jueves, 12 de enero de 2012

Despropósitos en Atención Primaria

Leo la reflexión de otro médico sobre la pérdida de tiempo en las consultas de Atención Primaria (“El tiempo no es oro”), por estar obligado a hacer tareas inútiles (no productivas, ineficaces e ineficientes), como emisión de justificantes –por ausencia al trabajo– y volantes de revisión, porque lo que le importa al dirigente-gestor es que se hagan más cosas por unidad de tiempo, aunque no sirvan para nada. Y por encima teniendo que hacer visitas domiciliarias gratis.

Rueda que te rueda, yo me paro a contemplar mi estado y, aunque a mayor mal pudiera haber llegado, no me resisto a hacer mis puntualizaciones…

  • El caso es hacer aunque lo que se haga sea inútil, y por encima costoso. Se llega a primar por bajar la media del gasto por receta (productividad), lo que obliga a aumentar el número de recetas para conseguir el objetivo. ¡Ineficiencia total! Hay planteamientos de despacho esquizofrénicos.
  • Lo de los justificantes es un fracaso organizativo de la Atención Primaria; los piden hasta los acompañantes y el médico de familia se ve forzado a cubrirlos y firmarlos, lo que no sucede en el hospital (se emiten en el área administrativa). Esto más que kafkiano es estúpido.
  • Las visitas domiciliarias son más que gratis, pueden ser gravosas para el sanitario –médico o enfermero–, cuando pone sus medios (coche, moto, autobús, taxi), pues el impreciso complemento de desplazamiento hay quien lo entiende por la “penosidad” que supone; si fuese contemplado como ayuda para sufragar el vehículo o el combustible, debería entenderse como dieta, no declarable (así sucede en el ámbito político-gestor y sindical). Hora es, y más con tantos sacrificios que se nos piden (recortes), reclamar al menos este derecho.
  • No interesa reordenar, ni racionalizar, ni mucho menos aplicar el sentido común. Y nos toman el pelo porque nos lo dejamos tomar.
¡Ay!, cuánta pérdida de tiempo...

"Time", by Pink Floyd

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada