miércoles, 19 de octubre de 2016

Una ventana abierta a la Sanidad de Suecia



La bitácora de un médico hispano emigrado a Suecia, por necesidad de un cambio (ante los recortes, la insatisfacción y el incierto futuro en Hispania), nos sirve hoy de inspiración. Nada como la voz de otros para ver más allá de lo cercano. Y como en un relevo voz a voz, me permito dar una relación antológica de sus entradas. Entradas que enlazo con títulos diferentes, pero todos y cada uno de ellos relacionados con sus contenidos. El doctor Ismael Maldonado, nos revela su experiencia en ese país escandinavo (en la tierra de Linneo, Alfred Nobel, Greta Garbo e Ingrid Bergman) y nos refiere el funcionamiento de su sistema sanitario, en el que parece primar la buena organización. Con una ordenación conveniente para mi propósito, trato de recoger las cuestiones que me parecen más relevantes por su diferenciación con lo que aquí acontece. Hay otras entradas interesantes, pero había que seleccionar. Y bajo cada introducción que enlazo, añado algunos párrafos significativos. Espero que nos sirva como conocimiento de otra realidad sanitaria, en la que también hay problemas burocráticos e informáticos, pero donde cuidan los detalles para que los profesionales se encuentren a gusto. En fin, para reflexionar aquí sobre la necesidad de cambios, con el sano propósito de mejorar. 

EL EJERCICIO PROFESIONAL 

En Suecia después de una reforma en los años 90, se permitió la creación de centros de salud privados. Así que los pacientes pueden elegir entre acudir a un centro público o privado. (…) La mayoría de los médicos son asalariados bien de una empresa privada o pública, aunque también los hay autónomos. 

Sala de cirugía con mesa quirúrgica, lámpara de quirófano, material quirúrgico y gafas lupa. Mesa de exploración ginecológica. Optotipos. Lámpara de hendidura. Rectoscopio. Aspirador y microscopio para los oídos. Silla y material de exploración otorrinolaringológica. HOLTER de tensión arterial… 

Rara vez se atiende a alguien sin cita y eso de "tengo que hablar con el médico hoy sin falta" no funciona. 

En el hospital tenemos un servicio geriátrico (MÄVA) con médicos a los que se puede contactar para que gestionen el ingreso. Está orientado para pacientes mayores con enfermedades agudas o crónicas o problemas psicosociales. 

Se invita a los trabajadores a proponer cosas en las que mejorar en conjunto. 

La preocupación por el estrés laboral  
De los 66 centros inspeccionados, 41 mostraban datos de estrés laboral en los que era necesario actuar de manera inmediata. 


LA SEGURIDAD DEL PACIENTE 

Me llamó la atención ver una señora de unos 60 años que llevaba un collarín cervical. Pregunté a un colega que era lo que le había pasado y para mi sorpresa me dijo que tenía vértigo crónico, ¿y qué toma para ello?, ¡nada!, me contestó. (…) Los fármacos que tanto usamos en España carecen de eficacia científica clara y su uso es cuestionado por muchos autores. 

Aquí las farmacias no sólo venden productos y asesoran a los clientes, sino que vigilan que el fármaco prescrito este indicado para el diagnóstico que tiene el paciente, que no interaccione con otros fármacos que toma y que la dosis que le ha aconsejado el médico sea la correcta. 

Asistir al médico cuesta 100 coronas suecas, sin embargo, volver a la consulta hasta una semana después de haber sido atendido por una infección del área otorrinolaringológica o de vías respiratorias sin que te haya prescrito el médico antibióticos es GRATIS. De esta manera, se le puede decir al paciente: “por el momento no precisa antibióticos, pero si sigue mal o empeora acuda de nuevo sin ningún costo para valorar otra vez si necesita antibióticos”. ¡Si es que cuando no nos toca el bolsillo las cosas se ven de manera diferente! ¿O no? 

Nunca pensé que el Tramadol pudiera enganchar tanto, la verdad. (…) La directora le dice que ningún médico le va a prescribir el Tramadol. Debe cambiarse de centro. (…) Mis compañeros me han dicho que no es el primer caso que se da, de ahí que prescriban el Tramadol con cautela. 

LA RELACIÓN MÉDICO-PACIENTE 

En Suecia enviar una carta a un paciente es algo rutinario y que forma parte de la comunicación médico-paciente. Se comunican las citas en consulta y los resultados de análisis o pruebas que no son relevantes. 

La casi absoluta falta de continuidad de cuidados como ya he dicho en varias ocasiones es lo peor del sistema sanitario sueco. 


LAS URGENCIAS 

Los servicios de urgencia (Jourcentral) abren cuando cierran los centros de salud, a las 17 h. Algunos funcionan hasta las 0 horas y otros hasta el día siguiente a las 8 h. Los fines de semana por ahora solo están abiertos de 9 a 16 h. (…) Llegada la hora de cerrar se avisa a la sala de espera y si quedan pacientes sin atender, son derivados al hospital de referencia. (…) De donde yo vengo (Gran Canaria) hay un médico casi por cada esquina de guardia y no se para de ver pacientes. 

Si hay una virtud que es realmente común por estas tierras es la paciencia. Los suecos son expertos en esperar pacientemente el turno, y como son poco dados a los conflictos, vayas donde vayas hay un turnomatic. (…) Hay que esperar varios días o incluso hasta semanas para ir al médico. Si vas a urgencias, entre la espera, las pruebas, la visita del médico, etc., el proceso es eterno. 

La necesidad de coger cita para todo 
Lo de la "visita sorpresa" no les va en absoluto y les incomoda. Pero es que para todo funcionan igual. (…) En el campo de la salud para todo hace falta una cita (hablar con el médico, una revisión, analíticas...), lógico en cierta medida. Pero con frecuencia se dan casos que "un español en España" no entendería. 

Aquí en Suecia no hay ambulancias medicalizadas (con mÉdico). Las ambulancias de emergencias llevan 2 enfermeras o una enfermera y un auxiliar. (…) Para optar a este tipo de trabajo se valora en primer lugar la experiencia de trabajo en urgencias o cuidados intensivos (…) y hay que superar pruebas. 

LA FORMACIÓN CONTINUADA 

He aprendido que le dan mucha importancia aquí a la formación continuada. Con la crisis en España la formación ha pasado a un quinto plano. 
*** 
Y esto es todo amigos. Son las opiniones de un médico de familia hispano sobre la atención primaria en el país de Pippi Långstrump, o Pipi Calzaslargas. Del modelo sanitario sueco unos alaban sus bondades, si bien se han levantado voces en contra de su privatización. Otros no podemos opinar sobre la atención sanitaria en Suecia con conocimiento de causa, por eso nos apoyamos en las vivencias ajenas, en este caso las del doctor Ismael Maldonado. Desearía entender el sueco. En cualquier caso, la música se siente en cualquier idioma… 

Canción de cumpleaños sueca 
La letra básicamente quiere decir es que vas a cumplir 100 años

4 comentarios:

  1. Muchas gracias por tu apoyo! Un excelente trabajo de síntesis!
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay de qué, querido Ismael. Tienes un blog fresco y ligero, en el mejor sentido, con grato sabor canario.
      Otro fuerte abrazo

      Eliminar
    2. Parece que el sistema tiene algunos puntos positivos y grandes aciertos organizativos evidentes, aunque también -como no podía ser menos en el país de Ikea- se observan graves deficiencias a nivel humano.

      Si pudiéramos escoger en España alguno de esos aspectos positivos para corregir lo peor de nuestro sistema sanitario, tal vez seria lo ideal.
      Sin duda lo mejor de nuestro sistema es la calidad humana y profesional de los profesionales sanitarios y mas singularmente de los médicos, y porque no decirlo, también de nuestro pueblo, aunque estemos manipulados por los políticos.

      Eliminar
    3. No sé exactamente, amigo Juan, pero lo ideal sería quizá un modelo que tomase lo mejor de cada cual y se concretase en otro mejorado. En una especie de sincretismo sanitario. En fin, soñar no cuesta nada.

      Eliminar