viernes, 7 de agosto de 2015

Reivindicando mejoras en atención primaria



La creciente complejidad –o mejor, complicación– de la prestación de la atención y resolución de problemas en la atención sanitaria, ha ido creando un descontento creciente entre los profesionales de la medicina. 

Con este preámbulo, se envió un escrito consensuado por médicos de atención primaria 
de mi área, de todos sus centros de salud, a la dirección de la que dependen, exponiendo los principales y más acuciantes problemas (los mismos o parecidos a los de cualquier otra área de salud) en busca de solución. Pero, como es habitual, se ha dado la callada por respuesta. No se pedía nada raro, no se demandaba ninguna medida extraordinaria, no se quería conseguir lo utópico. La única pretensión era facilitar los procedimientos clínicos, agilizar las tramitaciones, simplificar las aplicaciones informáticas, evitar multiplicidades y repeticiones de actos administrativos y, de alguna manera, minimizar  la confusión existente. Es decir, se reivindicaban mejoras (¡una cuestión de calidad!) ante el progresivo empeoramiento de la actividad diaria; en algunos casos, haciendo cumplir lo ya establecido. Juzgue el lector si no eran razonables los planteamientos que a continuación se enumeran. He de señalar, no obstante, que me he permitido ciertas correcciones o modificaciones del texto que me han parecido oportunas (clarificadoras), abreviaciones en algunos párrafos (para no cansar) y unos pocos añadidos como aportación personal (entre corchetes o expresamente especificados). Veamos pues la problemática existente y las medidas propuestas para solucionarla.

Cupos de pacientes
Relación con Atención Especializada
Prescripción médica
Burocracia médica
Consulta telefónica
Situaciones críticas
Transporte sanitario

1) Cupos de pacientes 
  • Evitar cupos excesivos: no más de 1200 pacientes por médico de familia. 
  • Gestión de agendas con posibilidad de tener citas de 10 minutos por consulta, incluyendo sobredemandas y urgencias.

2) Relación con Servicios de Atención Especializada
  • Interconsultas. Debieran hacerse sin  excepción a través del sistema GPE (Gestión Electrónica de Procesos). Y realizarlas directamente los especialistas que consideren necesario la opinión de otros.
  • Telemedicina. Este tipo de interconsulta debe agilizar la resolución de problemas y evitar desplazamientos inútiles a pacientes, pero no ser una barrera. [Y si especialista considera innecesaria una consulta presencial ha de comunicárselo directamente al paciente, no delegar la respuesta en médico de familia.]
  • Pruebas complementarias. Deben ser valoradas por profesional que las indica. Y las preoperatorias han de ser solicitadas desde el servicio hospitalario correspondiente.
  • Revisiones. Consultas de revisión tienen que ser gestionadas por servicio especializado que las genera.  
  • Memorándum. Imprescindible su elaboración, dada la variedad existente de especificaciones, protocolos y modelos de formularios para la relación con especialistas. 
3) Prescripción médica
  • Prescripción de especialista. Introducción en programa informático por parte del especialista prescriptor, sin delegar en MAP. 
  • Cambios código de fármacos. Debieran realizarse automáticamente, para que no haya necesidad de re-prescribir. 
  • Temporalidad de recetas. Suprimir limitación temporal (3 meses) en razón de precio de medicamentos. 
  • [Prescripción por principio activo. Tener esta posibilidad tan funcional de modo general, incluyendo absorbentes y otros productos sanitarios.]


4) Burocracia médica
  • Informes y formularios. Unificación de modelos de informe de dependencia, minusvalía, etc., ahora tan diversos y fastidiosos.
  • Partes de confirmación. Instamos a su desaparición [En realidad previsto para bajas laborales cortas en Nueva Regulación de IT: RD 625/2014; para largas, PC con variabilidad de plazos. Pero permanece duda en gestión de IT: si hay que hacerla desde lugar en que se atiende o se encuentra el paciente, a menudo un hospital, lo cual parece lógico].
  • [Parte de lesiones electrónico. Simplificación del farragoso parte en vigor, concretándolo a lo que supone un informe médico y eliminado lo que es propio de un atestado policial.]
  • Ambulancias para transporte no urgente. Estando indicadas, debería cumplimentarse formularios en área administrativa. Y para consultas especializadas, tramitarlas en propios servicios hospitalarios.
[Desde aquí, todas son aportaciones personales]
5) Consulta telefónica
  • Delimitar su utilidad a lo que es viable telefónicamente: resolver una duda concreta o renovar recetas (por supuesto informando a usuarios). 
  • Preferiblemente agrupada en algún tramo, para evitar en lo posible cualquier interferencia.
6) Situaciones críticas (epidemias invernales, vacaciones, etc.)
  • Epidemias invernales. Disposición de medidas organizativas para evitar colapsos y complicaciones.
  • Ausencias. Cobertura de ausencias imprevistas en los momentos de disminución máxima de personal sanitario por descanso reglamentario.
7) Transporte sanitario
  • Organización de transporte para la movilización de sanitarios de centros de salud para atención urgente extrahospitalaria. Yendo más allá, vehículo oficial para toda atención domiciliaria distante.
  • Si en determinado momento el 061 no dispone de ambulancia, facilitará otro vehículo preferente (según indica la “Guía de movilización de recursos en urgencias extrahospitalarias”).
*** 
Es evidente que la atención primaria clama en el desierto, que no se la escucha, que los oídos gestores no son receptivos a su comedida voz (¡lástima que no haya una mayor unión profesional!). Por eso es preciso alzarla o redoblarla, insistiendo en estas y otras propuestas de mejora, sin duda necesarias, antes de arrojar la toalla.


The boxer - Simon & Garfunkel

2 comentarios:

  1. Todo antes que tirar la toalla, amigo José Manuel.
    Son soluciones reales y practicas que en algún momento se tendrán que poner, a la espera de la ansiada responsabilidad de los gestores políticos , mientras continúa todo el montaje parasitario montado en base a la explotación del medico y el maltrato también del paciente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, amigo Juan, perseverar hasta el final. Pero lejanos están los logros cuando nos dejamos manejar como títeres o cedemos ante el ninguneo gestor.

      Eliminar