viernes, 29 de noviembre de 2013

No médicos, sí buen vino

Cabeleireira para idosos e acamados


Ojeando un periódico portugués, llamó mi atención la noticia sobre una peluquera (cabeleireira) de 83 años de edad que seguía en activo. Llevaba 70 años trabajando, o sea, desde los 13, y en sus declaraciones se apreciaba una buena dosis de humor. Mi sorpresa mayor -o mirándolo bien, no tanto- fue la respuesta que le dio al periodista cuando le preguntaron por el secreto de su longevidad:
"El secreto está en no ir a médicos y beber vino tinto... del bueno."
Supongo que el no querer ver a los médicos es consecuencia de los excesos de algunos galenos, causantes de desconfianza. Y no sé qué vino acostumbra a beber la simpática peluquera portuguesa, si Vinho Verde, Douro o Alenjetano, pero es incuestionable que el humor es una buena medicina.

El elixir de la juventud
(Resveratrol: efectos y controversia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada