martes, 29 de octubre de 2019

Cuando nos falta el aire: Disnea


Disnea: sensación de ahogo o de asfixia.

1. La disnea, dificultad respiratoria definida como "sensación de falta de aire", puede obedecer a diferentes causas [fig. 1]. La disnea puede ser continua, intermitente (disnea paroxística), de reposo, de esfuerzo, en decúbito (ortopnea). Determinar la etiología, y sobre todo las potencialmente graves, es fundamental para tratar este molesto síntoma con garantías. La disnea puede ser aguda, crónica o crónica agudizada (p. ej. en EPOC).

2. Hay escalas de medición de la disnea, para estimar su intensidad, pero no dejan de ser subjetivas, y no siempre hay correlación con las exploraciones.

3. En la atención urgente de una disnea aguda procede la evaluación sistemática habitual: anamnesis, exploración física (nivel de conciencia y orientación, signos vitales, auscultación...) y, si es preciso, exploraciones complementarias (Rx tórax, gasometría arterial/pulsixiometría, análisis, ECG, para tomar una decisión terapéutica. Aunque en ocasiones la gravedad obliga a decidir inmediatamente sin seguir el protocolo clínico. Los signos de alarma (síncope, dolor torácico, taquicardia, síntomas vegetativos, estridor, tiraje...) nos pondrán en guardia.

1
Causas de disnea
Fuente
Entre las causas respiratorias de disnea aguda:
Obstrucción de v.a.s. por cuerpo extraño
Crisis asmática
Infección respiratoria
Reagudización de EPOC

2
Medición de la disnea

4. Hablamos de insuficiencia respiratoria* cuando en sangre arterial la presión parcial de O2 (Pa02) es < 60 mmHg** (hipoxemia), pudiendo acompañarse de  aumento de presión parcial arterial de CO2 (PaCO2): ≥ 50 mmHg (hipercapnia).

*Ver nota al final. **Equivalencia: saturación de oxígeno (Sat02) < 90%.

3


5. Sobre el tratamiento, recordaremos que son esenciales dos cuestiones:
  1. Estabilización hemodinámica: a) Reposo con elevación de cabecera del enfermo; b) Mantener permeabilidad de vía aérea (en caso de atragantamiento: maniobra de Heimlich); 3) Administración de oxígeno —es esencial corregir la hipoxemia: Pa02 > 60 mmHg (saturación de oxígeno > 90%). Sobre oxigenoterapia AQUÍ—; 4) Monitorización de constantes vitales; 5) Fluidoterapia, mediante vía venosa.
  2. Tratamiento específico: a) Broncodilatadores, si obstrucción al flujo aéreo (EPOC, asma, hiperreactividad bronquial), vía inh., en forma de nebulización o inhaladores; b) Corticoides, en nebulización (laringitis) o inhaladores (broncoespasmo), vía oral o parenteral; c) Diuréticos (Furosemida), si clínica de insuficiencia cardiaca, vía parenteral u oral; d) Antibióticos, si infección respiratoria causal, eligiendo según características del paciente y patología subyacente; e) HBPM, si sospecha de TEP, a dosis de 1mg/kg cada 12h vía SC (y valorar profilaxis de ETV en todo paciente con disnea que vaya a permanecer largo tiempo en reposo y con factores de riesgo asociados).
4
Disnea aguda

5
Gasometría arterial

6a
Pulsioximetría
Método útil, rápido y no invasivo que valora la saturación arterial de oxígeno. Muy eficaz para saturaciones entre el 80 y el 100%. Menos fiable si hay anemia grave, mala perfusión periférica, luz ambiental intensa u obstáculos a la absorción de la luz (esmalte de uñas, hiperpigmentación de piel, etc.) —Fuente

6b

6c
Pulsioxímetro

7
Oxigenoterapia. Mascarillas



***
Enlaces
Disnea en urgencias
Disnea (Guías Clínicas Respiratorio) —Esquemático
Valoración del paciente con disnea. Escalas de medición
Pulsixiometría (Técnicas en AP)
Asma agudo (Osakidetza)

*Nota. El síndrome de dificultad respiratoria aguda (o de distrés respiratorio agudo, SDRA), se define actualmente como una insuficiencia respiratoria grave, debida a edema pulmonar no cardiogénico, por aumento de la permeabilidad de la barrera alvéolo-capilar secundaria a daño pulmonar agudo.

domingo, 27 de octubre de 2019

La danza a través del tiempo

Baile en el Moulin Rouge (1890) de Toulouse-Lautrec

El baile es escultura en movimiento. Walter Sorell

Dedicamos una breve entrada, ya lejana, a la danza. Ahora nos aprovechamos del portal BIBLIODANZA, de donde extraemos algunos líneas del capítulo "La danza desde el siglo XVIII al XX", para hacernos una idea de las diferentes danzas a través del tiempo (dejando las danzas populares, que merecerían un capítulo aparte). Y aunque reconocemos que no es lo nuestro, los invitamos a danzar...

SIGLO XVIII 

La danza siguió la tendencia general ya la solemnidad majestuosa de las viejas danzas de corte ya su ceremonial demasiado severo, empezaron a preferirse danzas nuevas más graciosas, como el minué, la gavota y el passepied.

El minué (de menu, pequeño) se componía de pequeños pasos y procedía de Poitou; originariamente era una danza campesina, pero introducida en la corte de Luis XIV se volvió más lujosa y señorial.

La gavota, que nos retrotraía al siglo XVI y recordaba en la vivacidad los viejos branles franceses, se convirtió en el siglo XVIII en halagadora y resbaladiza y más bien similar al minué. 

El passepied ya difundido antes, continuó en boga; era una danza más vivaz y rápida que el minué y los danzadores podían demostrar su habilidad cruzando y recruzando rápidamente los pies, uno sobre el otro. 

Hacia la mitad del siglo, el maestro de baile Rameau, que no debe ser confundido con el compositor homónimo, introdujo en las danzas de escena la contradanza, de origen inglés y campesino:  countrydance (country = campo), la cual pasó muy pronto a figurar también como danza de salón. 

SIGLO XIX 

La única danza figurada que resistió en el siglo XIX fue la contradanza, bajo la variación llamada cuadrilla, pero el triunfador fue el vals.

El galop, originario de los países germánicos" en dos tiempos y de movimiento veloz, estuvo muy en boga después de 1815, junto a la cuadrilla, pero hacia 1840 ya había decaído y estaba relegado casi exclusivamente a los bailes de Carnaval. 

Sin embargo, la estrella del vals pareció palidecer cuando una nueva danza, la polka, apareció para disputarle la primacía. Importada a París por fugitivos polacos, junto con las propias danzas nacionales, siendo de origen bohemio, entusiasmó al instante al pueblo ya la burguesía y en poco tiempo llegó a vencer a los aristócratas que se mostraban reacios.

La mazurca, de origen polaco, tenía un carácter atrevido y provocador y un ritmo muy incisivo, que los bailarines marcaban con golpes de tacón. Convertida en baile de sociedad, conservó su carácter vivaz y adquirió un aire un poco popular.

La polonesa se supone que en su origen pudo ser una procesión grave y solemne acompañada de música, como la de 1574 ante el rey Enrique III, elegido al trono de Polonia, en la que desfilaron los nobles para rendir homenaje al soberano.

Hacia finales del siglo estuvo en boga el boston, una especie de vals lento y el scottish, de origen escocés e hizo su aparición el frenético cancan, que solamente se bailó en la escena por ágiles y osadas profesionales, inmortalizadas por el trazo nervioso y satírico de Toulouse Lautrec.

SIGLO XX

El cambio de las costumbres y del gusto influyó también en la danza. La polka, el vals y la mazurka permanecieron en el repertorio de las orquestinas de baile, pero otras danzas alcanzaron explosivo éxito, como el tango de ritmo binario y movimiento lento. de carácter lánguido y sensual.

Durante la guerra se desarrolló en los Estados Unidos de América el jazz, que provocó el nacimiento de bailes completamente nuevos, inspirados, como la música, en los pasos y los ritmos sincopados de los negros de América. El primero fue el foxtrott en ritmo binario y allegro, al que siguieron el shimmy (1922) y el endiablado charlestón

Después de la Segunda Guerra Mundial, los ritmos que llegaron de América acompañados de las orquestinas de jazz llamadas jazz bands, se hicieron cada vez más convulsivos. El boogiewoogie exigía saltos y sacudidas. Aparecieron el chachacha y el rock and roll. Característica común a estos bailes de salón es el ritmo frenético y las posiciones de los bailarines, que realizan figuras y pasos sin cogerse uno a otro, sino separados y relativamente independientes entre sí.


Dance Throughout History

viernes, 25 de octubre de 2019

Conflicto ético-económico

Fuente

Principio de justicia: uno de los cuatro principios de la bioética.

Traemos un ejemplo que confronta la bioética —a la que se debe todo profesional sanitario atendiendo a sus principios— con la economía de la salud, por la que han de velar los gestores sanitarios en aras del sostenimiento del sistema público de salud. Prestar atención, por supuesto, pero... ¿cobrando o no?

Argentina: Polémica por el cobro a extranjeros
no residentes que se atiendan en hospitales

miércoles, 23 de octubre de 2019

Alteraciones del estado de conciencia. Coma

De qué mal morirá?
Capricho 40 de Francisco de Goya


1. Las alteraciones del estado de conciencia, entendidas como disminuciones del mismo, pueden ir desde la letargia, o estado de somnolencia prolongada, hasta el coma, pasando por el estado de estupor. Por supuesto, el coma es el estado más grave de disminución del estado de conciencia.

2. La gravedad del coma se determina mediante la escala de Glasgow. Se ha diferenciado entre coma superficial y profundo, y éste coincidiría con la puntuación mínima en la escala de Glasgow.

3. El tratamiento del coma será causal si se conoce la etiología; en cualquier caso hay una actuación general ante el coma y otra específica. Primero: posición lateral de seguridad, RCP si parada cardiorrespiratoria, estabilización si shock.

1
Grados de disminución de la conciencia
Fuente

2a
Causas de coma
Fuente

2b
Para recordar las causas de coma

3
Gravedad del coma. Escala de Glasgow
(<9 = gravedad)
Fuente

4a
Actuación en coma. Posición lateral de seguridad
Fuente

4b
Actitud terapéutica general
Fuente

4c
Coma de origen desconocido. Algoritmo de actuación
Fuente

martes, 22 de octubre de 2019

Tartamudez

Demóstenes practicando la Oratoria (1870)
por Jean-Jules-Antoine Lecomte du Nouy


TARTAMUDEZ

        La gente se ríe de tus complejos, no de tus defectos
        Juan Carlos López 

¿Acaso se han burlado?
El brillo de tus ojos no es de dicha. 
Lo advierto en tus palabras mudas. 
Porque callas,
se te inunda el pensamiento.

¿Qué buscas y no encuentras?
El sol alumbra para ti. Y la luna.
Sonríen para mí y para todos.
Deficientes mortales que se ocultan...
(El más perfecto, llora dentro sus limitaciones.)

¿No tienes lo que otros?
Deja correr la fuente que te brota.
Que el gran Demóstenes te inspire
y sea cada vez tu voz más poderosa.
La voluntad es tu mejor defensa.

***



"Leer me salvó la vida, escribir le dio un sentido". Jordi Sierra i Fabra, escritor

domingo, 20 de octubre de 2019

Un cuento y muchos cuentos


La variedad de cuentos es sumamente numerosa. Más aún, los cuentos varían respecto a al autor y su estilo, además de los que se transmiten oralmente (cuentos populares o tradicionales) que dependen tanto del orador como de su cultura. Los cuentos pueden ser eruditos (Jorge Luis Borges), desconcertantes (Julio Cortázar), angustiosos (Franz Kafka), misteriosos (Edgar Allan Poe), conmovedores (Charles Dickens) y así podríamos enumerar gran cantidad de rasgos estilísticos.
Mito, leyenda, fábula, apólogo y parábola
Pero ¿qué cuentan los cuentos? Todo lo que afecta a los humanos; lo que nos preocupa, lo que nos atrae, lo que nos atemoriza, lo que nos fascina.

