jueves, 11 de agosto de 2016

Persiguiendo su sueño



“Piensa que la alambrada solo es un trozo de metal…” Cantando su canción, un hombre joven atravesaba el mar en busca de seguridad y de un futuro soñado. Dejando atrás la guerra y sus raíces, marchaba con la mirada incierta de quien solo es un refugiado. Al llegar a tierra, en un país seguro, se topó con lo imprevisto: una cerca de alambres, metáfora del cautiverio que tanto abominaba. Y tras la metálica barrera defensiva, un campo interminable; a lo lejos se fundía su verdor con el celeste azul inmaculado. En el horizonte vislumbró la libertad y una esperanza dorada. Inspiró hondo, saltó la valla cortante y, ensangrentado, caminó entre flores carmesí, con paso firme y sin sentir dolor. Sonriente y renovado, al fin volaba libre como un ave, con locas ansias de justicia. A sus veinte años, bajo un sol radiante, perseguía feliz su sueño. Su legítimo sueño...


Libre - Nino Bravo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada