viernes, 29 de marzo de 2019

Organización asistencial. Equipo de Atención Primaria


Del ordenamiento del equipo de atención primaria y de las funciones del centro de salud trata esta presentación. No es fácil poner orden en un equipo humano, delimitar funciones y conseguir que todo vaya bien. Pero es indispensable. 

*** 
Nota.- Con esta presentación PowerPoint iniciamos la edición de una serie de presentaciones de temática médica diversa que, en cada momento, consideramos de interés, y que tal vez puedan serles de utilidad a otros.

martes, 26 de marzo de 2019

lunes, 25 de marzo de 2019

Atención al paciente detenido


Una persona que se encuentra detenida sigue teniendo derecho a la asistencia médica. Cuando un detenido se encuentra a disposición judicial, la asistencia médica la debe prestar el Forense adscrito al Juzgado, y cuando la detención es administrativa, es decir, por los agentes de la autoridad correspondiente, debe prestarla el personal del Servicio de Salud de la Comunidad Autónoma. 



Resumen adaptado del documento “ATENCIÓN AL PACIENTE DETENIDO” que puede leerse AQUÍ.  

1. SOLICITUD DE ATENCIÓN
(a petición del detenido o a instancias de las Fuerzas de Orden)
  • Derecho ciudadano. El detenido tiene derecho a la asistencia sanitaria, como cualquier ciudadano. 
  • Consentimiento. El detenido debe dar su consentimiento; si se niega a la asistencia médica, salvo excepciones (riesgo para la salud pública o para la integridad física o psíquica del paciente), el médico no actuará. 
2. ACTUACIÓN PROFESIONAL
  • Deber de socorro. Obligatoriedad por parte del médico de atender a una persona detenida que presenta un problema de salud y/o lesiones. 
  • Competencia profesional. El médico de familia/urgencias es responsable de la atención cuando el detenido aún no ha sido puesto a disposición judicial (en determinados casos, también a requerimientos del juez o ante una urgencia vital). El médico forense es responsable de la atención al detenido puesto a disposición judicial. 
  • Controversias y fuentes de conflicto (sobre responsabilidad en exploración y asistencia). Amplia normativa al respecto hace que el médico de familiar se encuentre a veces en la tesitura del desconocimiento de la norma y de dudar sobre el correcto proceder. 
  • Derecho del personal sanitario (seguridad). En determinadas ocasiones, por la peligrosidad que presenta el detenido, debe anteponerse la seguridad del personal sanitario al derecho a la intimidad del paciente y en estos casos se atenderá al paciente en presencia de las fuerzas de orden. 
3. REPERCUSIÓN MÉDICO-LEGAL
  • Derivación de la acción u omisión profesional. Consecuencia de la acción u omisión que cualquier sanitario pueda realizar en el transcurso de su actividad, tanto pública como privada, así como cuando el médico actúa como particular en situación de emergencia sin tener que estar actuando como profesional. 
  • Comunicación médico-legal: Parte de lesiones. Documento médico-legal mediante el cual el médico comunica a la autoridad judicial cualquier lesión que pueda ser constitutiva de un delito de lesiones. Se entrega una copia a las fuerzas de orden en sobre cerrado, que remitirán al Juzgado con el resto del atestado, otra copia al detenido y una tercera copia quedará en el centro o anotada en la historia clínica digital.

***
Enlace
Aspectos médico-legales de la asistencia al detenido (Consejo de Médicos de Extremadura)

Atención médica de detenidos

viernes, 22 de marzo de 2019

El libro como terapia: Libroterapia



Hemos tenido conocimiento del artículo La librería donde las personas se 'curan' con novelas a través de nuestro amigo escritor Gabriel Romero de Ávila, que nos dice: "Libros como terapia: con sus indicaciones, efectos secundarios y posología. Una librería en Florencia alivia los males del alma con letras. Lo cuentan en El Mundo". Y en efecto, se nos presentan las novelas como un método de psicoterapia novelesca (rama a su vez de la psicoterapia libresca), y emplean los términos "doctora-librera" y "farmacia literaria". Ahí es nada.

Al fin y al cabo, nada nuevo, porque las novelas, además de entretener, siempre han tenido una función terapéutica. Pero ¿y otras formas literarias?

Buscamos y encontramos la publicación de un curioso libro: "Libroterapia: Leer más para vivir mejor", de Jorge Nadal. Hallamos una reseña en ABC Cultural, y más detalles en la página de Zenda libros, refiriéndonos catorce autores que el autor considera terapéuticos: Mitch Albom, Albert Camus, Elias Canetti, Ralph Waldo Emerson, Víctor Frankl, André Gide, Natalia Ginzburg, François de la Rochefoucauld, C.S. Lewis, Octavio Paz, Josep Pla, Antoine de Saint-Exupéry, Miguel Torga y Marguerite Yourcenar. Aquí vemos novelistas, ensayistas, poetas...

