo en la fase final, le conviene rezar para que después de todo no haya un "fallo del servidor" o del "aplicativo", pues nada queda grabado y tendría que volver a la misma cantinela: CLICA AQUÍ Y CLICA ALLÁ... CLICA AQUÍ Y CLICA ALLÁ...


Maquillaje - Mecano
Clica aquí y clica allá..., digo, maquíllate, maquíllate...

4 comentarios:

  1. Genial y buenísimo el Clica aquí y clica allá, se nos mete hasta la melodía en la cabeza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tenemos y lo que nos queda... ¿Hasta cuándo?

      Eliminar
    2. Gracias por la respuesta Señor Brea, a mi me encanta la música también. Este poema de Rilke sobre la música.


      ¿Qué, tocas tú, muchacho? Iba por los jardines
      igual que muchos pasos, que órdenes susurradas.
      ¿Qué tocas tú, muchacho? Mira, tu alma
      se ha enredado en los tubos de la flauta.

      ¿Por qué la atraes? Es el son como una cárcel,
      en que se desperdicia y se equivoca;
      fuerte es tu vida, pero tu canción es más fuerte.
      reclinada en tu anhelo sollozando.

      Dale un silencio, que, callada, el alma
      regrese en tu fluyente y en lo mucho,
      en que vivió, creciendo, sabia y lejos,
      antes que le metieras en tu suave tocar.

      Cómo mueve sus alas ya más lánguida;
      así disiparás su vuelo, soñador,
      hasta que su ala, por el cántico hechizada.
      no la lleve más sobre mis paredes,
      cuando la llame yo para gozar.

      Eliminar
    3. Gracias, Anónimo, por traer el hermoso poema de Rilke a la Música.

      Eliminar