viernes, 28 de octubre de 2016

La dieta y los mitos

 
Que la comida sea tu alimento y el alimento tu medicina. Hipócrates

Detengámonos a reflexionar sobre la dieta y los mitos. Sobre el mito de la alimentación "natural" y el peligro de las dietas de adelgazamiento "milagrosas" ya habló en su momento el profesor Grande Covián, divulgador acreditado de los principios de la nutrición. En su libro Nutrición y Salud -Mitos, peligros y errores de las dietas de adelgazamiento- expone estas cuestiones que no por reiteradas son bien entendidas y aceptadas por el gran público. Demasiados intereses en juego impiden que los mensajes honestos se asienten en las mentes.

Grande Covián cuestiona la dieta de Hay, o "dieta separada", la dieta vegetariana estricta (veganismo) y la dieta macrobiótica Zen. Se adentra en el problema de la obesidad, verdadera epidemia actual, y en el principio fundamental de las dietas de adelgazamiento: la reducción de su valor calórico. Y ahí entra el reparto equilibrado de los tres principios inmediatos (grasas, hidratos de carbono y proteínas), según sus palabras, en una dieta equilibrada y ajustada en lo posible al gusto del paciente. También cuestiona las dietas ricas en grasa (dieta de Atkins), las dietas ricas en proteínas y el ayuno total -sin privación de agua-, propuesto en casos extremos de obesidad (obesidad "intratable"). No hay verdades absolutas.

En su planteamiento de la dieta normal, destinada a satisfacer las necesidades nutritivas del organismo de un adulto sano, considera que ha de cumplir dos condiciones: 1ª. Que el contenido energético de los alimentos sea suficiente para mantener un peso corporal constante; 2ª. Que la dieta sea variada y estén presentes en ella alimentos representativos de seis grupos definidos (modelo de los doctores Vivanco y Palacios, 1976): 1. Leche y huevos; 2. Carne y pescado; 3. Grasas y aceites; 4. Cereales, leguminosas, patatas y pastas, 5. Verduras y hortalizas; 6. Frutas. Concluye que no hay una dieta ideal única, sino muchas dietas posibles.


Un patrón dietético que suministre entre 2.600 y 2.900 kilocalorías diarias parece suficiente para un adulto normal con actividad física moderada. Por supuesto con los nutrientes necesarios: proteínas, minerales (calcio, hierro, fósforo, magnesio, iodo, zinc, sodio, potasio...), vitaminas (A, C, D, E, K, B1 o tiamina, B2 o riboflavina, B3 o niacina, B6 o piridoxina, B12 o cianocobalamina, ácido fólico...), etc.

La dieta está íntimamente relacionada con la salud. Se sabe desde los tiempos de Hipócrates, uno de los precursores de la dietética, y lo recalca Grande Covián, "padre de la moderna dietética". Mucho más tarde se objetivaron las enfermedades carenciales: raquitismo, escorbuto, pelagra, beriberi... En nuestra época, la alimentación inadecuada se relaciona también con las enfermedades degenerativas y cardiovasculares. También con la obesidad y la diabetes. Incluso con las neoplasias malignas. Dieta y salud están íntimamente relacionadas.

Meternos más a fondo en el ámbito de la nutrición no es nuestro propósito. Baste este resumen nutricional, considerando que la ingesta de alimentos (alimentación) se sigue de un proceso digestivo (digestión) antes de llegar a los procesos metabólicos de transformación de sustancias químicas definidas, o sea a la nutrición propiamente dicha. Pero no nos llevemos a engaño. Hay dietas saludables, que aportan los nutrientes necesarios, pero no alimentos prodigiosos (pensemos en esos que nos incitan a consumir con un bombardeo publicitario tan poco ético). ¡Que no nos vendan la moto! No hay "alimentos milagro".

Los buenos hábitos alimenticios, que deben comenzar a edades tempranas, son favorecidos por la educación nutricional y el control de las malas artes de la industria del ramo alimenticio. Por otra parte, entre la dieta esclavizadora y el "¡come y bebe, que la vida es breve!", hay un punto medio para acercarse a una vida sana. Así que comamos con sentido común, de manera racional y equilibrada, huyendo de la radicalidad de los extremos. ¡Salud y buen apetito!


CONCEPTOS BASICOS DE NUTRICION Y ALIMENTACION

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada