miércoles, 21 de diciembre de 2016

Discusión sobre la consulta grupal



El doctor Teoricus, licenciado en medicina que nunca ha ejercido su profesión, discute con el doctor Practicus, que ejerce en un centro de salud urbano (después de haber trabajado muchos años en el rural), sobre la consulta médica grupal.

DR. TEORICUS. Su teoría sobre la consulta grupal no me acaba de convencer. Una consulta médica ha de ser siempre individual. ¡Está escrito en los libros!

DR. PRACTICUS. Por supuesto que el paciente es único: no hay enfermedades, sino enfermos. Eso nadie lo discute. Pero la consulta en grupo puede estar justificada.

D. T. ¿En pacientes con enfermedades crónicas, dice usted? No, amigo mío, cada uno lleva su dolencia de diferente forma. Si sabré yo la teoría…

D. P. Usted se ha lamentado de que los pacientes con artrosis consulten una y otra vez, quejándose de lo mismo, para acabar dándoles la misma respuesta. Lo he leído en un ensayo suyo, que escribió después de comprobar motivos de consulta repetitivos. Algo parecido a los artrósicos pasa también con diabéticos, asmáticos, etc. Los médicos de familia nos lamentamos de no tener más tiempo para cada uno de ellos. Y algunos pensamos: ¿Por qué no reunir a un grupo de enfermos con la misma dolencia y darles sesiones educativas interactivas, ampliando el tiempo de dedicación? Podría más eficaz y se evitarían repetidas consultas inútiles.

D. T. (Receloso.) Si no me equivoco, plantea la posibilidad de que varios pacientes acudan a una cita médica conjunta. Como si dijéramos, en manada... (El otro hace un gesto de protesta.) ¡Hum! Todos con una misma afección crónica, ¿no es así?

D. P. O con un problema de salud similar, doctor Teoricus. No sería descabellado reunir a individuos con asma y EPOC, que presentan algunas similitudes. O con ansiedad y depresión, problemas de salud mental muy prevalentes y relacionados.

D. T. (Con el puño en la boca.) A mí me sigue pareciendo una idea descabellada, doctor Practicus. Sobre todo por la pérdida de confidencialidad que entraña, pero además por los posibles problemas éticos. O incluso legales. No lo veo...

D. P. Tenga presente que aunque la consulta sea en grupo, durante la misma se procura dar una atención individualizada. Los pacientes expresan sus dudas y hacen sus preguntas al profesional de la medicina, que intentará dar respuestas satisfactorias. Y si se hacen dentro del marco ético, a mí no me parecen inadecuadas, sino legítimas y compatibles con las consultas individuales.

D. T. (Sin expresar convencimiento.) ¿Y piensa usted que las consultas en grupo serían útiles para las personas de edad avanzada?

D. P. Sobre todo para ellas. Se ha postulado su especial beneficio en personas mayores, que cada vez son más. Considere el progresivo envejecimiento poblacional. Y además, como gestor, el consumo de recursos; es algo que no debemos obviar. Con las consultas grupales podríamos ser más eficientes.

D. T. Respeto que sea usted defensor de esta modalidad de consulta, pero yo la encuentro poco ortodoxa, hasta perversa. (Marca unos segundos de silencio.) Me temo, doctor Practicus, que seguiré perteneciendo al bando de los detractores.

D. P. Piénselo bien, doctor Teoricus. Se trata de una estrategia válida para afrontar la asistencia sanitaria pública en las mejores condiciones. Respetando siempre la individualidad, por supuesto, puede ser muy satisfactoria para los pacientes.  Y, ¡ojo!, seguro que conlleva además ahorro en el gasto sanitario. (Advirtiendo la expresión sonriente del gestor.) Veo que se le ilumina la mirada, doctor Teoricus. Sí, ya está medio convencido. No me lo puede negar.

El médico teórico, sin afirmar pero sin negar del todo, se queda pensativo, y el médico práctico se marcha diciendo que solo hay que echar a volar las ideas...

Come Fly With Me - Frank Sinatra

No hay comentarios:

Publicar un comentario