domingo, 13 de noviembre de 2016

Desconcertante crítica musical



Ginette Neveu*, Brahms & Sibelius: Violin Concertos. Dos revisiones críticas.
(*Excepcional violinista, niña prodigio, muerta a los 30 años en un accidente de aviación en las islas Azores)

As these self-proclaimed "Great Recordings of the Century" of the Brahms and Sibelius concertos make clear, Neveu was an individualistic violinist with a strong tone and a powerful technique, but she was not yet a great artist. 
Como estas autoproclamadas "grandes grabaciones del siglo" de los conciertos de Brahms y Sibelius dejan claro, Neveu fue un violinista individualista con un tono fuerte y una técnica poderosa, pero ella no era todavía un gran artista. 

Neveu's radiant tone, her blazing virtuosity, her unrelenting intensity, her complete control over every aspect of violin playing, and above all her total emotional commitment to the music mark her recordings as something special, something extraordinary, something, in a word, legendary. 
El tono de Neveu radiante, su virtuosismo ardiente, su intensidad implacable, su control completo sobre todos los aspectos de violín, y sobre todo su compromiso emocional total de la música marcan sus grabaciones como algo especial, algo extraordinario, algo, en una palabra, una leyenda. 


A veces la crítica musical es desconcertante, demasiado desconcertante. Buscando valoraciones críticas de interpretaciones del concierto para violín de Sibelius, hallé dos muestras de la misma interpretación, aunque en diferente edición discográfica, completamente dispares (¡me acordé de las discrepancias diagnósticas!). Una que señala sus defectos y la otra que la ensalza, recriminando y elogiando respectivamente al solista (la joven violinista Ginette Neveu). Y no sería sorprendente tratándose de dos críticos diferentes, pues hallamos a menudo análisis críticos enfrentados. Pero resulta que en este caso ambas reseñas, positiva y negativa, son emitidas por un mismo crítico. 

Sorpresas nos da la vida…

La vida de da sorpresas - Rubén Blades

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada