viernes, 25 de julio de 2014

Médico de cabecera y aspiraciones legítimas




Algunas aspiraciones legítimas del médico general/de cabecera/de familia:

Prestigio. En Hispania la medicina de familia está desprestigiada, contrariamente a lo que sucede en otros países.

Autonomía. Aspiración a una práctica independiente. No hay confianza en la Administración.

Remuneración. Aspiración legítima a una mejora económica.

Transcender la clínica. Entusiasmo en otras cuestiones, de salud pública, antropológica, sociológica, humanística en general.

Recuperación de responsabilidades. Hay dejación de funciones promovida por la reforma: atención a niños y ginecológica, incluso medicina del trabajo. Pediatra y Ginecólogo debieran actuar como consultores.

Huir de modas. Un ejemplo es el modelo americano de las enfermedades crónicas (Chronic Care Model). Otro el de la historia clínica electrónica.

Médico humano y científico. Búsqueda de una figura próxima al paciente, fiable, flexible, capaz de abordar todos los problemas del paciente. Un verdadero médico de la comunidad. No tecnificado ni orientado al diagnóstico, no alejados de la vida real, como torres de marfil a modo de la medicina hospitalaria. Un médico integral, que justifique su importante labor y evite la desaparición de la figura del médico de cabecera.

De entrevista a Juan Gérvas.


Diálogos con Juan Gérvas (1ª parte)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada