sábado, 29 de enero de 2011

Cadena económica desastrosa

Ya hemos reflexionado sobre la crisis económica, considerado sus causas determinantes, generales y particulares, y expuesto las propuestas de los expertos económicos. Y a tenor de la información mediática, la alarmante situación financiera –considerada en su conjunto– es consecuencia de una cadena económica desastrosa


(INICIO DE LA CRISIS DEL CRÉDITO Y DEL MERCADO INMOBILIARIO)

El banco central decide bajar la tasa de interés para dinamizar la economía----La banca concede créditos a bajo interés y aumenta la captación de clientes (empresas y personas consiguen préstamos ventajosos)----Los ciudadanos se endeudan en la compra de vivienda con precios al alza (subida especulativa), iniciándose un boom del mercado inmobiliario (“burbuja inmobiliaria”)----El mercado financiero ve negocio en el inmobiliario en alza, los inversores compran paquetes de hipotecas que a su vez venden a otros, y así sucesivamente (se producen movimientos especulativos)----Para aumentar el negocio se conceden hipotecas de alto riesgo (subprime)----Muchos compradores no pueden hacer frente a los intereses y otros dejan de pagar las hipotecas porque no les compensa (aumenta la morosidad)----Los inversores se quedan con inmuebles de incierto valor----No hay forma de vender, la oferta supera a la demanda y los precios de la vivienda caen----Acaba reventando la “burbuja inmobiliaria”----Caen en picado los indicadores bursátiles----La banca se queda sin liquidez y deja de conceder créditos (algunos bancos quiebran)----El sistema financiero se congela----

(CRISIS DEL CRÉDITO Y REPERCUSIÓN EN OTROS SECTORES)

----Las empresas no disponen de capital y la producción disminuye----Se despiden trabajadores y el paro aumenta----El Estado no recauda lo necesario y crece la deuda pública----La caja de la seguridad social se vacía----Las pensiones peligran y se congelan----Se recortan salarios de trabajadores públicos----Se procede al inicio de reformas: laboral y de pensiones----Se considera la privatización de servicios públicos----Disminuyen las inversiones estatales en servicios básicos (educación, sanidad) y hay menos recursos para investigación----La pobreza emerge y las donaciones son menores----Los servicios sociales se desbordan y empeora la situación económica de ONGs como Cáritas----Los conflictos laborales aumentan (y las incapacidades laborales derivadas) y la desgana medra----Los trastornos de ansiedad son epidemia y se eleva el consumo de psicofármacos (y el gasto farmacéutico)----Se intuyen accidentes, de tráfico y laborales, por causa medicamentosa----Los inversores se retraen----La economía en general se debilita----El Estado se erige en salvador de la banca y le da liquidez (a costa de los ciudadanos, con la excusa de ayudarlos con la concesión de créditos a las empresas).

¡Es el ciclo que no cesa! Con la particular versión hispana:
“La crisis internacional tiene una particular versión española, compartida con otros países como EE UU, Irlanda o Reino Unido: la explosión de la burbuja inmobiliaria, que en el caso español coincide con unas cifras de desempleo sin parangón en el mundo desarrollado.”

Veamos un video ilustrativo sobre el inicio de la crisis del crédito:

6 comentarios:

  1. Hola, Pepe, hacía tiempo que no me metía en tu blog. Vi aquel enlace que me mandaste de un sitio donde se ejercía una crítica literaria no servil. Me pareció interesante, gracias, aunque muy retardadas. Veo tu entrada sobre la crisis y quiero hacerte una pequeña puntualización acerca del caso español: creo que hay que conceder mucha importancia al factor corrupción política, en el que incluyo la connivencia entre políticos y banca. Los años de bonanza en España se han fundamentado en el crecimiento del sector inmobiliario, del que ha salido beneficiada la banca a través de unas suculentas hipotecas sobre vivendas de precio desorbitado. Ante esto, los gobiernos y los partidos no solo no han movido un dedo para frenar la especulación y el ascenso de los precios de la vivienda, sino que se lucraron con ello a través de la corrupción y lo impulsaron con conductas como las recalificaciones salvajes. En los últimos veinte o quizá treinta años, España ha ido convirtiéndose en una gran Marbella gracias a la ineptitud y corrupción de unos políticos que se beneficiaban con ello y, que, al llegar la crisis, no han vacilado en machacar a sectores de asalariados que nada tuvieron que ver con ese suceso para socorrer a sus amigos de la banca, que sí eran culpables y, además, se habían forrado. Por eso la crisis en España está siendo peor: muy dura en lo económico, política y de credibilidad del sistema. Perdona un comentario tan largo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Y además de todo lo que dices, Pablo, de corrupción política y de machacar a los asalariados, para colmo vemos la impotencia de un país (?) envejecido que, si no lo remediamos (no sé si cabría fichar tecnócratas foráneos en vez de futbolistas), seguirá envejeciendo a paso ligero. ¡Asistimos al retorno de jubilados y a la marcha de jóvenes! Hace unos meses vino una delegación de Noruega a Vigo (supongo que también a otras ciudades hispanas) a buscar jóvenes formados profesionalmente en centros que nosotros financiamos, los cuales no dudaron en aceptar sus tentadoras ofertas. Ahora tenemos el ofrecimiento de Alemania –que casi nos dobla en población con menos superficie territorial– para captar jóvenes hispanos cualificados, especialmente ingenieros.

    http://www.google.es/#sclient=psy&hl=es&q=alemania+ofrece+trabajo+a+jovenes+espa%C3%B1oles+cualificados&aq=f&aqi=&aql=&oq=&pbx=1&fp=5baae37ac716cf07

    El futuro de las pensiones podría ser aún más negro. ¡Patético!

    ResponderEliminar
  3. La cuestión, entre otras muchas, es que, coincidiendo prácticamente con el advenimiento de la democracia, el índice de natalidad en España ha ido decreciendo de forma constante hasta llegar a los preocupantes límites de hoy, sin que ningún gobierno ni partido se haya preocupado jamás de hacer políticas serias en favor de la natalidad; más aún, en asuntos como el de la tendencia de muchas empresas a despedir a las mujeres por quedarse embarazadas, todos han hecho vergonzosamente la vista gorda, porque, claro, ¡cómo vamos a tocar a las sacrosantas empresas! Y hasta tuvieron, en los últimos años, la desvergüenza de echar las campanas al vuelo por el relativo despegue de los índices que representaba la mayor natalidad entre los inmigrantes. Eso era coyuntural y no resolvía nada, y ellos lo saben, pero nuestros políticos de visión a cuatro años son incapaces de abordar nada que represente compromisos o posturas firmes ante sectores poderosos.

    ResponderEliminar
  4. Añadamos a esto la debilidad de un sistema económico que solo ha sido capaz de crear puestos de trabajo en sectores como la construcción o la hostelería. Contrariamente a los que otros piensan, yo creo que la hostelería siempre tendrá abiertos horizontes de futuro, porque nuestro país ofrece un buen producto turístico, pero lo de la construcción ha sido tremendo, un espejismo peor que la fiebre del oro, en el que se han forrado cuatro sinvergüenzas de la banca, la política y la especulación, ha dado para una borrachera de ganancias ficticias a algunos profesionales del sector que se creyeron los reyes del mambo y ha producido una tremenda agresión al territorio con la construcción de decenas de miles de viviendas que no se necesitaban. Y mientras tanto, los jóvenes cualificados que podrían aportar algo en sectores capaces de progresar, asqueados como mileuristas, en el mejor de los casos. Y ahora se los llevarán los alemanes: es toda una parábola del país que tenemos.

    ResponderEliminar
  5. Cierto, amigo Pablo, lo de la inversión de la pirámide poblacional o demográfica no se produjo de la noche a la mañana, se dejó ir y además se veía como un acercamiento a los países más desarrollados, no viendo –o no queriendo ver– el inicio de los cambios de éstos como fruto de sus políticas de natalidad. Y es que siempre vamos a rebufo de los demás, llegando tarde, mal y arrastro. La previsión y la planificación son conceptos extraños por estos lares.
    ¡Ah!, y me parece de chiste el deseo del ministro de trabajo de que los jóvenes cualificados que se vayan a Alemania lo hagan con fecha de retorno. ¡Ja, ja, ja…!

    http://www.google.es/#sclient=psy&hl=es&site=&source=hp&q=Trabajo+estudia+que+espa%C3%B1oles+cualificados+vayan+a+Alemania+pero+con+retorno&aq=f&aqi=&aql=&oq=&pbx=1&fp=ca725cf6f3d06212

    Pero ¿acaso no existe libre circulación de trabajadores en la UE? Apuesto a que va a haber un aumento del número de estudiantes de alemán en las escuelas de idiomas. Y me temo que va a producirse una escapada masiva de jóvenes altamente preparados. De modo que aquí nos quedarán incompetentes y subsidiados, hasta que la estructura del estado aguante. No quiero ser pesimista, pero…

    ResponderEliminar
  6. Acabo de leer lo del ministro de trabajo. De vergüenza. No sé si sabrás que mi hijo, que está a punto de terminar económicas, estuvo un año en Alemania con una Erasmus, y luego ha vuelto por allí. Tiene un buen nivel de alemán y ya andaba pensando, antes de todos estos culebrones, irse a trabajar allí, así que...

    ResponderEliminar