miércoles, 26 de noviembre de 2014

Obesidad, un problema mayor


Preocupados por el problema de la obesidad, el señor Crítico y el doctor Decepcionado hablan de las medidas de prevención que habría que haber tomado en cada momento y, desgraciadamente, no se tomaron.

SR. CRÍTICO.- Hace ya muchos años se alertaba sobre la habituación y dependencia a las drogas, no se adoptaron medidas preventivas y nos pusimos a la cabeza en consumo y problemas derivados. Con su alto coste, claro. ¿Qué falló?

DR. DECEPCIONADO.- Falló eso, la previsión. Mucho bla, bla, bla, y no se hizo nada. Y ya con la epidemia, se dejó en manos de entidades privadas para que sacasen provecho. Bueno, es mi opinión.

SR. CRÍTICO.- Yo también lo creo así. Tengo conocimiento de personas que fueron de centro en centro y que, siendo jóvenes, acabaron prematuramente envejecidas, como parásitos sociales y sin esperanza vital.

DR. DECEPCIONADO.- Es duro reconocerlo, pero esa es la realidad.

SR. CRÍTICO.- Después se dijo que la obesidad iba en aumento y que se presagiaba como la epidemia del siglo XXI, y fuimos ascendiendo posiciones hasta alcanzar a los de cabeza. Hay demasiada gente con obesidad mórbida.

DR. DECEPCIONADO.- Según la OMS, la obesidad es el problema de salud más importante a nivel mundial en países desarrollados y en vías de desarrollo. No somos los únicos, pero en problemas de salud hemos avanzado muchas posiciones.

SR. CRÍTICO.- Como siempre, ganamos en lo malo...

DR. DECEPCIONADO.- Yo he asistido a varios congresos de nutrición en los que se advertía sobre un problema inminente de graves consecuencias, sobre todo diabetes y morbilidad cardiovascular. La obesidad no es una cuestión estética, sino de salud.

SR. CRÍTICO.- ¿Y las autoridades sanitarias qué hicieron?

DR. DECEPCIONADO.- Supongo que adivina mi respuesta. Lo de siempre: bla, bla, bla, y hasta que la epidemia se expandió de modo alarmante, no se dispararon las alarmas. Y en estos casos siempre es mejor prevenir que curar. 

SR. CRÍTICO.- Pero aquí parece ser más barata la cirugía bariátrica... ¿Decepcionado con nuestra Sanidad?

DR. DECEPCIONADO.- Usted que es tan crítico, ¿qué cree? Si no me equivoco, Hispania, que es impulsora de la idealizada dieta mediterránea, va a la cabeza de Europa en obesidad infantil, solamente superada por Chipre.

SR. CRÍTICO.- Siempre nos sucede lo mismo, que no predicamos con el ejemplo. Comprendo que se sienta decepcionado. ¡Ay!, seguimos siendo un país de coña, de charanga y pandereta.

DR. DECEPCIONADO.- De charanga desafinada y pandereta rota...


Fig.1
Fuente

Fig. 2
Grados de obesidad
según Indice de Masa Corporal (IMC)
***
CLAVES DE LA OBESIDAD (Obesidad. Consenso SEEDO 2007)

DEFINICIÓN Y CLASIFICACIÓN
La obesidad se define como un exceso de grasa perjudicial para la salud. En función del porcentaje de grasa corporal, se considera obesos: porcentaje de masa grasa >25% en varones y >33% en mujeres. El índice de masa corporal (IMC) o índice de Quetelet relaciona el peso con la talla de una persona. Es un método muy empleado para diagnosticar la obesidad, pero no determina el exceso de grasa. El IMC no permite valorar la distribución de grasa corporal y, por tanto, no es posible analizar el riesgo cardiovascular, mayor en caso de que la grasa se localice en el abdomen. Sin embargo, en la práctica determina la clasificación en grados (Fig. 1). Otra clasificación basada en la distribución de la grasa, que determina tres tipos de obesidad: central o androide, periférica o ginoide y homogéna (Fig. 2, a-b).

IMPORTANCIA
Enfermedad de gran trascendencia sociosanitaria y económica; constituye un problema de salud pública. Deja de ser un problema meramente estético cuando adquiere un grado tal que aumenta la morbimortalidad y altera la calidad de vida. Pevalencia ha aumentado llamativamente en últimos anos, adquiriendo proporciones epidémicas. Especialmente la de distribución central, supone un incremento de morbilidad por su asociación con enfermedades que afectan a la mayoría de sistemas del organismo. Segunda causa de muerte evitable después del tabaco. El riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular está aumentado, y la forma grave se relaciona con acortamiento de la esperanza de vida.

Fig. 3a
Fuente

Fig. 3b

ETIOLOGÍA
En la mayor parte de los pacientes es difícil establecer una causa única, pues se debe a la interacción de los genes con el ambiente. Resulta de un desequilibrio entre ingestión excesiva, disminución del gasto energético o ambos factores. Hay que descartar una enfermedad endocrinometabólica como causa, así como el empleo de fármacos que pueden favorecer una ganancia ponderal.

HISTORIA CLÍNICA
ANAMNESIS. Fundamental realizar historia dietética. Importante averiguar presencia de trastornos de comportamiento alimentario, especialmente atracones o bulimia nerviosa. Debe indagarse sobre actividad física, tanto programada como relacionada con actividades de la vida diaria.

EXPLORACIÓN FÍSICA
Se buscan signos de obesidad secundaria a endocrinopatía o consecuencia de la propia obesidad. Se determina perímetro abdominal, siendo de riesgo el superior a 102 cm en varones y a 88 cm en mujeres. La determinación de pliegues cutáneos es una manera de estimar indirectamente la cantidad de grasa corporal. 

EXPLORACIONES COMPLEMENTARIAS
Analítica: hemograma y bioquímica que incluya glucemia, perfil lipídico, función tiroidea, función renal y hepática y uratos. Otros estudios: ecografía abdominal, polisomnografía, pruebas funcionales respiratorias o ecocardiograma en caso de sospecha de patología asociada o como preoperatorio de cirugía bariátrica. 

TRATAMIENTO
En casos menos graves, el tratamiento consiste en dieta (indicaciones dietéticas, modificación de hábitos alimenticios) y ejercicio físico. Puede esta indicada terapia conductual. En casos medianamente graves se pueden valorar fármacos. Si IMC entre 40 y 49,9 o ≥50. Este grado de obesidad implica gravedad, principalmente cardiovascular. La cirugía bariátrica es a menudo el tratamiento de elección.

Retrato de Daniel Lambert (c. 1800), atribuido a Ben-Marshall
***
Come poco y cena poco; que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago. CERVANTES, Don Quijote (II, XLIII)

Enlaces relacionados
Diabetes, hipertensión, dislipemia (factores de riesgo cardiovascular), enfermedad hepática, problemas osteoarticulares, trastornos respiratorios (apnea del sueño), riesgo de cáncer...
Los lactantes y niños obesos probablemente seguirán siendo obesos en la edad adulta y, por lo tanto, tendrán más probabilidades de desarrollar diversos problemas de salud en la edad adulta.
Clasificación del sobrepeso y de la obesidad (L. Ferreira Fernández)
Obesidad (L.A. Moreno Aznar, M. Alonso Franch)
Obesidad. Guía de actuación clínica en A.P.
Obesidad (Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición)
Cálculo IMC (Grados de sobrepeso y obesidad)
La obesidad, por sí misma, no es un trastorno psiquiátrico; sin embargo, la alta prevalencia de psicopatología en los pacientes obesos y la mayor tasa de padecimientos psiquiátricos entre los mismos, que buscan la ayuda médica, en comparación con la población general, permite visualizarla como un problema psiquiátrico...
Hoy, los datos epidemiológicos sobre el aumento del sobrepeso y la obesidad son leídos por los expertos sanitarios como síntomas de que la sociedad industrializada va mal… Si bien los programas están basados en acciones comunicativas positivas y dicen alejarse de la teorías que culpabilizan y responsabilizan al individuo de su enfermedad, definiendo el problema de la obesidad como un mal de carácter social y colectivo, lo cierto es que el trasfondo ideológico de las intervenciones no es otro que el que recordar que, al fin y al cabo, estar gordo sólo depende de uno mismo: "La persona es, en última instancia, responsable de su estilo de vida y del de sus hijos".
Obesidad: un problema de salud pública
Un reportaje sobre la obesidad en Panamá

ANEXO. REFLEXIONES FINALES EN TORNO A LA OBESIDAD
  • La obesidad es un problema de malnutrición.
  • Es la segunda causa de mortalidad prevenible, tras el tabaquismo.
  • Mejor prevenir que llegar al extremo de la cirugía bariátrica, antes una medida extraordinaria y ahora casi rutinaria.
  • La cirugía de la obesidad se reserva para la obesidad mórbida.
  • Los alimentos ultraprocesados* no son saludables y contribuyen a la obesidad, por lo que deben limitarse o eliminarse de la dieta.
  • Antes la obesidad era de cosa ricos, ahora de pobres. Los alimentos ultraprocesados* baratos («comida basura») son la respuesta al porqué.
  • La pobreza no es factor determinante de obesidad, sino la malnutrición.
  • Se puede comer bien –saludablemente– y barato (p.ej. legumbres: «platos de cuchara»), sin necesidad de alimentos ultraprocesados*.
  • Hay una responsabilidad individual, condicionada por la madurez y la educación; disponemos de la facultad de elección ante la oferta alimentaria, incluida la de menor costo (saludable o no saludable).
  • En parte, la solución a las altas tasas de obesidad en nuestra sociedad pasa por una vuelta a hábitos alimenticios pretéritos.
  • Además de la malnutrición, el sedentarismo es decisivo; por eso el ejercicio físico es decisivo para controlar esta «pandemia» del siglo XXI.
  • Las enfermedades asociadas con la obesidad suponen gran coste para el sistema sanitario y una sobrecarga del mismo.
  • La obesidad puede acarrear trastornos psiquiátricos (sobre todo depresión), pero estos también pueden estar implicados en el desarrollo de la obesidad.
  • Depresión y obesidad, dos epidemias no microbianas del siglo XXI.
*Los alimentos ultraprocesados (altamente procesados: con adición de sustancias) aportan un alto valor calórico y tienen un bajo valor nutricional. 

sábado, 22 de noviembre de 2014

Consulta médica telefónica plus


He aquí una reflexión dramatizada sobre la consulta médica telefónica, hace poco implantada en la Atención Primaria del sistema público de salud. Sí, sólo en el primer nivel asistencial, que no en la Atención Especializada u hospitalaria.

Se anunció a bombo y platillo, sin explicar sus limitaciones…


La próxima semana comienza la consulta telefónica comunicó el galeno.
—Podría explicármelo, doctor Telesforo, que no sé bien de qué va la cosa le preguntó una usuaria del servicio de salud.
Verá, señora Felicia, el paciente solicita cita telefónica y el médico de cabecera tiene que llamarlo a la hora prevista.
—¿Y qué hay de malo en eso?
En principio nada. Al contrario, se pueden evitar desplazamientos innecesarios, lo que beneficia sobre todo a los habitantes del medio rural. Pero…
—¿Pero qué?
Iré por partes. Primero, en la agenda del médico, o sea, en la lista de pacientes, figuran estas consultas... digamos que a distancia, de manera aleatoria (una aquí y otra allá), no agrupadas.
—¿Y?
—Pues verá, señora Felicia. Trabajando sin auxiliar, no se necesita un gran esfuerzo para que me imagine a mí, o a otro galeno, haciendo la llamada correspondiente mientras otros pacientes, con citas presenciales, aguardan en la sala de espera.
—Pues que esperen, doctor Telesforo. Que tengan paciencia, que yo también la tengo cuando me toca esperar.
Ya, ya. Pero la gente puede pensar que su médico está ocioso, o que se ha quedado dormido, porque tarda en llamarlos. ¡Vaya usted a saber lo que pensarán algunos!
—La gente no es tan mal pensada. Bueno, yo no creo que lo sea.
Hay de todo, señora Felicia…
—Entonces, ¿piensa usted que la consulta telefónica no es buena?
No, no quiero decir eso.  Me explicaré con claridad. La consulta telefónica sólo es adecuada para dos cuestiones: renovar recetas electrónicas de enfermos crónicos y resolver una duda concreta.
—¿Para nada más, doctor Telesforo?
Pues no. Por teléfono es imposible hacer una exploración; ni siquiera inspeccionar la cara del paciente. Decidir sin verlo tiene demasiado riesgo, señora Felicia. Créame. La consulta telefónica no puede suplantar a la ordinaria, con médico y paciente frente a frente. 
—Tiene usted razón, no había caído. Para otras cosas tendrían que tener los médicos facultades adivinatorias. Cuando pida una consulta telefónica será para recetas o para que me aclare alguna duda. ¿A cualquier hora, no?
Sí, puede pedir para cualquier momento; dentro del horario, claro. Pero en mi opinión los usuarios de este tipo de consulta deberían estar agrupados en una franja horaria determinada, para evitar suspicacias e interferencias.
—Usted conoce mejor su trabajo y ahí no me meto.
Si yo le contara las anécdotas con estas consultas donde ya han empezado. Si yo le contara, señora Felicia.
—Cuénteme, cuénteme, doctor Telesforo –dijo la paciente con humana curiosidad.

Y el galeno le fue refiriendo a la paciente anécdotas e informándole de llamadas improcedentes y peregrinas que superaban lo anecdótico. Algunos no cogían el teléfono, aun reiterando la llamada. Otros abrían la puerta de la consulta porque se habían equivocado al pedir cita y estaban presentes en la sala de espera. A veces entraba el contestador automático, invitando a dejar un mensaje o informando de que tal número telefónico no existía. En ocasiones salía un familiar y decía no saber nada del paciente en cuestión. Otras preguntaban por decisiones o por "errores" de especialistas hospitalarios (con los que no había posibilidad de consulta telefónica). También solicitaban información sobre trámites administrativos, como renovar la tarjeta sanitaria. También llegaron a pedir por teléfono la baja laboral o el justificante de ausencia, siendo imposible constatar la incapacidad. Incluso habían preguntado por el horario de autobuses en la zona del centro de salud. En fin, mil y un asuntos generados por la teleconsulta para esclerosar las arterias más flexibles.

El médico-teclista convertido en telefonista...

Comunicando – Arturo Millán

domingo, 9 de noviembre de 2014

Arquitectura sanitaria: Hospital de Jornaleros de Antonio Palacios


El antiguo Hospital de Jornaleros u Hospital de Maudes, es uno de los testimonios de Antonio Palacios (Porriño 1876 - Madrid 1945), probablemente el mayor arquitecto gallego, en la ciudad de Madrid, habiendo tenido como colaborador en esta obra -al igual que en otras- al arquitecto vasco Joaquín Otamendi. En cierto modo, la colaboración Palacios-Otamendi me recuerda otra unión inspiradora de índole músical, concretamente zarzuelística y galaico-valenciana: Soutullo-Vert (Reveriano Soutullo y Juan Vert).

Entre obras de Antonio Palacios en Madrid debemos recordar: el Palacio de Comunicaciones (también junto a Otamendi), el Círculo de Bellas Artes, el primer Edificio en Paseo de la Castellana, la Casa Matesanz en la Gran Vía y el Banco Español del Río de la Plata, además de su contribución al Metro de Madrid (diseño de interiores de primeras estaciones, organización de los accesos, estética de primeras líneas y logotipo en forma de rombo).

Y fuera de Madrid, cabe citar algunas construcciones del arquitecto galaico: la Casa Consistorial de Porriño (su localidad natal), el Teatro García Barbón en Vigo, el Templo Votivo del Mar en Panxón-Nigrán, la Iglesia de la Vera Cruz en O Carballiño, El Edificio de Viviendas del Paseo de Sagasta en Zaragoza, diversos edificios en Málaga… (ver enlace abajo)
Pero centrémonos en el Hospital de Jornaleros o de Maudes.

Se trata de un conjunto de edificios ubicado en el distrito de Chamberí y construido en la antiguoa aldea de Maudes. La idea de su construcción partió de Dolores Romero y Arano, viuda del empresario ferretero Curiel y Blasi, que creó en 1906 una sociedad benéfica en honor a San Francisco de Paula. Comenzó su construcción en 1909 y finalizó en 1916, estando destinado desde entonces a dispensar asistencia sanitaria gratuita a jornaleros. El conjunto arquitectónico presenta fachadas de piedra caliza y recubrimientos decorativos de cerámica, siendo evidente la hermosura de su aspecto.

Un hospital de beneficencia edificado con la dignidad arquitectónica de un palacio. No podía ser menos con el formidable arquitecto de apellido palaciego. Compárese la obra de Palacios con los bodrios modernos de hormigón financiados por todos los contribuyentes. No hay palabras. No. 

(No en todo hemos mejorado, ni mucho menos.)

Después de cumplir su cometido, de ser utilizado como hospital de guerra durante la contienda civil, y de servir de hospital militar tras ella, cayó en el abandono a finales de la década de 1960, llegando incluso a amenazar de derribo. Perdidas totalmente sus funciones, afortunadamente fue salvado y declarado Monumento Nacional en 1976. Una de tantas paradojas decisorias. Rehabilitado y restaurado, el edificio que había sido hospital alberga hoy la sede de la Consejería de la Comunidad de Madrid de Transportes e Infraestructuras. 

Es una suerte haber salvado el Hospital de Jornaleros, aunque recuperado para una función completamente diferente parezca una burla a la historia.

La fantasía de Palacios


Antonio Palacios, arquitecto de Madrid
Un paseo por las obras que dejó en la capital hispana el arquitecto galaico, 
a quien los madrileños parece que quieren hacer suyo
Nota.- Vídeo añadido posteriormente, por eliminación del anterior
Falta el "Hotel Florida", cargado de historia, que fue derribado
y que se cuenta entre las joyas arquitectónicas demolidas
***

Anexo:
El Hospital de Maudes cumple 100 años (2016)
Fotos del autor del blog

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Compromiso ético del médico

JURAMENTO HIPOCRÁTICO. Código de ética médica que acatamos los médicos por principio y en honor al padre de la medicina. Obliga a aceptar normas de comportamiento que exigen respeto, honradez, generosidad, entrega y discreción. De otros juramentos, que en silencio o entre dientes hacemos a diario en las consultas, Hipócrates se avergonzaría. (Relacionada: CÓDIGO DEONTOLÓGICO)
Supuestamente acogidos al juramento hipocrático, e incluso a la oración de Maimónides, la necesidad de expresar el propio compromiso hace que algunos profesionales de la medicina expongan además su propio ideario ético.

Veamos como ejemplo el de un médico de familia bloguero, que manifiesta:
Trataré a mis pacientes haciendo de su atención el centro de las cosas que me importan profesionalmente y respetando, de manera escrupulosa, su dignidad, su autonomía y su intimidad. Los atenderé con calidez, estima y cortesía, esforzándome por comprender sus emociones y mantener la serenidad en los momentos difíciles. Les daré información clara y sincera sobre sus problemas de salud, las opciones de tratamiento, los riesgos y beneficios previsibles y mi consejo, teniendo en cuenta sus necesidades, preferencias y creencias. No actuaré precipitadamente, sin disponer de la información adecuada y no recomendaré intervenciones o tratamientos poco probados, de dudosa utilidad o seguridad o que originen más riesgo que beneficio. Trataré a todas las personas con el mismo interés y procuraré hacer un buen uso de los recursos de que dispongo en beneficio del conjunto de los ciudadanos. Procuraré mantener actualizados mis conocimientos, consultando las mejores evidencias disponibles o a otros profesionales de confianza cuando sea necesario, evitando siempre que otros intereses personales alteren este compromiso. Los valores que guían mi práctica profesional son pues: DEDICACIÓN, RESPETO, PROXIMIDAD, LEALTAD, PRUDENCIA, EQUIDAD y HONRADEZ.
Como vemos, un preámbulo y siete valores éticos que el autor dice haber tomado del Grupo de Bioética de la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria. Una declaración de intenciones a la que sin duda habrá de sumarse cualquier médico que ejerce su oficio, para no quebrantar los principios deontológicos y, sobre todo, para no defraudarse a sí mismo. Aunque aceptar un compromiso es una cosa (no requiere esfuerzo) y cumplirlo es otra, pues ya entraña voluntad.

Doctor Groucho: ética médica y reconocimiento surrealista
Hermanos Marx - Un día en las carreras
***
Entrada relacionada:
Nueva oración de Maimónides

lunes, 3 de noviembre de 2014

Alcibíades: general, estadista, orador… ¿músico?


Según parece, el estratega, político y orador ateniense Alcibíades Clinias Escambónidas (c. 450–404 a. C.) era nieto, sobrino o primo de Pericles –según versiones– y discípulo de Sócrates, junto al que aparece como enamorado en El Banquete de Platón. Por lo que se cuenta en algunas crónicas de la época era una persona muy coqueta y narcisista. Su narcisismo llegaba al extremo de tocar sólo la lira; se negaba a tocar instrumentos de viento porque entendía que deformaban el rostro y sobre todo la boca de los músicos. A tenor de este juicio, podríamos deducir que Alcibíades era un buen observador. 

Aparte de estos detalles amorosos, narcisistas y musicales, a este militar, gobernante y orador se le hace protagonista de una curiosa anécdota perruna. Dicen que Alcibíades compró en cierta ocasión un magnífico perro por la elevada suma de 7.000 dracmas. Después de pasearlo por toda la ciudad para que todos los ciudadanos pudieran admirarlo ordenó que le cortasen su hermosa cola, con el fin de que todos continuasen hablando de su perro y dejasen de hablar de su mal gobierno. Así, con la frase de "el perro de Alcibíades" se hace referencia a los actos de los personajes famosos o públicos, sobre todo políticos, que hacen algo para desviar la atención sobre temas más importantes, alguna estrategia o maniobra de distracción. ¿No les suena? Como echar una cortina de humo.

En razón de lo dicho, no sé si Alcibíades sería músico, pero sí que era un experto engañador. Y de engañadores estamos hoy en día sobrados.

La lira de la Antigüedad Clásica 

La liraVictor Lagye (1825-1896)

Yo me celebro y yo me canto,
Y todo cuanto es mío también es tuyo,
Porque no hay un átomo de mi cuerpo que no te pertenezca.
W. WHITMAN, Canto de mí mismo

ANEXO: POEMAS SOBRE LA PERSONA (Y PERSONAJES)
[Persona / Personaje / Retrato, Autorretrato / Confesión, Sinceridad / Alma*]
A una dama (Tu gracia, tu valor, tu hermosura), Diego Hurtado de Mendoza 
belleza
Alma desnuda, Alfonsina Storni –yo poético [Análisis AQUÍ y AQUÍ]
Andrógino, Amado Nervo [y AQUÍ] [Etim.: mito del andrógino]
Aureana do Sil (Aureana del Sil), Ramón Cabanillas** –amor
–Canción (Federico Mompou) AQUÍ
Canción del jinete (Córdoba./Lejana y sola), Federico García Lorca –muerte 
Canto a mí mismo (Song of Myself), Walt Whitman+ –personalidad
Como tú, León Felipe –Lectura y canción AQUÍ
Considerando en frío, imparcialmente, César Vallejo*** –ser humano 
Cuánto rato te he mirado, Pedro Salinas –alma, amor –Lectura AQUÍ
Definición de la mujer, Juan de Tassis
El ama, José María Gabriel y Galán –mujer. Lectura AQUÍ
El bandolero (The Highwayman), Alfred Noyes**** 
delincuencia, amor, celos, muerte
El extranjero, Novalis [Análisis AQUÍ]
El hombre imaginario, Nicanor Parra [y AQUÍ. Análisis AQUÍ]
El viajero, Antonio Machado –viaje [Análisis AQUÍ]
Ella, Oliverio Girondo –Lectura AQUÍ
Ella, Gerardo Diego –amor. lectura AQUÍ 
Es la mujer del hombre lo más bueno (Soneto 191), Lope de Vega
He andado muchos caminos, Antonio Machado –gente sencilla [Análisis AQUÍ]
–Lectura AQUÍ 
La botella vacía se parece a mi alma, José Manuel Caballero Bonald*****
–Lect. AQUÍ
La odalisca, Juan Arolas –sin libertad
La trapecista, José Emilio Pacheco –drama del amor
Los más raros (The strongest of the strange), Charles Bukowski –genios [y AQUÍ]
Mi vaquerillo, José María Gabriel y Galán –campo
Miña nai, miña naiciña (Mi madre, mi madrecita), Anónimo –cantiga popular
Momento, Juan Eduardo Cirlot –Lectura AQUÍ
Mujer, Juana de Ibarbourou –ansia andariega
Mujeres, Dámaso Alonso
Mujeres, Nicanor Parra [y AQUÍ]
[Por quién doblan las campanas –For Whom the Bell Tolls]
Otro poema de los dones, Jorge Luis Borges –gratitud
Pocos tercetos escritos a un amigo, Francisco de Aldana –diferencia. Lectura AQUÍ
Poema de los dones, Jorge Luis Borges –capacidades, destino, libros, ceguera
Proverbio L (Nuestro español bosteza), Antonio Machado [Análisis AQUÍ]
Rebelde, Juana de Ibarbourou [y AQUÍ]
Reversibilidad (Réversibilité), Charles Baudelaire+++
¡Quién sabe! [Indio], José Sánchez Chocano
Rosa de AlejandríaRamón María del Valle-Inclán cortesana
Rosa de turbulos, Ramón María del Valle-Inclán –india maya
SalvajeJuana de Ibarbourou [y AQUÍ]
Sin mujeres, Cristóbal de Castillejo++++ –mujer
Testamento, Vicente Gaos –confesión
That is the question, Luis Carlos López –idea de no ser buen cura, humor
Todos los bienes del mundo, Juan del Encina –fama, gloria+++++
Un valentón, Francisco de Quevedo
Una mujer me ha envenenado el alma (Rima LV), Gustavo Adolfo Bécquer
Yo soy aquél que ayer no más decía, Rubén Darío [y AQUÍ–Lectura AQUÍ

*Todos los poemas nacen del alma, pero algunos se refieren a ella. Según santo Tomás de Aquino, las potencias del alma son de tres clases: vegetativas (orgánicas), sensitivas (sentidos, imaginación y memoria) e intelectuales (racionales). Y distingue tres facultades del alma: memoria, entendimiento y voluntad; la primera sensitiva y las otras dos racionales. Por otra parte, la Iglesia católica considera tres grandes enemigos de alma: mundo, demonio y carne.
**Las aureanas eran mujeres buscadoras de oro de la zona alta de El Bierzo (León), en el río Sil, el gran afluente del Miño, que dicen lleva el agua mientras éste la fama.
As areas de ouro (Las arenas de oro)
aureana do Sil (aureana del Sil)
son as bágoas acedas (son las lágrimas amargas) 
que me fas chorar ti. (que tú me haces llorar.)

***Se presenta fríamente al hombre como un animal con rutinas y miserias, pero que al final merece un abrazo emocionado. [Análisis AQUÍ de este poema y de otros de César Vallejo.]
****Poema narrativo de amor, celos y muerte, que de alguna manera me recuerda a Lorca, aunque Alfred Noyes nació casi veinte años antes.
*****Originalmente en prosa poética. [Variante en versos AQUÍ/AQUÍ].
******Confesión poética de Vicente Gaos, cargada de humildad y pesimismo.
Yo, Vicente Gaos, natural de la nada, de mil siglos de edad, de estado civil solitario, inestable,  / domiciliado, refugiado en un rincón del cosmos, de profesión náufrago en la sombra, /...

