jueves, 31 de diciembre de 2020

Adiós doble veinte

Fuente


Fin de curso, fin de etapa, fin de algo... ¡Fin de año! Es el final de un año pandémico o coronavírico, un año que se ha calificado de «extraño», tal vez un annus horribilis. ¡ADIÓS 2020!  Y con el deseo de dicha para todos...

¡FELIZ AÑO NUEVO! ¡FELIZ 2021!

..., hoy me suelto poéticamente con unas apropiadas cuartetas. 


ADIÓS DOBLE VEINTE

Un año para el recuerdo,
un año para el olvido.

I
El año se nos acaba,
2020 se termina.
—¿Una década iniciaba?
—¡No: la cierra! —el sabio opina.

Lo peor y lo mejor
en cada uno difiere;
será mayor o menor
la cuantía que nos hiere.

Más o menos nos afectan
las circunstancias vividas;
si algo grave te detectan,
esa fecha no la olvidas.

Pero volvamos de nuevo
al año que ya es muy viejo...
(En lo malo me renuevo,
de lo bueno no me quejo.)

II
Con la nueva enfermedad
fue creciendo la inquietud
y asomó la gran verdad:

En el 2019
irrumpió el coronavirus;
aunque en desierto no llueve,
llovió en el mundo este virus.

Medidas de prevención
se indicaron por pandemia,
sin importar condición
en la mundial epidemia.

Nuevas rutinas hicieron
cambiar formas de vivir;
mascarillas se impusieron
como prendas de vestir. 

III 
Con fiebre, tos y disnea,
sospechamos la COVID;
en algunos hay diarrea
o no huele su nariz.

Por pruebas ya confirmados,
los casos fueron creciendo;
cada vez más ingresados
y mucha gente muriendo.

Mientras el miedo crecía,
y entre la poca alegría,
al final nos confinaban.

Aparte del tratamiento,
la esperanza es la vacuna.
(En ello mi pensamiento
va a un futuro que nos una.)

lunes, 28 de diciembre de 2020

Esperando a los alienígenas


En un día inocente se me ha ocurrido un poema burlesco basado en otro famoso, sobre la caída del Imperio Romano... y los males sociales.

ESPERANDO A LOS ALIENÍGENAS

¿Y qué va a ser de nosotros ahora sin bárbaros?
Esa gente, al fin y al cabo, era una solución. 
CONSTANTINO CAVAFIS, Esperando a los bárbaros

—¿Qué esperamos en esta enorme plaza?
Que lleguen nuestros salvadores alienígenas.

—¿Por qué los gobernantes no gobiernan?
¿Por qué los ciudadanos no trabajan?
Porque hoy llegan los alienígenas,
que habrán de legislar como los dioses mandan.
Es el final de los estúpidos legisladores.

—¿Por qué no duerme nuestro presidente?
¿Es su propia inutilidad la que le preocupa
o un milagro inminente el que lo inquieta?
Espera la llegada de los alienígenas,
igual que los demás. Y él más que ninguno,
porque es el anfitrión terrícola que le dará
la bienvenida a aquel homólogo que los lidera.

—¿Por qué nuestros ministros, más que nunca,
están engalanados y —ellas y ellas— muestran 
una actitud amable, que no viéramos,
y en sus ojos un brillo extrañamente ilusionante 
y en sus labios una sonrisa no fingida 
y en sus manos un ansia de generosa acogida.
Porque hoy llegan los alienígenas 
y desean causarles una sublime impresión.

—¿Por qué no acuden los habituales oradores
con sus discursos demagógicos?
Porque van a llegar los alienígenas 
y podrían dejarlos ¡ay! en evidencia.

—¿Por qué hay ahora tanta confusión
en esa gente que veía esperanzada?
¿Por qué las calles y las plazas se vacían
y todos se retiran con los rostros apenados?
Porque se ha puesto el sol y no llegaron.
Trajo alguien la noticia que los ha desengañado: 
«¡Los alienígenas no existen!».

¿Y qué podemos esperar sin alienígenas?
Ellos eran la solución a nuestros males.


Cerca de las estrellas – Los Pekenikes

domingo, 27 de diciembre de 2020

Tópicos literarios


Los tópicos literarios están presentes en toda la historia de la literatura, de cualquier país y cualquier época. Ubi sunt, carpe diem, beatus ille… ¿Qué son los tópicos literarios? Los tópicos literarios son ideas, conceptos, contenidos que se van repitiendo (con pequeñas variaciones) a largo de la historia de la literatura. La mayoría de ellos, proviene de la tradición grecolatina y de la Biblia.  
En Divinas palabras
Seguid leyendo el texto al que dirige el enlace y hallaréis, con su explicación, de los tópicos literarios referidos y de otros: amor post mortem, aurea mediocritas, comtemptu mundi, locus amoenus, memento mori, ne quid nimis, omnia mors aequat, tempus fugit, theatrum mundi, ubi sunt, vanitas vanitatis, et omnia vanitas, vera amicitia… Literarios, bellos, poéticos tópicos.

Toda la narrativa –y toda la poesía– gira en torno a tres temas universales, con sus variantes: la vida, la muerte y el amor...


Los tópicos literarios

jueves, 24 de diciembre de 2020

Con los mejores deseos


En este tiempo de Navidad, cuando renacen los mejores deseos, se llena el aire de mensajes de amor y paz. Nos olvidamos de todo lo malo y se llenan nuestros corazones de bondad. Es tiempo de villancicos. Es tiempo de alegría. Sobre todo para los niños. Y pensando en los pequeños he concebido esta canción, de ahí su título. Pero como aun de adultos no dejamos de ser niños, en el buen sentido, se la brindo a todos los lectores del blog con mis mayores deseos de amor y paz. (Perdonad los defectos de interpretación y las deficiencias de sonido.) ¡Felicidades!

Bo Nadal Feliz Navidad Merry Christmas Joyeux Noël 
Froehliche Weihnachten Buon Natale Boas Festas


CANCIÓN INFANTIL


El aire te acaricia mientras silbas al pasar.
El agua se apacigua cuando escucha tu cantar.
La tierra se contenta 
con los gestos de tu amor.
La vida te bendice con su luz y su color.

No quiero ver tristeza dentro de tu corazón.
Son lágrimas alegres las que vierte mi canción.
El mundo te sonríe si lo miras con bondad.
Dichosos los que amando solo desean la paz.

(Canción. 4 dic. 2020)

martes, 22 de diciembre de 2020

El mar y la navegación


Fuimos quedando solos
el Mar el barco y nosotros
MANUEL ANTONIO, Solos

Sobre el mar y la navegación hay varias entradas en este blog a las que se puede acceder por la etiqueta "navegación" (incluyendo el apartado "Música y navegación"). Ahora traemos aforismos sobre este mundo de agua y barcos, una selección de poemas relacionados y diccionarios marítimos (con enlaces a textos), finalizando con el mar en la pintura. Un mundo que nos atrae de una manera especial y en el que se ambienta nuestra novela EL TERCER OFICIAL.

AFORISMOS SOBRE EL MAR Y LA NAVEGACIÓN
  • El mar es simplemente la encarnación de una existencia sobrenatural y maravillosa. (Julio Verne)
  • El mar no tiene caminos, el mar no tiene explicaciones. (Alessandro Baricco)
  • La mayor virtud de un buen marinero es una saludable incertidumbre. (Joseph Conrad)
Refranes marineros [la mayoría en wiki.lamarencalma]
  • A barco nuevo, capitán viejo.
  • A bordo no hay más cuerda que la del reloj.
  • A golpe de mar, pecho sereno. A mucho viento, poca vela.
  • A piloto diestro, no hay mar siniestro.
  • A tal patrón, tal marinero.
  • A velas partidas, sálvenos Dios y Santa María.
  • Cada palo que aguante su vela. Crecen los días, crecen las tormentas.
  • Cuando el barco se hunde, las ratas huyen.
  • Donde hay patrón, no manda marinero.
  • El capitán verdadero, embarca el primero y desembarca el postrero.
  • En calma de mar no creas, por sereno que lo veas.
  • En poca agua, poco se navega.
  • Gaviota a tierra volando, marinero velas rizando.
  • Gaviotas en tierra anuncian temporal fuera.
  • [variante gallega: Gaivotas á terra, mariñeiros á merda.]
  • Horizonte claro con cielo nublado, buen tiempo declarado.
  • Lo que sea de la mar, todo es azar.
  • No existe hombre de mar que no se pueda ahogar.
  • Norte oscuro, temporal seguro.
  • Nudo hagas que deshagas.
  • Quéjase en vano de la mar quien no se cansa de navegar.
  • Quien anda por la mar, aprende a rezar.
  • San Telmo en la arboladura, mal tiempo augura.
  • Si quieres pasar la mar, no te canses de arrizar.
  • Si sales a navegar no te canse el preparar.
  • Si vas con norte a la mar, ropa de agua has de llevar.
  • Si viene lluvia y después viento, arría todo o métete adentro.
  • Viento con niebla, amor de puta.
  • Viento sur que por la tarde entra, por la mañana más tormenta.
Fragata

—Marinero soy de amor
y en su piélago profundo
navego sin esperanza
de llegar a puerto alguno.
CERVANTES

POEMAS SOBRE EL MAR Y LA NAVEGACIÓN [Poemas del mar]
Amarrado al duro banco (El forzado), Luis de Góngora
Brisa marina (Brise marine), Stéphane Mallarmé –desilusión amorosa
Canción del pirata (Que es mi barco mi tesoro), José de Espronceda
El célebre océano, Vicente Huidobro
El corsario (The Corsair), Lord Byron [Parte: "La canción del corsario"]
El hombre y la mar (L'homme et la mer), Charles Baudelaire
Fiebre del mar (Sea Fever), John Masefield
Frente al mar, Alfonsina Storni
Junto al mar (By the Sea), Christina Rossetti
La barca, Heinrich Heine –Lectura AQUÍ
La roca de Inchcape (Inchcape Rock), Robert Southey –poema descriptivo
Los tres pescadores (The Three Fishers), Charles Kingsley
Marina, Rubén Darío
Marino, Vicente Huidobro [Análisis AQUÍ]
Marinero soy de amor, Miguel de Cervantes
Monumento al mar, Vicente Huidobro
Océano Nox, Victor Hugo [biling. AQUÍ y comentario AQUÍ]
Os cóbados no barandal, Manuel Antonio*
Paquebot, Vicente Huidobro
Romance del conde Arnaldos, Anónimo –Lectura AQUÍ y AQUÍ
Sueño del marinero, Rafael Alberti
Sos (Solos), Manuel Antonio*
Un cementerio que mira al mar, Alfonsina Storni 

*Poemario DE CATRO A CATRO (en gallego)

Amarrado al duro banco
de una galera turquesca...,
GÓNGORA, Amarrado al duro banco
–Lectura AQUÍ

It is an ancient Mariner,
And he stoppeth one of three.
'By thy long grey beard and glittering eye, 
Now wherefore stopp'st thou me?...'
S. COLERIDGE, The Rime of the Anciente Mariner
–Lectura AQUÍ

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi Dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria la mar.​
ESPRONCEDA, Canción del pirata

Canción del pirata, José de Espronceda

¡Hombre libre, siempre amarás el mar!
El mar es tu espejo; contemplas tu alma
en el desarrollo infinito de su oleaje,
y tu espíritu no es un abismo menos amargo.
BAUDELAIRE, El hombre y la mar
–Lectura AQUÍ

Ce toit tranquille, où marchent des colombes,
Entre les pins palpite, entre les tombes;
Midi le juste y compose de feux 
La mer, la mer, toujours recommencée...
P. VALÉRY, El cementerio marino
–Lectura AQUÍ [Trad.]

El mar decía a sus olas
Hijas mías volved pronto
V. HUIDOBRO, El célebre océano
–Lectura AQUÍ

Barco: partes del casco

Diccionarios marítimos: mar y navegación (náutica)
Barco de pesca

Apéndice. Sobre seguridad a bordo. Discusión: baranda / barandilla
Real Decreto 1216/1997, de 18 de julio, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en el trabajo a bordo de los buques de pesca.
Anexo I. 11. 1 y 3. 1. Los pasillos, troncos, partes exteriores de las casetas y, en general, todas las vías de circulación, deberán estar equipados con barandas, barandillas, andariveles o cualquier otro medio de garantizar la seguridad de la tripulación durante sus actividades a bordo. Deberán instalarse barandas o dispositivos similares de protección de altura adecuada para evitar las caídas.

El mar en la pintura



Secuencia de "El mundo en sus manos" (The World In His Arms)
y su principal tema musical de Frank Skinner

sábado, 19 de diciembre de 2020

El tercer oficial


No hay nada más seductor y esclavizante que la vida humana en el mar.
Joseph Conrad

Acabamos de editar nuestra tercera novela: EL TERCER OFICIAL, una de las tres narraciones largas que, como ya quedó dicho, dormían en el cajón del olvido. Es la tercera editada, pero la primera concebida, la primera escrita, una novela de aventuras y temática marina que habíamos anticipado al hablar de la segunda

Esta narración novelesca, desarrollada a partir de un relato corto, fue perfilada entre diciembre de 2000 y marzo de 2002, pero recibió numerosos retoques y añadidos en años posteriores, en busca de una continua mejora a la que ya dimos fin. Ahora, esta novela de aprendizaje y aventuras, dirigida en principio al público joven, ve la luz, esperanzado el autor de que agrade a los lectores de toda edad.

EL TERCER OFICIAL es una obra de larga elaboración, como las dos anteriores (EL ÚLTIMO NOCTURNO, LA ENCRUCIJADA DEL GALENO), pero más centrada en el entretenimiento que puede proporcionar el desarrollo vital de un individuo en un trayecto aventurero, sin descuidar los conflictos más íntimos del ser humano.

Y esta es nuestra descripción:

Nicolás Saraiva, oficial de la Marina Mercante, realiza su primer viaje como mando, con el principal cometido de transporte de mercancías y con el encargo familiar de encontrar en el Nuevo Mundo a su tío abuelo, que un día se marchó de su aldea natal sin decir nada. Deja atrás una infancia calamitosa, el luctuoso día de la muerte de su padre, años difíciles de superación y un provechoso paso por la Escuela de Náutica de Vizana, su ciudad natal. Embarcado en el Suevia como tercer oficial, Saraiva va madurando a bordo, influido por otros tripulantes, sobre todo por el capitán del barco. Indaga en cada arribada el posible paradero del «tío Moncho», sin perder nunca la esperanza de hallarlo algún día. Se suscitan situaciones emocionantes y surgen peligros, a bordo y en tierra, pero no faltan los momentos de distensión y de placer. El redescubrimiento del amor allende el mar y los conflictos interiores del protagonista son claves. En definitiva, una apasionante aventura marinera en la que asistimos al viaje iniciático de un marino singular.

*** 

Y para sonorizar nuestra narración, "Una barca sobre el océano" de Ravel...

viernes, 18 de diciembre de 2020

El impreciso rumbo anticovid

Rosa de los vientos

En tiempos de pandemia coronavírica, en el final de un año enturbiado por la COVID-19, leemos el artículo "Expertos que ni atienden pacientes ni ponen vacunas", por Luis Palomo. Un título llamativo que no oculta su reproche. Y de este escrito, o análisis crítico, extraemos algunas conclusiones, que por su brevedad pueden decir poco a la mayoría, pero dicen mucho a los profesionales sanitarios que se enfrentan al problema cada día y con gran riesgo.

–Menosprecio de la Atención Primaria 

–Protocolos mal definidos 

–Deficiente información de las autoridades sanitarias 

–Mascarillas discutibles en espacios abiertos 

–PCR sin uso correcto 

–Test rápidos controvertidos 

–Vacuna anticovid en el aire

Podrá mostrarse acuerdo o desacuerdo, total o parcial, con el artículo. En cualquier caso, añadiríamos algo concerniente a la seguridad laboral: 

–Racaneo con el material de protección

Nos referimos a mascarillas filtrantes, guantes de nitrilo, etc. Quieren ahorrar por un lado y dilapidan por otro. Sin hablar ya de la presión asistencial desmedida ni de los males que martirizan a la Atención Primaria desde mucho antes de la pandemia.

Hora es de encauzar la gestión hacia objetivos que prioricen la seguridad de los recursos humanos (muy envejecidos, por cierto), pues su bienestar habrá de redundar en la seguridad y la salud de los pacientes.

Y un deseo final contemplando la preciada rosa de los vientos:

¡Que los tiempos nos sean propicios y lleguemos finalmente a buen puerto!

***

Enlazo un interesante vídeo de la ponencia de una médico general salvadoreña:
Experiencia Médica para el Tratamiento y Cuidado de Pacientes Contagiados por COVID-19

Y como complemento a esta entrada«tormentosa», música y poesía propicias... 


Stormy Weather (Tiempo tormentoso), versión instrumental

Una muy buena versión vocal:

...se desvanece el grito:
desembocamos al silencio
en donde los silencios enmudecen.
O. PAZ, Silencio

En el mes de julio, el poema Silencio de Octavio Paz fue leído en honor a los fallecidos por COVID-19 en el Palacio Real de Madrid.

Silencio, Octavio Paz
[Voz de José Sacristán]

jueves, 17 de diciembre de 2020

Muerte acuática


MUERTE ACUÁTICA

A la memoria de mi abuelo materno


Flotaba como un tronco carcomido
en las aguas de un lago perezoso,
sintiendo el no sentir que anuncia negra marcha.

Sus ojos no atendían. En su boca
se intuía el clamor del abandono.
En la muda quietud, sus manos renunciaban.

Se fue ahogando, poco a poco,
en océano atroz de hidropesía,
mientras a la inocencia más dulce viajaba.

Inmenso como un sol que se desinfla,
dejó su luz en el recuerdo. Adiós… 
Viejo niño a la espera de otra alegre alborada.


"Elegía" de la Suite nº 3 de Tchaikovsky

martes, 15 de diciembre de 2020

Juramento hipocrático

Fuente: Wikipedia
 

El juramento hipocrático es el código de ética médica que acatamos los médicos por principio y en honor al padre de la medicina, Hipócrates. Obliga a asumir normas de comportamiento que exigen respeto, honradez, generosidad, entrega y discreción. Y hemos tratado de trasladar su esencia al lenguaje poético.


JURAMENTO HIPOCRÁTICO


Jurando por Apolo y por el gran Asclepio,
por Higía y Panacea, y bajo lo sagrado,
inicia el padre Hipócrates su eterno juramento.

Fluyendo como un río las palabras del sabio
—que nada garantizan—, éticamente obligan
a médicos que callan o afirman con sus labios.

Nos hablan de respeto, nos hablan de justicia,
nos hablan de enseñanza, nos hablan de honradez.
Maleficencia niegan, beneficencia indican.

Exigen a doctores bondad y sensatez.
Centrados en su oficio, sin armas seductoras,
profesional secreto han de guardar también.

Asume su castigo quien quebranta las normas.
Y si el que jura cumple con los principios éticos,
acepta gratamente los premios y la gloria.
En fin… El compromiso se centra en el enfermo.


NOTA. Sobre el juramento hipocrático y los personajes mitológicos relacionados con la Medicina ver: Sobre Mitología y Medicina.


Ancient Greek Music - The Lyre of Classical Antiquity

domingo, 13 de diciembre de 2020

Años ochenta


La década de 1980 podrán recordarla quienes la vivieron con un sabor más dulce o más agrio, según las particulares vivencias. En Hispania fue una época de cambios, en una democracia nueva, de libertades y fiestas, pero también de confusión. Y hemos intentado un acercamiento a ese tiempo en este romance.


