domingo, 3 de abril de 2016

Todo se acaba... y la vida sigue

Flor de otoño


Somos perecederos, nadie persiste indefinidamente, todo se acaba. Lo vemos cuando las estaciones mudan, aunque sea para retornar. Lo comprobamos al asistir al paciente terminal, aun esperanzados en otra vida. Las fuerzas se acaban, la belleza se marchita. La vida productiva toca a su fin para entrar en otro periodo vital, que cada cual interpreta a su manera. Las hojas amarillas caen para que otras reverdezcan el aire. Los hongos del bosque se descomponen anunciando un nuevo ciclo. Somos mortales en un mundo en el que cada muerte anuncia un nuevo principio. Nacer es, al fin y al cabo, comenzar a morir. Pero la vida se renueva y la negrura da paso a los colores sonrientes. Lloramos por la pena de un final y por la alegría de un principio. Todo se acaba, todo tiene su fin... y la vida sigue.


Todo tiene su fin - Módulos

2 comentarios:

  1. Excelente composición poética de palabras, imagen y música, y la canción de los Módulos como broche final resulta especialmente entrañable para quienes la oímos, sentimos y vivimos en nuestra juventud
    Gracias por regalarnos y deleitarnos con esta bella composición y profunda reflexión, amigo José Manuel.

    A este respecto, unas, también bellas palabras, de muestro maestro Don Gregorio (Marañón):

    “ Todo pasa menos la Verdad y la belleza, pero la Verdad no es de este mundo,.. la belleza si”

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradecen tus palabras, amigo Juan. La canción de Los Módulos es una de las que tengo grabadas desde la infancia. Pero que su bella melancolía no nos atenace, que siga la vida...

      Eliminar