martes, 7 de mayo de 2013

La lengua de la esperanza


El esperanto es una lengua artificial (creada con arte) creada por el oftalmólogo polaco de Lázaro Zamenhof (1859-1917), a quien podemos considerar por este hecho un médico humanista. Con la intención de convertirla lengua auxiliar internacional, su elaboración le llevó una década de trabajo, y vio la luz en 1887. Es un idioma sencillo, lógico, fácil de aprender; su gramática tiene 16 reglas claras y sin excepciones.

Lorenzo Mediano, médico, escritor y amante de la naturaleza, explica sus bondades en “Esperanto, lengua de paz”.  En este artículo considera sus grandes posibilidades como comunicación y lengua de paz, que hoy en día es hablada por un millón de personas que creen en la solidaridad e igualdad universal, con una mayoría de palabras procedentes del antiguo indoeuropeo y que permite que pensamientos y sentimientos fluyan muy libremente. El doctor mediano nos los explica con claridad y da ejemplos clarificadores de la lógica de sus palabras.

El esperanto es un sueño que no se ha materializado, pues su implantación ha sido obstaculizada. Pero como el saber no ocupa lugar, valga esta breve reseña para estimular a su conocimiento y el siguiente vídeo de introducción a esta lengua.


2 comentarios:

  1. Querido José Manuel: leyéndote he recordado a una compañera de facultad que estudiaba Esperanto; era muy peculiar y a veces llevaba un loro en el hombro (eso no tiene nada que ver, lo sé). A mí entonces me parecía muy extraño aquello.
    Moitos bicos, compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extrañaría que el loro de tu compañera hablase con ella esta lengua sincrética... Bueno, lo digo en broma, querida Lola, pensando en aquel famoso Ravachol:

      http://medymel.blogspot.com.es/2013/02/el-loro-de-don-perfecto.html

      Muchos kisoj (besos en esperanto, según he visto por ahí)

      Eliminar