ROMANCE DE LOS AÑOS OCHENTA


Los 80 nos dejaron
señales a ritmo techno,
de guerras y de esperanza
pugnando entre los recuerdos.
El amor y el nuevo Síndrome
confrontaron goce y miedo.
Muro caído dio aliento…
Época de la Movida
y de libertad sin freno;
por ignorancia atrevida
muchos jóvenes murieron...
Años que por diversión
pueden surgir en un sueño,
por el paro y la violencia
al olvido los relego.
.....................................
Comenzaba en la atención
primaria un nuevo modelo.
Hoy en tránsito seguimos...
¡Gusto agridulce en el tiempo!


Por la cara – Mecano

viernes, 11 de diciembre de 2020

Resiliencia: dolor inevitable, sufrimiento opcional

Resiliencia: el dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional  

Por Boris Cyrulnik, neuropsiquiatra

Resiliencia: capacidad humana para enfrentar, sobreponerse y ser fortalecido o transformado por experiencias de adversidad. Grotberg, 2001

CUESTIONES Y LOCALIZACIÓN EN VÍDEO

00:00 Aprender a amar: socializarse.

01:15 Resiliencia. Definición: iniciar un nuevo desarrollo después de un trauma. Condiciones que la permiten: la segurización, la recuperación, las relaciones y la cultura. Persona resiliente: según construcción de personalidad y entorno.

03:03 Niño resiliente: seguridad, entorno seguro (madre segura transmite seguridad al hijo). Factores negativos: violencia conyugal y precariedad social.

05:30 Segurizar: crear apego familiar, vínculo; da tranquilidad, evita angustia.

07:20 Ralentizar. Vivimos en la “cultura del sprint”; bebés estadounidenses tienen cada vez más ansiedad. Europa la sufre, excepto países del norte (Finlandia es un buen ejemplo). Ralentizar y divertirse, para aprender el “arte de vivir".

11:17 Resiliencia en edad adulta. La resiliencia está en marcha toda la vida, pero los primeros años son muy importantes. Si sufrimos un trauma no debemos aislamos, porque se agrava el sufrimiento: hay que hablar con gente de confianza.

13:19 Traumas. Imposible hacer un baremo. Todo puede ser traumático: una mudanza, una mala palabra… Si antes del suceso uno ha sido vulnerabilizado (debilitado); por mínimo que sea puede dañar.

16:15 Trauma y representación del trauma. Si estamos bien rodeados, si tenemos apoyo (afectivo) y reflexionamos, sufrimos en lo real, pero pronto dejamos de sufrir en la representación de lo real. Pero si nos quedamos solos, solo pensamos en la desgracia, agravamos el sufrimiento y nos abocamos a la depresión.

17:28 Historia personal: Auschwitz. Necesidad de comprender lo que ha pasado.

21:47 Factores del niño resiliente. El factor genético existe, pero no dice casi nada de la condición humana, afecta poco. Lo demás es afectivo y cultural.

22:54 Trauma o aislamiento afectivo. Vivir un trauma o una situación de aislamiento afectivo puede afectar al desarrollo neurológico del niño.

25:43 Artistas que han sufrido situaciones difíciles (pintores, cineastas, escritores). La vida es apasionante y difícil; no se puede suprimir la tragedia de la condición humana. Todas las producciones artísticas están hechas para superar la tragedia. El arte juega un papel muy importante en el proceso de resiliencia. La carencia invita a la creatividad; un niño aislado tendrá el cerebro dañado y no será creativo, pero un niño demasiado protegido tampoco lo será.

30:56 Altruismo y resiliencia. Mecanismos de defensa psicológico: cuando sufrimos una tragedia estamos a la defensiva, pero cuando superamos un trauma, a menudo nace un deseo altruista, la necesidad de ayudar a otros, porque sabemos lo que es el sufrimiento. Ejemplo de niños-soldado del Congo: todos querían ser periodistas o médicos (para contar lo que pasaba y proteger a otros del dolor). El 50% de enfermeros y psicólogos tienen depresión por agotamiento profesional; cuando te centras demasiado en el otro, acabas por descuidarte tú; por eso hay que hacer algo más: apuntarse a un coro, a un equipo de fútbol…

34:28 Empatía. La empatía es la capacidad de descentralizarse uno mismo para representar el mundo de otro. Los niños privados de afectos o con aislamiento sensorial se balancean, se vuelven grises, se hieren, se dan cabezazos contra la pared, se mutilan en la adolescencia agreden a sí mismo. Si no hay alteridad [capacidad de ser otro], uno mismo es su única alteridad. No hay altruismo porque no hay empatía. Hay pedagogía de la empatía; si creamos un entorno seguro para el niño, acabará por interesarse por el otro.

36:26 Cómo trabajar la empatía. Tocar un instrumento o cantar, hacer deporte, el arte... Los niños que tocan un instrumento, o cantan, estimulan el lóbulo temporal izquierdo, que trabaja el lenguaje; esos niños hablan mejor y antes; también socializan con más facilidad, porque tienen más confianza con los demás, y tienen buen rendimiento escolar. Con el deporte ocurre algo parecido. Pero en Occidente padecemos enfermedades derivadas del sedentarismo, porque hemos descuidado nuestro cuerpo. También el dibujo, el teatro y el cine son excelentes para desarrollar la empatía. Una película adecuada puede hacer comprender otras creencias y culturas. Los cuentos enseñan a los niños a expresarse y la moraleja que entrañan les ayuda a pensar como pequeños filósofos. El arte y el deporte forman parte de la condición educativa, desarrollan la empatía.

40:51 Dolor y sufrimiento. "El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional". Una frase magnífica. Todos los mamíferos sienten el dolor igual (vía: punto lesionado-médula espinal-base cerebral-córtex), pero no el sufrimiento. Si ha tenido una infancia segura, sufrirá mucho menos; sino sentirá el dolor de forma amplificada, exacerbada, sin sentido. Además, podemos transformar el dolor en obra de arte; la mayoría de obras de arte son confesiones autobiográficas.

43:39 Gente que sufre. Hay guerras, conflictos políticos, migraciones y mujeres embarazadas que sufren. Mujeres embarazadas con síndrome de estrés postraumático: hijos con mal funcionamiento cerebral; estando solas pueden desarrollar graves deficiencias neurológicas, arropadas desarrollan proceso de resiliencia. El estrés forma parte de la vida y se supera; pero si es intenso y prolongado, el exceso de cortisol y catecolaminas [adrenalina en particular], sustancias del estrés, terminan dañando las células cerebrales.

48:50 Ralentizar. Como en países del norte: desarrollar actividades deportivas y artísticas para reforzar los vínculos que desarrollan la familiaridad. Hay que hacer frente a las adversidades, trabajar, estresarse por un examen. No hemos de tener miedo, hemos de tener confianza. Hay que combatir los efectos de la angustia provocados por la cultura tecnológica; la tecnología combatió el miedo de la Edad Media y el que conocíamos hasta los años cincuenta, pero ha tenido como efecto secundario el desarrollo de la angustia.

***
En resumen, hay palabras claves que nos llevan a la resiliencia, a superar la adversidad y salir fortalecidos: seguridad, afectividad, confianza, alteridad, ralentizar... Por supuesto apoyándose en hechos. Y lo mejor para ayudar a los hijos o a otras personas es predicar con el ejemplo. Ya lo dijo Einstein:
Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás, es la única manera.

Y, por cierto, frente al aforismo atribuido a Buda, se nos viene abajo otro de Thomas Jefferson: "El arte de la vida es el arte de evitar el dolor". 

Enlaces
Resiliencia [Revista Psicopedagogia]


Como ejemplo de resiliencia, valga una mítica escena de Lo que el viento se llevó...