sábado, 1 de abril de 2017

Tics del pensamiento fugitivo 11


Atendiendo a lo dicho en la presentación de los tics del pensamiento fugitivo, os presento aquí la undécima docena.

  • Mediante jaculatorias imploramos la ayuda de la divinidad, conscientes de nuestra humana limitación. 
  • No habrá igualdad de oportunidades en tanto exista nepotismo, esa actitud nefanda tan corriente. 
  • Censurar sin burla puede ser edificante; en cambio, zaherir siempre es una actitud destructiva. 
  • Resarcir al prójimo después de hacerle daño es tan hermoso como el rosicler tras la tormenta; o como hallarse redivivo. 
  • La Poesía es una forma de decir para, en cierto modo, sobrevivir. 
  • Escribir es necesario para atrapar la quebrantable fugacidad.
  • ¿No son acaso los sueños medios de autoconsuelo de nuestra frustración? Pues soñemos triunfalmente.
  • Algunos para demostrar su hombría exhiben su poca inteligencia o su estupidez extrema. 
  • Desgraciadamente, muchos individuos que tienen predicamento entre sus conciudadanos saben dar pábulo al engaño. 
  • Asumir responsabilidades obliga a responder de los actos, sopesando tres de las cuatro virtudes cardinales: prudencia, justicia y fortaleza. 
  • Miseria de los hombres..., pero superioridad del Hombre. 
  • Es la felicidad nuestro inalcanzable desiderátum. ¡Démosle alcance!
***
Después de siete años, ahora que edito este undécimo capítulo de la serie, me doy cuenta de que estos tics del pensamiento fugitivo son verdaderos tuits.

Seven Come Eleven - Tal Farlow, Barney Kessel & Charlie Byrd

No hay comentarios:

Publicar un comentario