No son los únicos autores, ni desde luego son excluyentes de otros que pueden aliviarnos, reconfortarnos o proporcionarnos calidad de vida (curarnos ya sería demasiado). Entre nuestros elegidos habrían de contarse: Platón, Cicerón, Lao-Tse, San Agustin, Marco Aurelio, Don Juan Manuel, Manrique, Garcilaso, Montaigne, Gracián, Cervantes, Shakespeare, Swift, Rosalía, Chejov, Unamuno, Marañón... Pero bueno, cada cual tiene los suyos. Y todo buen libro favorece una vida buena.

jueves, 21 de marzo de 2019

El Día de los Bosques

Pinares – Vinuesa

Para celebrar el Día Internacional de los Bosques, y con el deseo de preservar los biomas con vegetación predominante de árboles y arbustos, no se nos ocurre nada mejor que traer un fragmento del extenso poema LOS ROBLES de Rosalía de Castro, perteneciente a su poemario En las orillas del Sar (1884). Ya entonces, hace 135 años, se lamentaba la gran poetisa de la destrucción de los bosques.

Bajo el hacha implacable, ¡cuán presto
en tierra cayeron
encinas y robles!;
y a los rayos del alba risueña,
¡qué calva aparece
la cima del monte!

Los que ayer fueron bosques y selvas
de agreste espesura,
donde envueltas en dulce misterio
al rayar el día
flotaban las brumas,
y brotaba la fuente serena
entre flores y musgos oculta,
hoy son áridas lomas que ostentan
deformes y negras
sus hondas cisuras.

Ya no entonan en ellas los pájaros
sus canciones de amor, ni se juntan
cuando mayo alborea en la fronda
que quedó de sus robles desnuda.
Sólo el viento al pasar trae el eco
del cuervo que grazna,
del lobo que aúlla.

Los bosques reconfortan, los bosques dan sosiego. Los bosques oxigenan, los bosques dan salud. Los bosques tienen música, los bosques dan placer...

Tapiola*, de Jan Sibelius
(*De Tapio, el espíritu del bosque)

lunes, 18 de marzo de 2019

Consumo en salud


El consumo en salud, también conocido como consumo sanitario, implica todo un proceso de adquisición y utilización de los bienes y servicios de salud a fin de obtener de ellos una satisfacción o utilidad directa en términos de mejora del nivel de bienestar. Este proceso conlleva una serie de etapas en las que se transita desde la percepción de la necesidad sanitaria, pasando por el deseo y búsqueda de la atención, hasta la fase propia de uso de los servicios de salud y su posterior continuación. Esta sucesión de acontecimientos relacionados con la utilización de los servicios sanitarios ha sido explicada por diversos modelos disciplinarios (epidemiológicos, sociológicos, económicos y psicosociales). El enfoque mercadológico, como abstracción de la realidad, nos permite un análisis ampliado del consumo sanitario, ya que hace posible su abordaje en cualquiera de las etapas del proceso del consumo.
Consumo en Salud. Análisis mercadológico del comportamiento del consumidor sanitario
En los últimos tiempos asistimos a un aumento del consumo en salud favorecido por la mercadotecnia. Los sistemas sanitarios no pueden permitírselo si no quieren desaparecer. El exceso lleva a la degradación y a la ínfima calidad de los servicios que se prestan. Por eso es necesario revertir este proceso, disminuyendo la cantidad de la oferta y frenando así la demanda, quizá también con una orientación a lo necesario y, paradójicamente, olvidado (p.ej. salud bucodental, podología).


Resumiendo, ésta sería la estrategia ante el exceso de demanda asistencial que conduce a un consumismo sanitario indeseable:


Y frente a la gris música de consumo, otra de calidad, azul...

Almost blue - Chet Baker

miércoles, 13 de marzo de 2019

El sueño del escritor

El escritor, de Karine Lemoine

No se es escritor por haber elegido decir ciertas cosas,
 sino por la forma en que se digan. Jean Paul Sartre

Necesitamos comunicarnos y deseamos que se nos entienda. El lenguaje oral y los gestos nos procuran el contacto ajeno o nos distancian. El lenguaje escrito también nos aproxima o nos aleja, pero además es el elemento único de la estética literaria. Aquí no valen gestos, aunque los sentidos intervengan: la vista o el tacto —en los ciegos— y el oído, si se hace una lectura en voz alta de lo escrito. Y es en lo literario en lo que nos queremos centrar. 

Cuando reflexionamos sobre las diferentes escuelas literarias, llegamos a la conclusión de que son diferentes formas de escribir, ateniéndose a los tiempos, plegándose a modas o sustentándose en creencias, para tratar de decir las mismas cosas, con el propósito de entretener, comunicar o provocar emociones. Al fin y al cabo, todo se ha dicho, y no caben sino variantes sobre los mismos temas eternos que inquietan al ser humano.

Escribir es un arte, sin duda; y no nos referimos a las caligrafías artísticas, como la china. Decir por escrito con suficiente calidad, en uno u otro idioma, es lo que importa. Hacerlo de una u otra forma, o con un determinado estilo, tampoco, lo importante es escribir bien —con la subjetividad que ello implica—, que el ordenamiento de las palabras nos deleite (aquí el ritmo es importante) o el mensaje que se quiere transmitir se nos adentre. 

Puede ser decisiva la forma —si se quiere, la técnica o los recursos del escritor— para alcanzar los objetivos literarios. La claridad es importante, tal vez imprescindible; lo oscuro, más allá del misterio, solo deja confusión y un sabor extraño. La extensión por sí misma no genera valor, los interminables ríos de palabras acaso dificulten la feliz desembocadura literaria; la brevedad puede ser determinante: lo poco puede ser mucho, y viceversa. 

El sueño del escritor es llegar a mucha gente, por más que diga que escribe para su propio deleite. Pero primero necesita de la luz inspiradora; la voluble inspiración habrá de bendecirlo o hacérsele esquiva. Y los ingredientes literarios pueden ser decisivos: la espontaneidad o naturalidad, la formación, la experiencia —vital y lectora—, la capacidad de inventiva o imaginación, el estilo o la forma de decir, la sinceridad, el humor… Todo ello determinará en buena medida los resultados. 

Al final, lo que diga el escritor será aplaudido, rechazado o ignorado, por lectores de a pie y/o críticos especializados.
***
Nota.—Esta reflexión de hace años (no sé cuantos) andaba perdida entre mis papeles. Nos hemos limitado a limar algunas aristas.

Entrada relacionada:
Vivir o contar... mientras el tiempo pasa

Roberto Bolaño sobre el oficio de escribir

ANEXO: DICHOS SOBRE EL ARTE DE ESCRIBIR Y EL ESCRITOR

ESCRIBIR
  • La escritura es la pintura de la voz. Voltaire 
  • Escribir es un oficio que se aprende escribiendo. Simone de Beauvoir 
  • Escribir es siempre protestar, aunque sea de uno mismo. Ana María Matute 
  • No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo. Oscar Wilde 
  • Comencé a escribir para vivir y ahora escribo para no morir. Carlos Fuentes 
  • Cualquier necio puede escribir en lenguaje erudito. La verdadera prueba es el lenguaje corriente. Clive Staples Lewis 
  • Escribir es una forma de terapia. A veces me pregunto cómo se las arreglan los que no escriben, los que no componen música o pintan, para escapar de la locura, de la melancolía, del terror pánico inherente a la condición humana. Graham Greene
ESCRITOR
  • La más noble función de un escritor es dar testimonio, como acta notarial y como fiel cronista, del tiempo que le ha tocado vivir. Camilo José Cela 
  • El escritor escribe su libro para explicarse a sí mismo lo que no se puede explicar. Gabriel García Márquez 
  • Un buen escritor expresa grandes cosas con pequeñas palabras; a la inversa del mal escritor, que dice cosas insignificantes con palabras grandiosas. Ernesto Sábato
  • No se es escritor por haber elegido decir ciertas cosas, sino por la forma en que se digan. Jean Paul Sartre
  • Hay dos clases de escritores geniales: los que piensan y los que hacen pensar. Joseph Roux
  • Los escritores viven de la infelicidad del mundo. En un mundo feliz, no sería escritor. José Saramago
  • La patria del escritor es su lengua. Francisco Ayala

lunes, 11 de marzo de 2019

Agresiones a médicos: el problema continúa


Hace tiempo nos preguntábamos:
Y recientemente leemos una dramática noticia relacionada:
Una doctora sufre un infarto tras ser amenazada por una paciente
...cuando una paciente solicitó a la doctora, de forma insistente, que le recetara más derivados mórficos y tranquilizantes... Ante la negativa, la paciente se puso agresiva y profirió amenazas verbales provocando una situación muy violenta... En este escenario, la doctora sufrió un fuerte cuadro de ansiedad que le provocó un intenso dolor en el pecho por lo que tuvo que ser trasladada al Hospital Morales Meseguer, donde le diagnosticaron un infarto de miocardio, del que se recupera.
En el amargo apartado de la violencia en los centros sanitarios, leemos que crecen las agresiones a los médicos. A pesar de medidas como el "botón del pánico" o de la figura del "interlocutor policial sanitario", cuya existencia desconocíamos.

Según el registro del Servicio Galego de Saúde (SERGAS) y el informe realizado por el Consello Galego de Colexios Médicos (CGCM), "uno de cada cuatro incidentes se debió a que el médico no prescribió al paciente el fármaco que quería", verificándose en la atención primaria, en urgencias o en consultas, el 54 % de las agresiones. Se trata mayormente de agresiones no verbales (insultos, coacciones o amenazas), de situaciones violentas que condicionan la continuidad asistencial, pero en ocasiones hacen peligrar la seguridad de los médicos. Y, como se informa desde el CGCM, la empresa (en nuestro caso el SERGAS) debe garantizar la seguridad de sus trabajadores. Sin embargo, no son drogadictos y enfermos mentales los principales agresores, sino pacientes o familiares de pacientes sin patología mental, en un contexto de gran presión asistencial y de crispación social.

La Organización Médica Colegial (OMC) también constata en el conjunto del territorio hispano el aumento de agresiones a facultativos, a través de su Observatorio Nacional de Agresiones (creado en 2009 tras el asesinato de una médica a manos de un paciente). Informa de lesiones, amenazas, coacciones, maltrato, injurias y/o vejaciones, que cercenan la confianza médico-paciente e incrementan el estrés laboral del médico. De los agresores dice que el 59% son pacientes y el 41% acompañantes. Y recoge como causas principales de las agresiones: discrepancias en atención médica (40%), tiempo en ser atendido (10%), no recetar lo propuesto por paciente (12%), discrepancias personales (15%), informes no acordes a sus exigencias (10%), relacionadas con incapacidad laboral (6%), mal funcionamiento del centro (7%) y otras (15%).

Confiemos en que se garantice la seguridad de los profesionales de la sanidad, disminuya el estrés social y mejore el comportamiento ciudadano.


Escenificación de una situación violenta habitual

viernes, 8 de marzo de 2019

Juzgando el humor + 8M



Mi esposa es abogada especializada en los derechos de la mujer. Como modelo de letrada comprometida, ejerce su cargo con la máxima seriedad. Yo me dedico simplemente a hacer reír, sin pretensión de herir a nadie. Pero algunos de mis chistes a ella le hacen poca gracia. En particular el de la mujer violada que era incapaz de describir los rasgos físicos de su agresor (ignoraba si era alto o bajo, gordo o flaco, rubio o moreno); solo tenía claro que era funcionario. 

—¿Cómo lo sabe? —le preguntó el comisario de policía. 

—Porque —respondió la agredida— tuve que hacerlo yo todo.

Juzgó este chascarrillo sexista y denigrante, y su reproche de abogada feminista me hizo sentir culpable. Soñé que me demandaba y que el juez me condenaba. Y contemplé con temor mi ridículo traje de bufón: colgaba en su percha inquietantemente ladeado… ¡Ah!, este payaso varón también siente. Lo juro.
***
Este microrrelato permanecía arrinconado y lo liberamos hoy, en el Día Internacional de la Mujer, para reírnos de nuestra condición humana. Con el deseo de que un día no campeen ni hominismo ni el feminismo, sino un humanismo redentor. Todos debemos tener los mismos derechos... y deberes.


A man alone - Frank Sinatra

martes, 5 de marzo de 2019

Morbimortalidad en médicos



Hallamos los resultados de una encuesta sobre morbimortalidad de los médicos (uruguayos) y extraemos un párrafo de sus conclusiones:
Los médicos uruguayos cuidan mal su salud y están sometidos a un grado severo de estrés. Ambas cosas lo ponen en riesgo de enfermedades, que serían posibles prevenir. Además, dificultan y empobrecen su calidad de vida.
Encontramos el reportaje "¿De qué enferman los médicos?", donde salen a relucir varias cuestiones: el burnout —síndrome del profesional quemado—, las enfermedades profesionales, los accidentes laborales y la atención al médico enfermo. De ellas ya hemos tratado en este espacio.

De los profesionales quemados AQUÍ.

De las enfermedades profesionales en el sector sanitario AQUÍ.

Sobre el médico enfermo reflexionamos AQUÍ.

Sobre la morbimortalidad de los médicos españoles nos faltan datos, pero mucho nos tememos que han de ser desalentadores en los tiempos que corren. 

Desde luego, los médicos no son los únicos profesionales sometidos a estrés, y según la OMS hay profesiones más estresantes. Pero según un estudio es la medicina la profesión más estresante (leer AQUÍ).  

Conseguir mejores condiciones de trabajo para aminorar el estrés laboral en lo posible sería, como en cualquier actividad, el objetivo a plantearse en el medio sanitario. No sólo por la propia salud del médico, sino también por el bien de los pacientes. Y la música siempre ha ayudado al trabajo...

Work Song — Cannonball Adderley Quintet

domingo, 3 de marzo de 2019

Zozobras vitales



Pero la vida es corta:
viviendo, todo falta;
muriendo, todo sobra.

Pobre barquilla mía, Lope de Vega

La tempestad - Piotr Ilich Tchaikovsky