domingo, 12 de febrero de 2017

Para la isla desierta: Amor de poeta de Schumann



Cuando en una larga entrada nos referimos al compositor Robert Schumann (1810-1856) como "el poeta de la música", manifestamos que su corpus de canciones, unas 250 piezas, le bastaría para asegurarle la gloria. Consiguió que el Lied romántico adquiriese un nuevo y esplendoroso brillo poético, adentrándose en los textos, creando obras de gran intensidad lírica y dominando la técnica del ciclo o “Liederkrais”. Ninguna de esas composiciones es desdeñable. Pero si nos viésemos obligados a elegir entre sus obras magistrales, nos quedaríamos con su ciclo de canciones Dichterliebe (Amor de poeta), Op. 48, 16 Lieder sobre poemas de Heinrich Heine. Las emociones suscitadas por los poemas de Heine y los diferentes estados de ánimos son expresados sonoramente por Schumann gracias a su capacidad compositiva y a su inmensa sensibilidad. El resultado es una insuperable conjunción de poesía y música a la que no nos podemos substraer. Es un discurrir continuo de emocionante belleza. No se lo deben perder.

Respecto a la patobiografía del compositor, ha quedado reflejada en la entrada enlazada arriba sobre su figura como creador y como ser humano (apartado "Especulaciones sobre la enfermedad mental de Robert Schumann")

Si es posible, disfruten de esta obra digna de la isla desierta.


Robert Schumann, Dichterliebe op. 48
Christophe Prégardien, voz & Andreas Staier, piano

2 comentarios:

  1. Son maravillosos, José Manuel. Muchas gracias por traérnoslos (y por seguir ahí)
    Moitos bicos, mi querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He vuelto, querida Lola; no me he podido resistir... Esta entrada aguardaba en el desván bloguero. Y otras entradas, melódicas y no melódicas, aún siguen ahí, esperando salir a la luz. Después de que el desván se vacíe, Dios dirá. Besos.

      Eliminar