sábado, 10 de agosto de 2013

Pensamientos en torno a la muerte


Parafraseando a Epicuro, de nada vale atormentarse con la muerte, pues el temor de morir hace más daño que ella misma. Pero ¿quién puede substraerse de la inquietud que significa el fin de la existencia, con todo el significado que uno quiera darle en función de principios o creencias?, aunque uno piense que son los demás los que se mueren. Con fría crueldad, sentencia el refrán que “el muerto al hoyo y el vivo al bollo”, anunciando el futuro olvido (aunque acaso entonces se hable mejor de quienes estuvieron vivos: “¡Qué diferente lenguaje es el de las ausencias!”, B. Gracián dixit) y alentando a vivir la vida presente, pero filósofos, pensadores y poetas han ahondado en su significado, buscando respuestas o consuelo. Veamos una docena de pensamientos en torno a la muerte, una pequeña antología que me parece significativa. Y no nos olvidemos de vivir...

File:Death of Marat by David.jpg
La muerte de Marat, de Jacques-Louis David (1793)

  • La muerte es una quimera: porque mientras yo existo, no existe la muerte; y cuando existe la muerte, ya no existo yo. (Epicuro de Samos)
  • La muerte es una vida vivida. La vida es una muerte que viene. (J.L. Borges)
  • La muerte sólo tiene importancia en la medida en que nos hace reflexionar sobre el valor de la vida. (A. Malraux)
  • La muerte es el remedio de todos los males; pero no debemos echar mano de éste hasta última hora. (Molière)
  • La fuente de todas las miserias para el hombre no es la muerte, sino el miedo a la muerte. (Epicteto de Frigia)
  • La muerte de los jóvenes es un naufragio, la de los viejos un arribo a puerto. (Plutarco)
  • La muerte no llega más que una vez, pero se hace sentir en todos los momentos de la vida. (J. de la Bruyère)
  • Con el dolor de la muerte se jerarquizan las cosas. (D. Fernández Magdaleno)
  • ¿Miedo a la muerte? Uno debe temerle a la vida, no a la muerte. (M. Dietrich)
  • Lo más incomprensible de los humanos es que sabiéndose mortales vivan como si no lo fueran. (“Mahabharata”)
  • Incierto es el lugar en donde la muerte te espera; espérela, pues, en todo lugar. (Séneca)
  • La vida de los muertos perdura en la memoria de los vivos. (Cicerón)
***

Y para "sonorizar" esta entrada, dos bellos lieder sobre la muerte...

Der Tod und das Mädchen (La muerte y la doncella), lied de Franz Schubert
Brigitte Fassbaender,mezzo-soprano, y Graham Johnson, piano
(Texto en alemán y expañol AQUÍ)



Im Abendrot (En el ocaso), de Cuatro últimas canciones de Richard Strauss
por Rennee Fleming, soprano
(vídeo con subtítulos en español)

2 comentarios:

  1. Dos semanas ingresado en el H.U. Joan XXlll de Tarragona, por causa de una caída con golpe en la cabeza y riesgo de hemorragia craneal - he sido consciente en todo momento, salvo el tiempo de sueño - me han hecho percatarme de que la muerte no ha estado en primera línea de mi pensamiento, no.

    Lo que he visto y oído es a un grupo de personas sin gobierno médico competente intentando salir adelante cada jornada con su propia base técnica.

    Y he sentido mucha pena, casi angustia, por ellos. No es posible tener la responsabilidad de la vida de los ingresados en la mano sin nadie que responda a preguntas.

    Eso lo he visto vivir... y yo lo he vivido.

    Ayer salí de alta tras haber presentado en dos ocasiones cada día mis preguntas de casi profano ante ¿mis dos doctores? y sin haber recibido respuesta concreta alguna.

    Mucha sonrisa, mucho "denos paciencia y tiempo", pero eso, lo han agotado. Y a mí, del todo.

    Me han cambiado TODO mi tratamiento cardilógico y la semana que viene me espera repetir todas las visitas a MIS médicos, esta vez, si , a MIS MÉDICOS, mi orgullo, quienes SI responden sin tapujos y, seguro estoy, de que reanudarán mis tratamientos.

    De verdad, una pena. Y más verdad es que sólo hay un nombre que ha sido capaz de grabarse en mi cabeza. Los demás, no lo han conseguido. Simplemente, por no haberlo merecido.

    He escrito, si, y trascribiré a mi blog algunos análisis no insultantes. Muy pocos. Los calificativos son ... lamentables.

    Y no me los he callado. Los han podido oir de mi voz, siempre con educación, pero con mucha, mucha lástima.

    No es fácil hacerlo tan mal. (A mi juicio)

    ResponderEliminar
  2. Pertinente testimonio el tuyo, amigo Martin. Pone de manifiesto el eterno problema de la (mala) comunicación médica, a la que tanto nos hemos referido en este blog. En medicina de nada vale la técnica sin los principios del intercambio comunicacional médico-enfermo, en el que tanto valor tiene la transferencia emocional. Dejo enlaces a dos entradas que en cierto modo resumen la esencia de este apartado humanístico. Gracias por tu interesante aporte.

    Comunicación o entrevista clínica
    http://medymel.blogspot.com.es/2009/02/relacion-medico-paciente-comunicacion-o.html

    Las “4C” de la buena comunicación médica
    http://medymel.blogspot.com.es/2013/12/las-4c-de-la-buena-comunicacion-medica.html

    ResponderEliminar