lunes, 1 de agosto de 2016

Una fuente de salud

Foto del autor del blog


En el Parque Natural del Monasterio de Piedra, que debe su nombre al río Piedra, encontramos este letrero que nos anuncia las propiedades mineromedicinales de las aguas que por allí corren. Situado en Nuévalos, comarca de Calatayud, Zaragoza, este parque es una de las maravillas de la Península Ibérica, uno de esos lugares mágicos que resultan únicos. Aun sin necesidad de introducirse en sus aguas para comprobar las bondades de la hidroterapia, su contemplación ya resulta curativa.


Parque Natural del Monasterio de Piedra

3 comentarios:

  1. Querido amigo:
    Hace ya bastantes años, fuimos al monasterio de Piedra. Tras visitarlo, comimos en la carretera de bajada en un restaurante que hay a mitad de camino de la A-2. Postre: fruta del tiempo. Nos pusieron los mejores melocotones que habíamos comido desde los mitificados tiempos de la infancia. ¿De dónde eran? De los árboles que tenían en su propio huerto. Un restaurante de carretera normal, ¿seguirá estando? Si pasas por allí otra vez...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuve allí este año, en abril. Iba de paso hacia Albarracín, y no pude reparar en esos gloriosos melocotones. Pero pude captar otros pedazos del maravilloso Parque:

      https://goo.gl/HtKEW8

      De cualquier manera, Pablo, merece la pena volver.

      Eliminar
    2. Es que el monasterio y su entorno son una auténtica maravilla. Lo de los melocotones te lo decía porque estaban a la misma altura.

      Eliminar