Entre los grandes escritores de cuentos de la historia hemos de incluir a Edgar Allan Poe, Nikolái Gógol, Antón Chejov, Robert Louis Stevenson, Guy de Maupassant, Jack London, Franz Kafka y Horacio Quiroga. Si pensamos en autores españoles que han escrito cuentos, hemos de recordar, entre otros, a Don Juan Manuel, Leopoldo Alas “Clarín”, Emilia Pardo Bazán, Benito Pérez Galdós, Pío Baroja, Vicente Blasco Ibáñez, Ramón Valle-Inclán o Ignacio Aldecoa. Pero el poeta José de Espronceda, tiene uno que aquí traemos: La pata de palo.  Así comienza:
Voy a contar el caso más espantable y prodigioso que buenamente imaginarse puede, caso que hará erizar el cabello, horripilarse las carnes, pasmar el ánimo y acobardar el corazón más intrépido, mientras dure su memoria entre los hombres y pase de generación en generación su fama con la eterna desgracia del infeliz a quien cupo tan mala y tan desventurada suerte. ¡Oh cojos!, escarmentad en pierna ajena y leed con atención esta historia, que tiene tanto de cierta como de lastimosa; con vosotros hablo y mejor diré con todos, puesto que no hay en el mundo nadie, a no carecer de piernas, que no se halle expuesto a perderlas. 
Y puede leerse entero AQUÍ, e incluso escucharse, pues adjunta audio. 

El abuelo cuenta una historia (1884) de Albert Anker

Pero no olvidemos que muchos de los cuentos literarios beben de los cuentos populares, de transmisión oral. Reparemos primeramente en los orientales de Las mil y una noches, o los cuentos del mulá Nasrudín. Por otra parte, los cuentos populares españoles quizá no sean tan famosos como los cuentos de hadas que adaptaron otros autores europeos, como el francés Charles Perrault (Caperucita Roja, Pulgarcito, La Cenicienta, La bella durmiente, Barba Azul, El gato con botasGrisélidis, Piel de asno), los alemanes Hermanos Grimm (Blancanieves, Hansel y Gretel, El príncipe ranaRapunzel) o el danés Hans Christian Andersen (El patito feo, La sirenita, El traje nuevo del emperador, La reina de las nieves). Sin embargo, no han de ser desdeñados los que nuestra tradición ha preservado (ver en “Enlaces”).

Cabe también hacer una diferenciación entre mitos, leyendas y cuentos. Tenemos una explicación de sus peculiaridades AQUÍ.

El mito es una narración fantasiosa de algún suceso o fenómeno para el cual el ser humano no encuentra explicación lógica. La leyenda es un relato que exalta las virtudes de un pueblo basándose en personajes y sucesos reales, mezclando realidad y fantasía. El cuento es una narración breve, oral o escrita, de hechos y personajes ficticios, inspirados o no en situaciones y personas reales, mediante la voz de un narrador, que a su vez puede ser uno de los personajes, y que siempre tiene un principio, un nudo y un desenlace.

Además, los cuentos literarios también marcan algunas diferencias con fábulas, apólogos, alegorías y parábolas. Tenemos una explicación diferencial AQUÍ.

La fábula (Aristóteles la considera en su Poética) es una composición literaria, generalmente en verso y protagonizada por animales, en la cual se utiliza una ficción alegórica para dar una enseñanza útil o moral (moraleja); viajando en el tiempo, llegamos hasta la fábulas de Esopo. El apólogo es la fábula de origen oriental; escrito en prosa, sus protagonistas suelen ser personas. La alegoría y la parábola son relatos alegóricos o simbólicos que, por analogía o semejanza, contienen una enseñanza (en la parábola de carácter espiritual: Parábolas de Jesús). Aunque, si queremos, ignorando sin maldad las eruditas reglas, podemos contemplar como cuentos estas variantes narrativas.

Dejamos finalmente un vídeo sobre los mejores cuentos y cuentistas, así como el enlace a otro sobre cómo contar bien un cuento (cosas del cuentacuentos).

*** 
Enlaces
El cuento de tradición oral y el cuento literario: de la narración a la lectura
La teoría del cuento de Edgar Allan Poe
Un cuento debe provocar en el lector el efecto de “unidad de impresión”; debe leerse en no más de dos horas y no menos de treinta minutos; cada elemento incorporado debe pensarse en términos del efecto que deje en el lector; ha de establecerse el tono del relato, y la trama ha de ajustarse al tono y al efecto. (Edgar Allan Poe)
7 consejos de Edgar Allan Poe para escribir buenas historias
Decálogo del perfecto cuentista, por Horacio Quiroga
No empieces a escribir sin saber desde la primera palabra adónde vas. En un cuento bien logrado, las tres primeras líneas tienen casi la importancia de las tres últimas. (Horacio Quiroga)
Apuntes sobre el arte de escribir cuentos, por Juan Bosch
Aspectos del cuento, por Julio Cortázar
Un cuento es malo cuando se lo escribe sin esa tensión que debe manifestarse desde las primeras palabras o las primeras escenas. (Julio Cortázar)
Diferencias entre el cuento y la novela, por Miguel Díez R.
Clasificación de los cuentos: géneros principales
Cuentos y cuentistas. El canon del cuento

viernes, 18 de octubre de 2019

Nuevo modelo de médicos de cabecera



De nuevo modelo de médicos de cabecera es de lo que informan en este video que trata sobre el PAMI (Programa de Atención Médica Integral), "obra social de jubilados y pensionados, de personas mayores de 70 años sin jubilación y de ex combatientes de Malvinas que opera en Argentina bajo el control estatal federal". 

Nos hablan de: 
  • Médicos de cabecera como pilar fundamental. 
  • Mejora de la calidad de la atención. 
  • Facilidad para la elección o cambio de médico. 
  • Cartilla online. 
  • Menos trámites para solicitar estudios. 
  • Formación continua de los médicos. 
  • Receta electrónica. 
  • Más médicos y mejor remunerados.

¡Teoría que encandila! De la aplicación práctica nada sabemos.

Los tiempos cambian y con ellos las necesidades. Tampoco la imagen del médico de cabecera de antaño es la de ahora, transformado y tecnificado; las dos imágenes que siguen son muy ilustrativas. Es innegable su avance, su mejora en muchos aspectos. Con todo, no debiera perderse nunca su faceta más humana.

Ciencia y caridad (1897), de Picasso
Medicina en la Era Digital by Nathan Gray MD
Médico tradicional y médico de la Era Digital

Otra comparativa por el Dr. Nathan Gray AQUÍ

miércoles, 16 de octubre de 2019

Para curar a un enfermo...


Para curar a un enfermo, no bastan las noticias generales de la facultad ni el buen deseo del profesor; es preciso que éste tenga un conocimiento particular del temperamento del paciente, del origen de la enfermedad, de sus incrementos y de sus complicaciones si las hay. Quieren curar toda especie de enfermos y de enfermedades con un mismo medicamento: no es medicina, sino lo que llaman charlatanería, no sólo ridícula en quien la profesa, sino dañosa para quien la usa.
Carta LXXIV. De Cartas marruecas (1789) de José Cadalso

Este párrafo de la obra de José Cadalso (1741-1782), militar y literato, nos muestra dos verdades contempladas bajo la óptica del humanismo médico. La primera, que hay que entender que cada individuo es diferente ("no hay enfermedades, sino enfermos") y, en consecuencia, procede un tratamiento individualizado, por supuesto con la aptitud suficiente. La segunda, que no hay ninguna panacea, y quien defienda lo contrario está incurriendo en charlatanismo y eludiendo el principio de no dañar ("primun non nocere"). 

domingo, 13 de octubre de 2019

Aforismos de la naturaleza

Mariposa de los muros


Siguiendo la línea de frases sentenciosas, traemos un puñado de aforismos sobre la naturaleza, todo aquello que el hombre no ha creado y es capaz de destruir.
  • La naturaleza es el arte de Dios. (Dante Alighieri)
  • En la naturaleza nada hay superfluo. (Averroes)
  • Hay un libro abierto siempre para todos los ojos: la naturaleza. (Jean-Jacques Rousseau)
  • Si realmente amas la naturaleza, encontrarás la belleza en todas partes. (Vincent Van Gogh)
  • La naturaleza siempre lleva los colores del espíritu. (Ralph W. Emerson)
  • La naturaleza es una esfera infinita cuyo centro está en todas partes y la circunferencia en ninguna. (Blaise Pascal)
  • Mira profundamente en la naturaleza y entonces comprenderás todo mejor. (Albert Einstein) 
  • Sólo podemos dominar la naturaleza si la obedecemos. (Francis Bacon)
  • Sólo nosotros los humanos producimos basura que la naturaleza no puede digerir. (Charles  J. Moore)
  • En la naturaleza está la preservación del mundo. (Henry David Thoreau)

Castiñeiro do val (1922) de Daniel Rodríguez Castelao

*** 
Que fiel logre mi verso retratarte
consiénteme, inmortal Naturaleza,
tú que de la verdad y la belleza
eres madre en la ciencia y en el arte.
C. ALTHAUS, A la naturaleza

ANEXO: POEMAS SOBRE LA NATURALEZA [Poesía de la naturaleza]
—Inc. locus amoenus* y Poesía bucólica o pastoril**—
A la naturaleza, Clemente Althaus
Bucólicas, Virgilio [Wiki]***
Courel dos tesos cumes, Uxío Novoneyra
Del antiguo camino a lo largo, Rosalía de Castro –locus amoenus 
Éxtasis, Amado Nervo [Análisis AQUÍ]
El camino a través del bosque (The Way through the Woods), R. Kipling
La alegría de la naturaleza (The Gladness of Nature), William Cullen Bryant
La cascada (The Waterfall), Mary Oliver
Muerte de un naturalista (Death of a Naturalist), Seamus Heaney
–Lectura AQUÍ [También en enlace directo de poema]
Niño Tom, Gloria Fuertes
Oda al Niágara, José María Heredia
Orillas del Sar, Rosalía de Castro

*Naturaleza idílica vs. Naturaleza destructora (desastres naturales: terremotos, inundaciones, huracanes, erupciones volcánicas).
**El bucolismo o género pastoril (poesía pastoril o bucólica) tiene su origen en los clásicos grecolatinos [v. Teócrito], se prolongó durante la Edad Media (pastorellas y vaqueras de los trovadores provenzales) y se desarrolló durante el Renacimiento.
***Las Bucólicas (o Églogas) de Virgilio son un magnífico ejemplo de poesía pastoril. El paisaje bucólico es supuestamente el de la Arcadia, región de Grecia que poetas y artistas del Renacimiento y del Romanticismo mitificarían como país feliz.

Fui a los bosques porque quería vivir a conciencia, 
quería vivir a fondo y extraer todo el meollo a la vida; 
dejar de lado todo lo que no fuera la vida para no descubrir, 
en el momento de la muerte, que no había vivido.
H. D. THOREAU, Fui a los bosques

–Este poema es uno de lo citados en la película 

Me levantaré ahora e iré, iré a Innisfree,
y haré allí una humilde cabaña de arcilla y zarzas;
nueve hileras de judías tendré allí, una colmena que me dé miel
y viviré solo en un claro entre el zumbar de las abejas.
W. B. YEATS, La isla del lago de Innisfree
–Lectura AQUÍ (versión diferente)


The Lake Isle of Innisfree by W. B. Yeats

Cada vez hallo la Naturaleza
más sobrenatural, más pura y santa.
Para mí, en rededor, todo es belleza...
A. NERVO, Éxtasis
–Lectura AQUÍ

Courel dos tesos cumes que ollan de lonxe!
Eiquí síntese ben o pouco que é un home…
U. NOVONEYRA

Courel dos tesos cumes, Uxío Novoneyra

También se podía predecir el tiempo por las ranas
pues eran amarillas al sol y marrones
bajo la lluvia.
S. HEANEY, Muerte de un naturalista
–Lectura AQUÍ

POEMAS SOBRE ANIMALES [o en los que se los nombra]
A un ruiseñor, Espronceda
A un ratón (To a mouse), Robert Burns
Canta pájaro amante en la enramada, Félix Lope de Vega –Lectura AQUÍ
Cantilena de un pajarillo (Cantilena VII), Esteban Manuel de Villegas
Consultación de los gatos, Francisco de Quevedo
Dos palomas, Rosalía de Castro
El albatros (L'Albatros), Charles Baudelaire –poeta. Lectura AQUÍ
El ave del paraíso, Salvador Rueda 
El búho y el gatito (The Owl and the Pussy-Cat), Edward Lear (*)
El gato (Le chat), Charles Baudelaire –Lectura AQUÍ
El hipopótamo (L'hippopotame), Théophile Gautier
El lagarto está llorando, F. García Lorca (*)
El sueño del caimán, José Santos Chocano
La alondra ascendiendo (The Lark Ascending), George Meredith
La alondra en el aire claro (The Lark in the Clear Air), Samuel Ferguson 
La cierva, Francisco de la Torre
La mosca (The Fly), William Blake
La trucha (The Trout), John Montague
La vaca ciega (La vaca cega), Joan Maragall
Las moscas, Antonio Machado
Las ratas errantes, Heinrich Heine
Mariposa del aire, Federico García Lorca (*)
O gato da tasca mariñeira, Bernardino Graña [+ otros poemas AQUÍ]
Se equivocó la paloma, Rafael Alberti
Vejamen del ratón al caracol, Francisco de Quevedo

(*) Poemas para niños.

...en algún melodioso lugar de verdes hayas
e innumerables sombras
brota en el estío tu canto enajenado.
J. KEATS, Oda a un ruiseñor

Oda a un ruiseñor, Keats

POEMAS SOBRE VEGETALES [o en los que se los nombra]
A las flores [Las Flores y la Vida del Hombre], Calderón de la Barca
A un olmo seco, A. Machado [Con recitado AQUÍ]
A una campanilla de invierno (To A Snowdrop), William Wordsworth
A una encina solitaria, Leopoldo Panero
A una rosa, Góngora [Comentario AQUÍ] –brevedad de la belleza
A una rosa, Lope de Vega –Lectura AQUÍ
Álamo hermoso, Juan Meléndez Valdés
El ciprés de Silos, Gerardo Diego
El pino de Formentor, Miquel Costa i Llobera
Los narcisos "Erraba solitario como una nube" (Daffodils), William Wordsworth
Los robles, Rosalía de Castro [ya visto AQUÍ]
Una rosa blanca (A White Rose), John Boyle O'Reilly 
Un árbol venenoso (A Poison Tree),William Blake

Erraba solitario como una nube
que flota en las alturas sobre valles y colinas,
cuando de pronto vi una muchedumbre,
una hueste de narcisos dorados.
William Wordsworth, Los narcisos
–Lectura AQUÍ [Esta traducción] 

Daffodils (I Wandered Lonely as a Cloud), William Wordsworth

Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.
A. MACHADO, A un olmo seco

A un olmo viejo, A. Machado

Ver también:

viernes, 11 de octubre de 2019

Modelos sanitarios. Debate



Debate: modelo Bismark vs modelo Beveridge


Sistema de salud alemán (modelo Bismark)
Sistema de salud británico (modelo Beveridge)


SNS hispano inspirado en NHS británico
(Imitación de aquella manera y vicio del sistema)

En definitiva, aduciendo sus razones, cada cual preferirá su modelo sanitario: 
  1. Modelo de seguridad social (Bismark), sufragado por cuotas.
  2. Modelo universal (Beveridge), costeado con impuestos.
  3. Modelo mixto o intermedio (en realidad no hay modelos puros) .
***
Enlaces
¿Cómo se organiza la Sanidad en Europa?
Comparación de sistemas sanitarios europeos