lunes, 3 de octubre de 2016

Sobre la salud digital



Tanto se habla ahora de la salud digital, o e-Salud, que se hace necesario familiarizarse con la nueva terminología. Concretando, la e-Salud es definida en este enlace de la siguiente manera:
La e-Salud es un campo emergente en la intersección de la informática médica, la salud pública y los negocios, referido a los servicios sanitarios y la información transmitida o mejorada a través de Internet y las tecnologías relacionadas. En un sentido más amplio, el término representa no sólo un desarrollo técnico, sino también un estado mental, una forma de pensar, una actitud, y un compromiso con un pensamiento conectado, global, para mejorar la sanidad local, regional y globalmente a través del uso de las tecnologías de la información y la comunicación. (Einsenbach, 2001)
Siendo algo innovador, podemos añadir que precisa aceptación y adaptación. Pero ¿mejora la digitalización la práctica médica? Parece ser que sí, y de hecho se está implantando en todos los sistemas sanitarios de los países desarrollados. No cura pero ayuda. En nuestro SNS, cada servicio de salud va por libre. 

Un ejemplo es la plataforma gallega E-Saúde, que es definida como: 
Herramienta del Sergas de comunicación con el ciudadano, accesible desde cualquier lugar y dispositivo (ordenador, móvil, tableta...) que le permite el acceso a servicios y contenidos de salud personalizados.
La telemedicina y los portales para pacientes forman parte de la digitalización en salud, que supone el abandono del bolígrafo y el papel. Y el fin último de la digitalización en salud es la mejora en diagnósticos y tratamientos (calidad); o de otro modo, aportar valor en salud, por encima del ahorro en el gasto.



Las tecnologías ayudan cuando se usan con tino. Ya hablamos aquí de la comunicación digital en salud, señalando las bondades de la comunicación en la Red, tanto entre profesionales sanitarios como entre profesionales y pacientes. 

El doctor Salvador Casado, avanzado en esta área, ya decía:
Por esta razón, los profesionales sanitarios deberían aprender a utilizar los "social media", es decir, las redes sociales y los blogs, entre otras herramientas, para informar y comunicarse con sus pacientes. Los "social media" son herramientas cuyo trasfondo es convertir Internet en una red social, lo que implica una nueva filosofía y un nuevo concepto de comunicación.
No viene mal, pues, habituarse al lenguaje de la salud digital y disponer de un glosario de términos en salud digital. Abajo hay un enlace a un glosario de 100 términos, entre ellos: E-paciente, E-salud, M-salud, Telemedicina y Telesalud. Pero se echan de menos algunas carencias. Por ejemplo:
  • Portal para pacientes. Sitio web para atención médica personal del paciente. Herramienta en línea para dar seguimiento a visitas a proveedores médicos, resultados de exámenes, etc.
En resumen, hemos de aceptar los avances tecnológicos puestos al servicio de la comunicación en salud y de cara al beneficio de los pacientes. No hemos de dejarnos emborrachar por tanta tecnología, pero hemos de aprovechar las posibilidades de las herramientas tecnológicas para mejorar la calidad en salud.
***
Enlaces
100 términos para no perderse en la salud digital
La Salud Digital en España, una asignatura pendiente


La salud en la era digital 
(Introducción a la salud digital)

2 comentarios:

  1. Me parece muy optimista cualquier iniciativa en ese sentido.

    Nadie parece percibir que la mayoría de los crónicos, yo soy uno, y la mayoría de las personas mayores de, digamos 55, no posee computador ó tablet en casa.

    Algunos tienen teléfonos tipo smartphone, lo cual no significa que sean capaces de usarlo en relación con los servicios sanitarios.

    Y, por ende, muchas de las personas que puedan ser posibles usuarios de la comunicación electrónica sanitaria dependen de los nietos para hacerlo.

    Mal lo veo, mal,... como siempre los gestores sólo ven las cosas desde arriba.

    Por eso no ven las nubes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón en lo que dices, Martin. Y sería un disparate abandonar de golpe el método clásico del ejercicio médico. Ha de haber un periodo transitorio en el que la e-Salud conviva con el ejercicio tradicional de la medicina, sin alocadas exclusiones. Pero la Salud Digital irá creciendo de manera imparable, hasta un día imponerse definitivamente. Las nuevas corrientes son irrefrenables en un tiempo de predominio informático.
      Esperemos que la fría tecnología no suponga la absoluta deshumanización en el trato médico-paciente. Creo que ningún profesional desea eso.

      Eliminar