+«Canto de mí mismo» es la primera parte de Hojas de hierba (Leaves of Grass, 1855), único poemario de Walt Whitman (1819–1892), poeta fundacional de la poesía estadounidense (junto a Ralph Waldo Emerson y Edgar Allan Poe). Cada uno de los poemas, conectados entre sí, representa la celebración de Whitman de su filosofía de vida y de la humanidad, exaltando el cuerpo y el mundo material, elogiando la naturaleza y el papel en ella del ser humano, sin olvidar lo espiritual. Los poemas han sido utilizados con fines políticos y sociales (empoderamiento de la clase trabajadora, igualdad racial, igualdad de derechos), y Whitman ha sido criticado por el nacionalismo expresado en su poemario.
++«Ningún hombre es una isla» es un gran poema de John Donne (1572-1631), uno de los grandes poetas metafísicos.
+++Poemas de contraste, contradicción o paradoja. [Antítesis, Oxímoron, Paradoja]
++++Nada sería un mundo sin mujeres.
Sin mujeres 
careçiera de plazeres 
este mundo y de alegría, 
y fuera como sería 
la feria sin mercaderes.

+++++Hoy hablaríamos de prestigio o reputación.

Procuremos buena fama,
que jamás nunca se pierde,
árbol que siempre está verde
y con el fruto en la rama.
Todo bien que bien se llama
pasa presto y su memoria,
salvo la fama y la gloria.
J. DEL ENCINA, Todos los bienes del mundo

Todos los bienes del mundo, Juan del Encina

Ningún hombre es una isla
por sí mismo.
Cada hombre es una pieza de un continente,
una parte del todo.
(...)
La muerte de cualquiera me afecta,
porque me encuentro unido a toda la humanidad;
por eso, nunca preguntes por quién doblan las campanas;
doblan por ti.
J. DONNE
–Lectura AQUÍ (español)

Ningún hombre es una isla (No man is an island), John Donne
–Por quién doblan las campanas (For Whom the Bell Tolls)–

Cansado estás y frío, oh extranjero, y no pareces 
adaptado a este cielo. Vientos más calientes 
soplan que en tu patria, y más libre 
en otro tiempo se alzaba el pecho joven.
NOVALIS, El extranjero
–Lectura AQUÍ

Yo me celebro y yo me canto,
Y todo cuanto es mío también es tuyo,
Porque no hay un átomo de mi cuerpo que no te pertenezca.
W. WHITMAN, Canto de mí mismo

Canto a mí mismo, Walt Whitman
[Esta traducción AQUÍ]

¡Oh yo, vida! Todas estas cuestiones me asaltan,
Del desfile interminable de los desleales,
De ciudades llenas de necios,
De mí mismo, que me reprocho siempre, pues,
¿Quién es más necio que yo, ni más desleal?
W. WHITMAN, ¡Oh, yo! ¡Oh, vida!
–Lectura AQUÍ

–Este poema es uno de lo citados en la película 

El rostro del hermano se ilumina suavemente.
¿Floridos desengaños dorados por la tarde que declina?
¿Ansias de vida nueva en nuevos años?
¿Lamentará la juventud perdida?
A. MACHADO, El viajero

El viajero, Antonio Machado

Soy un alma desnuda en estos versos,
Alma desnuda que angustiada y sola
Va dejando sus pétalos dispersos.
A. STORNI, Alma desnuda
–Lectura AQUÍ

—Cambio, mudanza o transformación de la persona 
La metamorfosis del vampiro  Charles Baudelaire –cambio, amor y muerte
Mutabilidad (Mutability), Percy Bysshe Shelley* [Wiki] –vida. Lectura AQUÍ
Por qué, miña almiña, Rosalía de Castro+ –contradicción, paradoja [y AQUÍ]
Respuesta, Hernando de Acuña** –vida
Rosa hiperbólicaRamón María del Valle-Inclán –confesión, resignación

*Comparación de la mutabilidad humana con la de las nubes.
Somos como las nubes que enmascaran la luna,
 que huyen sin descanso, relampaguean, tiemblan (...)
tal vez no sea el pasado del hombre su mañana;
tal vez sólo perdure la Mutabilidad.
P. B. Shelley, Mutabilidad

**Cambio experimentado por quien estaba cegado y abrió los ojos a la realidad.
Pareciéndome flores los abrojos, 
teniendo por atajo un gran rodeo, 
corrí tras la esperanza y el deseo, 
dejada la razón por los antojos; 
mas la miseria humana y sus enojos
me mostraron en fin mi devaneo
de suerte que, no viendo, ahora veo, 
que, yendo a despeñarme, abrí los ojos.
H. DE ACUÑA, Respuesta

En poemas anteriores de personas, y en otros recogidos más abajo de personajes, hay descripciones de diferente tipo, físicas y/o psíquicas (personalidad, temperamento, carácter). [Personalidad, temperamento y carácter]

*Tipos de descripción de personas:
Prosopografía: descripción de rasgos físicos.
Etopeya: descripción de rasgos psíquicos (personalidad).
Retrato: descripción rasgos físicos + personalidad.
Autorretrato: descripción de uno mismo.
Caricatura: exageración de rasgos físicos o de carácter, con fin cómico o burlesco.

Añadimos en este apartado la descripción que en el poema épico La Araucana hace Alonso de Ercilla de los araucanos o mapuches.
Son de gestos robustos, desbarbados,
bien formados los cuerpos y crecidos,
espaldas grandes, pechos levantados,
recios miembros, de nervios bien fornidos;
ágiles, desenvueltos, alentados,
animosos, valientes, atrevidos,
duros en el trabajo, y sufridores
de fríos mortales, hambres y calores.
[Descripción de los araucanos. Canto I]

—AUTORRETRATO*
Autobiografía, José Agustín Goytisolo
Autorretrato, Francisco Villaespesa
Autorretrato (¡Qué lástima!), León Felipe –pobreza
Autorretrato, Nicanor Parra
El tonto de Rafael (Autorretrato burlesco), Rafael Alberti
Nota biográfica (Autobiografía), Gloria Fuertes –Lectura AQUÍ
Retrato, Manuel Machado
Retrato, Antonio Machado [y AQUÍ. Análisis AQUÍ]
Retrato del arcipreste [Autorretrato físico], Juan Ruiz Arcipreste de Hita

*El autorretrato psicológico exige el conocimiento de uno mismo. Lo que nos hace pensar en el clásico aforismo «Conócete a ti mismo» [Wiki], inscrito en el templo de Apolo en Delfos y atribuido a alguno de los Siete Sabios de Grecia.

Ni un seductor Mañara ni un Bradomín he sido
—ya conocéis mi torpe aliño indumentario—;
mas recibí la flecha que me asignó Cupido
y amé cuanto ellas pueden tener de hospitalario.
A. MACHADO, Retrato

Retrato, Antonio Machado

–PERSONAJES (reales y ficticios)
A Cintia ausente, Propercioamor, soledad 
A Colón, Rubén Darío
A Dido oyendo a Eneas, Juan de Arguijo –historia
A don Francisco Giner de los Ríos, Antonio Machado [An. AQUÍ] –Lectura AQUÍ
A Don Quijote (À Don Quichotte), Paul Verlaine+
A Francisca de Castro, cómica y cantoraDiego de Torres Villarroel
A Julio César mirando la cabeza de Pompeyo, Juan de Arguijo –historia
A Lesbia (Vivamos, Lesbia mía...), Catulo –amor [y AQUÍ]
A Paco Umbral, Joaquín Sabina [y AQUÍ]
A Roosevelt, Rubén Darío++ [Análisis AQUÍ] –política y poder
A Teresa de Jesús, José María Gabriel y Galán
Al Rey Óscar, Rubén Darío++ –patria: España [Análisis AQUÍ]
Al triunfo de Judit, Lope de Vega [Una ecfrasis...] –Lectura AQUÍ
Al túmulo del rey Felipe II en Sevilla, Miguel de Cervantes historia
Annabel Lee, Edgar Alan Poe [Wiki] –amor (más allá de la muerte), muerte
Antígona, Gabriela Mistral
Blas, el bobo, Miguel de Unamuno –Lectura AQUÍ
Bolívar, toma mi canto, Enriqueta Arvelo Larriva++
Cantemos al Señor, que en la llanura, Fernando de Herrera++ –historia
Caupolicán, Rubén Darío* [Análisis AQUÍ] –historia
Ceniciento Mussolini, Miguel Hernández++ –guerra [Batalla de Guadalajara]
Churruca, Elena Casas –mar, navegación [Cosme Damián Churruca]
Cosas del Cid, Rubén Darío++ –Lectura AQUÍ 
Cyrano en España, Rubén Darío –soldado-poeta [Wiki]
Don Juan (Don Juan), Lord Byron [Wiki]
Doncel de Sigüenza, Rafael Alberti –historia [Martín Vázquez de Arce]
El Bosco, Rafael Alberti –arte, humor. Lectura AQUÍ
–Lectura AQUÍ
El gaucho Martín Fierro, José Hernández** [Wiki. Comentario AQUÍ]
El GolemJorge Luis Borges –mitología
El infante (O infante), Fernando Pessoa*** –historia, mar. Canción AQUÍ
El Pelayo, Alonso López Pinciano+++ –historia [Don Pelayo]
El Pelayo, José de Espronceda+++ historia
Eróstrato, William Ospina**** –historia [y AQUÍ]
Evangelina (Evangeline), Henry Wadsworth Longfellow [Wiki. Crítica AQUÍ]
Faltar pudo su patria al grande Osuna (Soneto), Francisco de Quevedo
Felipe IV, Manuel Machado –historia [Análisis AQUÍFelipe IV]
Francesca, Ezra Pound 
Gertrude of Wyoming, Thomas Campbell [Wiki. Comentarios AQUÍ]
Giacomo Casanova..., Antonio Colinas
Kubla Khan, Samuel Taylor Coleridge++++ [Wiki]
historia, sueño. Lectura AQUÍ
La canción de Hiawatha (The Song of Hiawatha), Henry Wadsworth Longfellow
[Wiki] –Lectura AQUÍ
La dama de Shalott (The Lady of Shalott), Alfred Tennyson
La hondura de lo humano (Semblanza-elegía de G. Marañón), Luis Rosales
Laura (de «El José de las mujeres»), Calderón de la Barca [El José de las mujeres]
Lautaro, José Santos Chocano [Lautaro]
Lear King en los claustros, José Hierro –amor
Los tres Reyes Magos, Rubén Darío –religión, Navidad
Manfredo (Manfred), Lord Byron+++++ –culpa, remordimiento [Wiki. Res. AQUÍ]
/Manfredo: un poema dramático (Manfred: A dramatic poem)/
María Soliña, Celso Emilio Ferreiro –historia, leyenda [Wiki]
Oda a Francisco de Salinas (Oda III), Fray Luis de León –música
Oda a Salvador Dalí, Federico García Lorca [Análisis AQUÍ]
Odisea, Homero++++++ historia, mitología [Wiki]
¡Oh capitán! ¡Mi capitán! (O Captain! My Captain!), Walt Whitman++
[“captain”: metáfora de Abraham Lincoln] 
Oración por Marilyn Monroe, Ernesto Cardenal –cine. Lectura AQUÍ
Ozymandias, Percy Bysshe Shelley***** –historiapoder político
Para M.M., Lizardo Cruzado –cine
Peter GrimesGeorge Crabbe –mar, soledad (rechazo social), suicidio
Recuerdo de Manuel Tuñón, Raúl González Tuñón
Romance de doña Alda, Anónimo –historia
Sócrates y Alcibíades, Friedrich Hölderlin
Soneto a Casandra, Pierre Ronsard****** –amor [+ otros poemas AQUÍ]
Susana y los viejos, Jorge Guillén –historia, Biblia [Historia de Susana]
Tamerlán (1336-1405), Jorge Luis Borges******* –historia
Testamento de D. Quijote [Romance burlesco], Francisco de Quevedo+
Tríptico heroico (I. Caupolicán, II. Cuacthemoc, III. Ollanta), José Santos Chocano
Vencidos, León Felipe –Don Quijote+ [Análisis AQUÍ]
Yuri Gagarin, Nicanor Parra********

+Don Quijote ha sido fuente de inspiración de escritores, y por supuesto de poetas. [A la luz del Quijote]
En la vaina de mi espada
mando que llevado sea
mi cuerpo, que es ataúd
capaz para su flaqueza.
QUEVEDO, Testamento de D. Quijote

¡Oh, don Quijote, viejo paladín, gran bohemio,
en vano la muchedumbre absurda y vil se ríe de ti:
tu muerte fue un martirio y tu vida un poema,
y los molinos de viento se retorcían, oh soberano mío!
P. VERLAINE, A Don Quijote 

¡Ora por nosotros, señor de los tristes
que de fuerza alientas y de ensueños vistes,
coronado de áureo yelmo de ilusión!
¡que nadie ha podido vencer todavía,
por la adarga al brazo, toda fantasía,
y la lanza en ristre, toda corazón!
R. DARÍO, Letanía de nuestro señor Don Quijote
–Lectura AQUÍ

++Poemas sobre políticos, gobernantes y militares, con diferentes intenciones. «A Roosevelt», de Darío, es una poética advertencia al presidente estadounidense Theodore Roosevelt. «Al Rey Nuestro Señor», de Hernando de Acuña, es un soneto dedicado a Carlos V, siendo su verso más conocido, y el que le dio fama al poeta: Un Monarca, un Imperio y una Espada. «Al rey Óscar», también de Darío, es un canto de agradecimiento al rey Óscar II de Suecia y Noruega. «Bolívar, toma mi canto», de Enriqueta Arvelo Larriva, es un reconocimiento del libertador Simón Bolívar, figura esencial de la emancipación hispanoamericana. «Cantemos al señor, que en la llanura», de Fernando de Herrera, es una canción en alabanza de la divina majestad por la victoria del señor don Juan (de Austria, en la batalla de Lepanto). «Ceniciento Mussolini», de Miguel Hernández, es un airado poema contra el dictador Benito Mussolini. «Cosas del Cid», de Darío, trata sobre el héroe medieval Rodrigo Díaz de Vivar. «Churruca», Elena Casas, es un elogio del marino Cosme Damián Churruca, héroe de la Batalla de Trafalgar. «¡Oh capitán! ¡Mi capitán!», de Walt Whitman, es una elegía por el asesinato del presidente Abraham Lincoln, incluida en Hojas de hierba. [v. arriba]
–Otros poemas relacionados («Ozymandias» –Ramsés II–, «Tamerlán», etc.), se comentan de modo independiente.

+++El godo Pelayo, vencedor de los árabes en la batalla de Covadonga (718), se convirtió para los españoles en el pri­mer héroe de la Reconquista, y como tal fue celebrado no sólo en crónicas y romances, sino también en extensos poemas como El Pelayo (1605) de Alonso López Pinciano [también en El Pelayo de Espronceda, obra esbozada] y en numerosos dramas, siendo los más conocidos El último godo, de Lope de Vega, La restauración de España, de Luis Vélez de Guevara, y El restaurador de As­turias, de Juan Bautista Diamante. 

++++Poema soñado por Coleridge, bajo influjo del opio, tras leer una biografía del Gran Kan del Imperio mongol Kublai Kan (1215-1294): quinto y último gran kan del imperio mongol y primer emperador de china de la dinastía Yuan (lo conoció Marco Polo). Jorge Luis Borges en su ensayo El sueño de Coleridge, definió este poema como «cincuenta y tantos versos rimados e irregulares, de prosodia exquisita».

+++++Dice Juan Valera en un ensayo sobre una traducción de Manfredo [drama de armario] por José Alcalá Galiano: «De todos los poemas de Byron, tal vez el más raro sea el Manfredo. (...) Manfredo es un señor que vive en un castillo de los Alpes, en medio de las nieves y de los ventisqueros, que aborrece y desprecia a todo ser viviente, y que para buscar una sociedad más aristocrática y digna de él se ha entregado a la magia, y conversa familiarmente con los poderes sobrenaturales (...) Manfredo, además de su desesperación vaga, tiene un motivo más concreto y determinado de dolor. (...) Manfredo ha muerto a alguien... [no se acierta bien a distinguir quién] (...) Manfredo es el poema más subjetivo y más metafísico que se ha escrito jamás. Hay momentos en que todo el drama no parece sino una pesadilla, una fantasmagoría sublime que pasa en el fondo del alma. (...) No hay para Manfredo más infierno que su alma misma. Manfredo es el Prometeo subjetivo de la desesperación». [Manfredo en traducción de J. Alcalá Galiano]

++++++Además de Odiseo, personaje principal de la Odisea, aparecen otros personajes, históricos y mitológicos: «Personajes de la Odisea». También cabe señalar los de la otra gran epopeya de Homero, la Ilíada: «Personajes de la Ilíada».

*Poema descriptivo que ensalza la fortaleza de Caupolicán, toqui (líder militar) mapuche que lideró la resistencia de su pueblo contra los conquistadores españoles que llegaron al actual Chile en el siglo XVI; fue la Guerra de Arauco, que inspiró La Araucana a Alonso de Ercilla, y la descripción que hizo éste de Caupolicán («hombro poderoso, fuerte cuerpo tan nervoso»), sin duda inspiró a Rubén Darío.
Es algo formidable que vio la vieja raza:
robusto tronco de árbol al hombro de un campeón
salvaje y aguerrido, cuya fornida maza
blandiera el brazo de Hércules, o el brazo de Sansón.
Por casco sus cabellos, su pecho por coraza,
pudiera tal guerrero, de Arauco en la región,
lancero de los bosques, Nemrod que todo caza,
desjarretar un toro, o estrangular un león.
R. DARÍO, Caupolicán
–Lectura AQUÍ

Con un desdén y muestra confiada,
asiendo el tronco duro y nudoso,
como si fuera vara delicada,
se lo pone en el hombro poderoso:
la gente enmudecía maravillada
de ver el fuerte cuerpo tan nervoso.
La color a Lincoya se le muda 
poniendo en su victoria mucha duda.
A. DE ERCILLA, La Araucana
[Canto II. Sobre Caupolicán]

Y aquí otra octava La Araucana de Ercilla en la que habla Caupolicán:
Yo soy Caupolicán, que el hado mío
por tierra derrocó mi fundamento,
y quien del araucano señorío
tiene el mando absoluto y regimiento;
la paz está en mi mano y albedrío
y el hacer y afirmar cualquier asiento,
pues tengo por mi cargo y providencia
toda la tierra en freno y obediencia.

—Caupolicán sucedió a Lautaro. v. poema «Lautaro» de José Santos Chocano; y del mismo poeta, «Tríptico heroico», donde además de a Caupolicán, retrata a Cuacthemoc (último emperador azteca) y Ollanta (guerrero inca).

**Martín Fierro es un poema narrativo, referencia del género gauchesco y considerado por Leopoldo Lugones «el libro nacional de los argentinos». Temática: valentía, lucha, supervivencia, sociedad, injusticia, libertad. El protagonista concluye que es mejor vivir entre salvajes que con ‘civilizados’. Personajes: Martín Fierro, Sargento Cruz, Viejo Vizcacha... Martín Fierro es un gaucho (Wiki; discutida etimología) de la pampa argentina, extensa llanura. [Enlaces a estos «versos sapienciales» AQUÍ –Partes I y II–, AQUÍ y AQUÍ]
Aquí me pongo a cantar
al compás de la vigüela,
que el hombre que lo desvela
una pena estrordinaria,
como la ave solitaria
con el cantar se consuela.
El gaucho Martín Fierro
Lectura AQUÍ (1: Aquí me pongo a cantar),
AQUÍ (32: Un padre que da consejos)

***Poema sobre Enrique el Navegante, infante de Portugal, perteneciente a Mensaje (Mensagem), único libro de poemas portugueses que Pessoa publicó en vida. Dividido en tres partes, pertenece a la segunda, Mar portugués (Mar português), que ensalza las grandes navegaciones y los descubrimientos portugueses, así como a sus héroes. [Ver también AQUÍ]

****Eróstrato: pastor de Éfeso convertido en incendiario, responsable de la destrucción del templo de Artemisa en Éfeso, una de las siete maravillas del mundo antiguo, en 356 a. C. Su único fin, según confesó, era lograr fama.
La piedra es Artemisa. Yo no soy más que un hombre, 
condenado a saltar en ceniza al silencio, 
pero aquí estoy, desnudo, midiendo el poderío 
de esta ordenada injuria que los hombres veneran.
W. OSPINA, Eróstrato

*****Ozymandias es Ramsés II el Grande, faraón de Egipto. Se trata de un soneto cuyo tema central es la decadencia de los mandatarios poderosos y de sus imperios.

******Del poemario Los amores de Casandra, que Pierre Ronsard dedicó a Casandra Salviati, noble florentina a la que conoció en el castillo de Blois, cuando ella tenía unos catorce años y él veinte.

*******Sobre el conquistador turco-mongol Tamerlán (1336-1405), fundador del imperio timúrida y considerado a sí mismo heredero de Gengis Kan (fundador del primer imperio mongol), escribió Edgar Allan Poe Tamerlán y otros poemas.
Y yo soy Tamerlán. Rijo el Poniente
y el Oriente de oro, y sin embargo…
J. L. BORGES, Tamerlán (1336-1405)
–Lectura AQUÍ

********Yuri Gagarin, cosmonauta soviético y primer hombre en viajar al espacio exterior.

[Sigue abajo: Poetas/Escritores.]

In Xanadu did Kubla Khan
A stately pleasure-dome decree:
Where Alph, the sacred river, ran
Through caverns measureless to man...
S. T. COLERIDGE, Kublai Khan

Kubla Khan, Samuel Taylor Coleridge

Y ningún ángel en su bóveda celeste,
ningún demonio debajo del océano,
podrá jamás separar mi alma
de mi hermosa Annabel Lee.
E. A. POE, Annabel Lee

Annabel Lee, Edgar Allan Poe

¡Oh, Capitán, mi Capitán! Nuestro azaroso viaje ha terminado;
El barco capeó los temporales, el premio que buscamos se ha ganado...
W. WHITMAN, ¡Oh, Capitán, mi Capitán! 
–Lectura AQUÍ 

–Este poema es uno de lo citados en la película 

O Captain! My Captain!, Walt Whitman

¡Oh, Salvador Dalí, de voz aceitunada!
No elogio tu imperfecto pincel adolescente
ni tu color que ronda la color de tu tiempo,
pero alabo tus ansias de eterno limitado.
F. GARCÍA LORCA, Oda a Salvador Dalí

...de nuevo en su mirar, donde un día vimos
la hondura de lo humano.
L. ROSALES, La hondura de lo humano (G. Marañón)

POETAS / ESCRITORES
A don Miguel de Unamuno, Antonio Machado
A Espronceda, Enrique Gil y Carrasco
A Eugenio d'Ors, Antonio Machado
A Federico García Lorca, Miguel de Unamuno
A Juan Ramón Jiménez (Los jardines del poeta), Antonio Machado+ –jardines
A Julio Castro, Antonio Machado –mar [Análisis AQUÍ]
A la muerte de Rubén Darío, Antonio Machado++ –muerte, mitología
A Luis de Camoens, Jorge Luis Borges
A Rosalía, Manuel Curros Enríquez
Adonais (Adonais), Percy Bysshe Shelley* [Wiki] [Fragmento]
(Elegía a la muerte de John Keats)
Al maestro Rubén Darío, Antonio Machado++
Baltasar Gracián, Jorge Luis Borges
Borges, Ida Vitale
César Vallejo, Leopoldo Panero –elegía
Edgar Allan Poe, Jorge Luis Borges 
El naufragio de Simónides, Félix María de Samaniego**
Elogio a Góngora (Aquel que tiene de escribir la llave), Miguel de Cervantes+++ 
[De El viaje al Parnaso. Ampliado en Centro  Virtual Cervantes]
Encuentro con Ezra Pound, Antonio Colinas 
Garcilaso, que al bien siempre aspiraste (Soneto CXXIX), Juan Boscán*** –muerte
Garcilaso y Boscán, siendo llegados (Soneto III), Cristóbal de Castillejo –poetas
Góngora, Jorge Luis Borges 
Góngora, Luis Cernuda [Análisis AQUÍ]
Juan Latino, Diego Jiménez de Enciso [Wiki]
Lope. La noche. Marta, José Hierro [Análisis AQUÍ] –amor. Lectura AQUÍ
Novalis, Antonio Colinas
Oda a Hölderlin, Hermann Hesse
Oda a Walt Whitman, Federico García Lorca –Lectura AQUÍ. Canción AQUÍ
Oliverio Girondo, Pablo Neruda
Oración por Antonio Machado, Rubén Darío –Lectura AQUÍ
Pío Baroja, Antonio Machado
Ramón Pérez de Ayala, Antonio Machado
Salutación elegíaca a Rosalía de Castro, Federico García Lorca****
Si Garcilaso volviera, Rafael Alberti [y AQUÍ]
Verlaine y Cezánne, Vladimir Maiakovski

+Por la continua referencia a los jardines en la obra de Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado considera a este poeta como jardinero. [v. poema homónimo.]
El poeta es jardinero. En sus jardines 
corre sutil la brisa 
con livianos acordes de violines, 
llanto de ruiseñores, 
ecos de voz lejana y clara risa 
de jóvenes amantes habladores.

++Dos poemas de Antonio Machado dedicados a Rubén Darío: uno en el que lo ensalza como maestro y otro en el que se duele de su muerte.
Si era toda en tu verso la armonía del mundo, 
¿dónde fuiste, Darío, la armonía a buscar? 
Jardinero de Hesperia, ruiseñor de los mares, 
corazón asombrado de la música astral...

+++Cervantes le otorga a Góngora la llave de la poesía.
...aquel que tiene de escribir la llave 
con gracia y agudeza en tanto extremo, 
que su igual en el orbe no se sabe, 
es don Luis de Góngora, a quien temo 
agraviar en mis cortas alabanzas, 
aunque las suba al grado más supremo.

*Adonais es el nombre elegido por Shelley para homenajear a Keats, como él uno de los grandes poetas románticos ingleses, en este poema a su memoria.
Murió Adonais y por su muerte lloro. 
(...) murió Adonais, y en tanto que el futuro
a olvidar al pasado no se atreva,
perdurarán su fama y su destino
como una luz y un eco eternamente.

**Simónides de Ceos, poeta lírico griego, creador de la mnemotecnia.
***Poema a la muerte de Garcilaso de su gran amigo Juan Boscán.
****Tras su primer viaje a Santiago, y visitar la tumba de Rosalía de Castro en el convento de Santo Domingo de Bonaval, Federico García Lorca escribió este poema.
Desde las entrañas de la Andalucía,
mojados con sangre de mi corazón,
te mando a Galicia, dulce Rosalía,
claveles atados con rayos de sol.

Do mar pola orela
mireina pasar,
na frente unha estrela,
no bico un cantar.
C. ENRÍQUEZ, A Rosalía

Salutación elegíaca a Rosalía de Castro, Federico García Lorca
Canción por Amancio Prada

Ver también personajes en: